X

Gabinete Kicillof: intendentes piden pista y asoma un nombre para un área clave

Creen que el candidato necesita conocimiento territorial. Trazan un plan de trabajo en la Legislatura. Magario se distancia de Salvador y reclama lugares específicos. Una favorita para Seguridad.
Por 22/08/2019 16:39

Los intendentes del peronismo bonaerense empiezan a mirar el eventual gabinete de la provincia de Buenos Aires con Axel Kicillof a la cabeza y se imaginan ahí. En caso de victoria en las elecciones de octubre, los jefes comunales pedirán lugares en ministerios y secretarías, además buscarán dejar sin efecto la ley de Responsabilidad Fiscal Municipio-Provincia que sancionó Vidal por considerarla “asfixiante” para las arcas comunales. La compañera de fórmula, Verónica Magario, pedirá espacios y ya suena un nombre para la caliente cartera de Seguridad.

“El lugar de los intendentes durante el último gobierno peronista (mandato de Daniel Scioli) en la provincia de Buenos Aires fue prácticamente nulo, quienes ocupaban algún rol importante era porque conocían al gobernador”, le dijo un jefe comunal a Letra P. Este miércoles, Kicillof volvió a reunirse con intendentes y candidato de Todos. Fue el primer encuentro tras la victoria en las PASO. No se hizo referencia a los lugares en el esquema de Gobierno, pero los jefes comunales ya lo vienen dialogando entre sí.

El propio Kicillof le había dicho a Letra P que iba a “gobernar muy cerca de los intendentes”, porque “nada se puede hacer sin ellos”. Envalentonados por el batacazo en las Primarias, los jefes comunales se preparan para acelerar esas negociaciones. Pero el candidato baja las expectativas. "Hasta después del 27 de octubre no voy tomar ninguna definición respecto de la conformación del gabinete", le dijo este jueves a Letra P

 

 

La intendenta de La Matanza, Magario, ya avisó que en caso de ser vicegobernadora su rol será muy distinto al de quien hoy ocupa el cargo, Daniel Salvador. El radical no tuvo injerencia en lo que fue el armado del Gabinete de María Eugenia Vidal en 2015. El único representante del radicalismo en la mesa ministerial bonaerense es Jorge Elustondo, quien primero fue ministro de Producción, Ciencia y Tecnología y luego perdió poder cuando le dividieron la cartera. Después de eso no hubo mucho más para la UCR.

Magario disputará lugares de decisión. El peso electoral de La Matanza y los más de 480 mil votos que el distrito aportó a la fórmula que llevó a Kicillof al triunfo el 11A (el 10,4% de los votos de Todos partieron de ese municipio) son algunos de los factores que la intendenta –que cuenta con un grupo de aliados- pondrá sobre la mesa a la hora de negociar.

Así es que la intendenta de La Matanza apunta al área de Desarrollo Social, Educación y Salud. No hay nombres. Pero sí pistas. El ministerio de Economía será capitaneado por el kicillofismo; al menos es un área que los intendentes presumen que será timoneada por alguien del entorno del economista. “Él maneja un área que es sustancial para estos tiempos que es la económica”, analizó ante Letra P un intendente del interior bonaerense. Lo siguen acompañando los economistas Augusto Costa (ex secretario de Comercio), Juan Miguel Cuattromo (ex director del Banco Central) y Carlos Bianco (ex vicecanciller y uno de los jefes de campaña de AK).

Consultado por Letra P, otro jefe comunal –del conurbano- remarcó: “Quienes tuvimos que soportar el peso de la gestión de estos años de Macri y Vidal deberíamos tener la posibilidad de marcar algunos caminos”.

Como relató este medio, los intendentes del PJ primero miraron con algo de desdén las recorridas de Kicillof. Luego, con el correr de las semanas y los kilómetros que iba sumando el economista, el candidato empezó a subir en la valoración. A la par, las precandidaturas de Magario y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) no levantaban. Y cuando se conoció que Kicillof era el elegido pusieron toda su estructura al servicio de la fórmula de Todos.

Ahora, tras la victoria por 17 puntos en las PASO y un escenario más auspicioso para la elección general de octubre esperan ser tenidos en cuenta.

 

 

PLAN LEGISLATIVO. Otra discusión que darán los intendentes peronistas en caso de que Kicillof sea gobernador son los lugares de poder en la Legislatura. Una victoria de Todos le aseguraría a Magario controlar el Senado. En tanto que el sector de los intendentes que reporta a Insaurralde buscará pelear la presidencia de la Cámara de Diputados.

Además, en caso de victoria y mayor presencia en ambas cámaras, los intendentes del peronismo buscarán modificar la Ley de Responsabilidad Fiscal o presionarán para derogarla. Se trata de una ley impulsada Vidal que terminó aprobando a fines de 2017 en el combo del Presupuesto y endeudamiento para el período 2018. El acuerdo fiscal insta a los gobiernos locales a ajustar sus cuentas y achicar el gasto político como condición para ser asistidos financieramente y con obras, además de acompañarlos en la búsqueda de financiamiento externo.

Al momento de aprobarse, la ley contó con el respaldo de un sector del peronismo. Ahora, los intendentes imaginan que el texto quedará trunco o modificado si Kicillof es gobernador.

SEGURIDAD. Cuando Kicillof presentó en La Plata el libro “Radiografía de la provincia de Buenos Aires. Un territorio en disputa”, en la semana del cierre de campaña, la ministra de Seguridad durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, Cecilia Rodríguez, fue la encargada de exponer una mirada crítica sobre la política de seguridad de la provincia de Buenos Aires bajo la gestión Cambiemos y habló desde un terreno donde -al menos en campaña- el candidato de Todos no hizo fuertes pronunciamientos.

Rodríguez fue la voz. “Lo que nosotros quisimos aportar en el área de seguridad es lo que Axel, que es nuestro futuro gobernador, nos pidió para pensar políticas de seguridad, para pensar estadísticas; qué seguridad queremos, qué provincia queremos en términos de seguridad democrática”, inició su exposición Rodríguez con Kicillof sentado a su derecha.

La ex ministra, hoy funcionaria en el área de Seguridad en el municipio de Avellaneda, describió aquel día que los homicidios en ocasión de robo “aumentaron un 44%”, los delitos “contra la integridad sexual un 28% y del narcomenudeo, un 23%”, en el período del 2017 al 2018. Rodríguez desglosó también un detalle de la situación de los municipios y de la disparidad entre algunos de ellos. Por ejemplo, que en San Martín y Morón tienen un promedio de robos y hurtos superior a la media de la Provincia.

“Cuando uno puede tener la capacidad de reflexionar, pensamos acerca de qué policía queremos, cómo combatir, qué política de seguridad, a qué apuntar, cómo no criminalizar a los jóvenes que están en vulnerabilidad socio delictiva, que son cosas que nos pasan y mucho en nuestros barrios y nuestra provincia. Tenemos un montón de preguntas. Axel tiene respuestas para todo esto, quédense tranquilos”, esbozó Rodríguez. Hoy, Rodríguez es el apellido que más se repite para ocupar un área caliente e importante en la estructura de un virtual gobierno peronista en la provincia más poblada del país.