X
"Son medidas que no nos gustan", aclaró ante empresarios. Pidió "llevar alivio" y que todas "las fuerzas políticas den señales" para "proteger" a los argentinos.
Redacción 04/09/2019 13:01

El presidente Mauricio Macri ensayó un mea culpa y justificó el cepo cambiario ante los empresarios que asistieron a la Cuarta Jornada de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA), al señalar que el control de cambios "es una medida que no nos gusta" pero que el Gobierno puso en práctica para "cuidar el ahorro de la clase media".

"Nuestro foco es llevar alivio día a día, estabilizando el tipo de cambio para que no siga repercutiendo con más inflación y más pobreza", explicó durante su breve discurso en el Hotel Sheraton. "Son medidas que no nos gustan y que solo se justifican en la emergencia y durante un tiempo limitado, pero fueron diseñadas para ser lo menos invasivas posible y que no afecten a los ciudadanos de a pie, especialmente a los que perciben ingresos medios y bajos", completó.

 

 

Bajo esa lógica, agregó que con el paquete de medidas, que también incluye la obligación a las empresas exportadoras de liquidar sus dólares en un tiempo límite, el Gobierno buscó "cuidar el ahorro de la clase media" porque "siempre pone el hombro y siente que no es retribuida como se merece".

 

 

Además, Macri ensayó una autocrítica. "En estos años hemos cometido errores y dado pronósticos que no se cumplieron", blanqueó, a la vez que sostuvo que "va a haber tiempo para debatirlos durante la campaña". "Explicaremos nuestros aprendizajes y vamos a detallar nuestras propuestas para los próximos cuatro años", subrayó de modo de mostrar un atisbo de voluntad de dar vuelta el resultado de las PASO del 11 de agosto, en las que  el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, lo superó por más de 15 puntos.

 

 

Sobre su vínculo con el peronismo y los espacios opositores, el Presidente dijo estar "en permanente diálogo y contacto con los distintos representantes de los partidos que compiten en las elecciones de octubre". "La única manera de salir adelante es buscando la paz, sin querer exponernos unos a otros porque, en definitiva, los que salimos perdiendo somos todos los argentinos", remarcó.

Por otro lado, Macri destacó las medidas implementadas por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. Cuando lo nombró, hubo una ovación por parte de los empresarios presentes y el Presidente devolvió el elogio: "Gracias por el apoyo que ha tenido".

Tras repasar el conjunto de medidas, volvió a hacer hincapié en el cepo a la compra de moneda extranjera. "Con estas medidas estamos resguardando el esfuerzo de la clase media".  "En este marco de incertidumbre, una forma concreta para cuidar los ingresos y los ahorros es que todas las fuerzas políticas demos señales reales que reduzcan la imprevisibilidad", destacó Macri.