X

El plan de Lammens para quedarse con el voto de Lousteau

Propone una campaña "horizontal", discurso centrado en la crisis y cuestionamientos al gobierno de Macri. Leves críticas a Larreta y la novedad: historias de vida de "golpeados por el ajuste".
Propone una campaña "horizontal", discurso centrado en la crisis y cuestionamientos al gobierno de Macri. Leves críticas a Larreta y la novedad: historias de vida de "golpeados por el ajuste".
Por 15/07/2019 17:35

El Frente de Todos de la Ciudad de Buenos Aires apunta a una campaña local direccionada: el plan del equipo del precandidato a jefe de Gobierno, Matías Lammens, tiene como aspecto central salir a la caza de una porción de los votos que cosechó Martín Lousteau en 2017, cuando enfrentó a Horacio Rodríguez Larreta y al PRO. Bajo esa lógica, se plantea una campaña "horizontal", sin grandes demostraciones de fuerza, ni convocatoria.

No habrá actos masivos, tampoco movilizaciones. Lammens saldrá a pescar en las costas a las que el kirchnerismo nunca pudo llegar, ese votante porteño que es esquivo al PRO pero que tampoco comulga con el “Vamos a volver”. A su electorado duro le dará lo que busca: vítores a Cristina Fernández de Kirchner, una polarización extrema contra el macrismo y alguna que otra plaza o reunión en algún punto de la Ciudad.

 

 

Todo ese esquema de proselitismo se cristalizó el viernes por la tarde, durante una reunión a puertas cerradas que congregó al kirchnerismo y al peronismo porteño. Fue en un centro cultural del barrio de Chacarita. Hablaron Lammens y el primer precandidato a senador nacional por la Ciudad, el camporista Mariano Recalde. El presidente de San Lorenzo agradeció la postulación y destacó la "amplitud" del espacio y la "pluralidad" de las listas del Frente de Todos. Lo escuchaban todos los candidatos a legisladores y comuneros.

En tanto, Recalde enumeró los lineamientos de la campaña con los que Lammens peleará contra Rodríguez Larreta por quedarse con los 12 puntos que obtuvo Lousteau hace dos años. La idea de "horizontalidad" en la campaña de Todos pasará por evitar que sus candidatos "describan" la realidad económica, sino que logren contarla desde la óptica personal de un vecino.

 

 

Ese formato de campaña se estrenó el fin de semana, con el lanzamiento oficial de Lammens. Fue en una recorrida por una fábrica textil de Villa Soldati que actualmente trabaja solo al 30% de su capacidad instalada. Durante su visita a una las plantas de la compañía Galfione & Cia, el candidato lanzó una frase que se repetirá hasta las PASO del 11 de agosto. “En la Ciudad no hay un problema de presupuesto, sino de prioridades”, soltó, en línea con el Lousteau del 2017, que hablaba de "otra visión de ciudad".

En un escenario de híper polarización, los votos del economista son claves tanto para Rodríguez Larreta como para Lammens. El primero lo necesita para ganar en primera vuelta, mientras que el candidato de Todos los busca para forzar el ballotage y, además, romper la barrera K en la Ciudad. Con esa meta como ordenador, el frente que aglutina al PJ y al kirchnerismo porteño analiza un "mapa de calor" que, mediante la herramienta del Big Data, brindó un equipo de técnicos que supo asesorar a candidatos que hoy integran Juntos por el Cambio.

 

 

EL DECÁLOGO. El equipo de campaña de la versión porteña del Frente de Todos busca que sus candidatos eviten hablar de encuestas, de "persecución judicial" y frases como "vamos ganando" o "vamos perdiendo". 

También se harán visitas a lugares vinculados a las temáticas de campaña. Por ejemplo, al hacer foco en la crisis en la producción, los candidatos deberán mostrarse en una fábrica, como hizo Lammens. También, se habló de apariciones y recorridas por hospitales y centros de primera infancia, debido a que el área de salud durante la gestión de Rodríguez Larreta será la más cuestionada, al igual que la gestión en educación.

 

 

La presentación de los lineamientos de campaña tuvo momentos de humor, producto de una falla en la pantalla que debía reproducir el power point con los detalles de las actividades de proselitismo. La imagen se prendía y se apagaba hasta que Recalde culminó el momento con un guiño a Lammens. "Cuando seas jefe de Gobierno las pantallas van a funcionar", lanzó el jefe del bloque Unidad Ciudadana en la Legislatura porteña.