X
El ex gobernador firmó un comunicado en el que se reconoce dentro del frente alternativa. Evita mencionar a Urtubey y le pegó al macrismo y al peronismo por igual.
Por 23/07/2019 19:39

El ex gobernador y referente socialista Antonio Bonfatti se desligó del diputado “díscolo” y confió, a través de un comunicado, que todo el Partido Socialista marcha firme y parejo tras la candidatura presidencial de Roberto Lavagna.

“Desde el socialismo encontramos en la candidatura presidencial de Lavagna una posibilidad clara de aportar a la sociedad argentina su experiencia y capacidad, la cual ya fue demostrada en distintos momentos de la historia reciente de nuestro país”, reza el documento que lleva la firma de Bonfatti, la intendenta de Rosario Mónica Fein y casi una veintena de dirigentes del partido que aún gobierna Santa Fe.

 

 

De esta manera, el ex candidato a gobernador echó por tierra las especulaciones sobre su apoyo a la candidatura del ex ministro de Economía. De todos modos, el comunicado ni siquiera nombra al compañero de fórmula de Lavagna, el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, fruto de discordia para todo el arco progresista que lo considera casi en las antípodas de su ideario.

“Somos miembros de Consenso Federal porque en nuestras instancias de debate partidario coincidimos en construir una alternativa progresista, con sectores del radicalismo, del peronismo y de otras expresiones afines a esta idea, que se mantuvieran en la postura de no caer en una grieta que resulta falsa a la hora de enfrentar los problemas de la gran mayoría de los argentinos y argentinas y que no ofrece ninguna respuesta a los mismos”, explicaron Bonfatti, Fein y compañía.

Los dichos del diputado santafesino Eduardo Di Pollina habían generado un cataclismo dentro de las filas del socialismo, especialmente en Santa Fe. Este mismo martes le respondió el propio gobernador, Miguel Lifschitz, quien lo tildó de “socialista díscolo” y lo observó “incómodo” dentro de Consenso.

El documento del Partido Socialista pone de manifiesto, a la vez, el objetivo de conformar una tercera vía por fuera del macrismo y el peronismo, los que plantean “continuar con un angustiante presente de ajuste o volver a un pasado que no quiso, no supo o no pudo dar respuesta a los problemas que Argentina continúa soportando”.