08|12|2022

Fernández rompió un corto silencio: "Argentina está en un default virtual"

30 de agosto de 2019

30 de agosto de 2019

En entrevista con The Wall Street Journal, afirmó que la crisis es "un deja vú de 2001" y volvió a ser duro con el FMI: Es "culpable", dijo.  Avisó que no le pedirá permiso para desarrollar su plan.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró este viernes, en una entrevista con el diario estadounidense The The Wall Street Journal, que la Argentina "está en un default virtual y escondido" y que la situación es "un deja vú de 2001".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Ahora no hay nadie tomando deuda argentina ni nadie que pueda pagarla", dijo el candidato tras la decisión del Gobierno de anunciar la extensión de los plazos de vencimiento de la deuda pública y después de mantener un corto silencio sobre este asunto. 

 

 

En la primera entrevista que brinda a un medio extranjero tras las primarias del 11 de agosto, Fernández, que este jueves había dicho que no tenía "nada que opinar" sobre el "reperfilamiento" de la deuda argentina dispuesto por el Gobierno, remarcó que el Fondo Monetario Internacional es "culpable de esta situación" y que cometió "un acto de complicidad con el gobierno de Mauricio Macri". "Fue la campaña de reelección más cara de la historia de la humanidad y le dieron dinero a un gastador compulsivo", agregó el candidato presidencial.

 

El diario estadounidense, uno de los más importantes del mundo en materia económica, calificó a Fernández como un "político veterano" y "pragmático" con "vínculos con un movimiento peronista que incluye sindicatos, grupos de extrema izquierda y gobernadores provinciales conservadores".

 

"Para nosotros, es sorprendente que el mundo crea que Macri es la solución", dijo el ex jefe de Gabinete, que afirmó que la forma de salir de la crisis es con "un plan para impulsar el consumo". "Y no le voy a pedir permiso al FMI para hacer eso", concluyó.