X
En el encuentro de Parque Norte, el jefe de Gabinete bajó el manual proselitista digital que aplicará el oficialismo para llegar al electorado vía redes sociales y mensajería instantánea.
Por 10/07/2019 16:16

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, convocó este miércoles a la dirigencia de la alianza Juntos por el Cambio a participar activamente de la campaña digital en favor de la reelección del presidente Mauricio Macri. "Todos produzcamos y distribuyamos contenido", ordenó el funcionario, que comanda la maquinaria proselitista del oficialismo.

Peña hizo este llamado durante la apertura del encuentro que la coalición gobernante celebraba en el predio porteño de Parque Norte, en un escenario que compartió con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y el consultor Jaime Durán Barba.

 

 

Como viene informando Letra P, el oficialismo diseñó un sistema de difusión de mensajes proselitistas con prevalencia de las redes sociales y fundamentalmente, el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, que reemplazó en buena medida a la campaña presencial y territorial basada en los timbreos, una de las herramientas emblemáticas del PRO.

La estrategia apunta, además de ahorrar recursos en una campaña signada por el antecedente escandaloso de los aportes truchos, a segmentar los mensajes por grupos del electorado y replicarlos a través de un ejército de 100.000 "defensores del cambio" que serán los encargados de multiplicar los canales de distribución de contenidos, en su mayoría audiovisuales.

PUM PARA ARRIBA. Peña intentó imprimir optimismo a la tropa de candidatos y dirigentes que participaban de la cumbre del oficialismo en Parque Norte. Entre datos y detalles de campaña, el ministro coordinador también habló de economía y sostuvo que "el momento de mayor angustia va quedando atrás".

 

 

Peña sostuvo que el escenario de polarización "acelere la discusión" y la platea oficialista conectó esa visión con el mensaje de Durán Barba, que minutos antes había dicho que "no es imposible que (la elección) se resuelva en primera vuelta" y había remarcado que "entre Macri y Cristina concentran el 80% del electorado".

Según el jefe de Gabinete, el panorama actual del electorado argentino ofrece "tres tipos de votantes": "Los convencidos de votarnos y defender el cambio" (voto duro); "los que profesan la fe kirchnerista" (voto imposible) y "gente con dilema en torno a quién votar, pero que está más cerca nuestro porque nos ha votado" (voto posible).

De acuerdo a la visión de Peña y Durán Barba, los candidatos oficialistas "no deben gastar energías" en los votantes kirchneristas. "No hay que enojarse, es parte de la pluralidad", ahondó el jefe de campaña de Macri.

Peña llama a la tropa a "producir y distribuir contenido" de campaña

En el encuentro de Parque Norte, el jefe de Gabinete bajó el manual proselitista digital que aplicará el oficialismo para llegar al electorado vía redes sociales y mensajería instantánea.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, convocó este miércoles a la dirigencia de la alianza Juntos por el Cambio a participar activamente de la campaña digital en favor de la reelección del presidente Mauricio Macri. "Todos produzcamos y distribuyamos contenido", ordenó el funcionario, que comanda la maquinaria proselitista del oficialismo.

Peña hizo este llamado durante la apertura del encuentro que la coalición gobernante celebraba en el predio porteño de Parque Norte, en un escenario que compartió con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y el consultor Jaime Durán Barba.

 

 

Como viene informando Letra P, el oficialismo diseñó un sistema de difusión de mensajes proselitistas con prevalencia de las redes sociales y fundamentalmente, el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, que reemplazó en buena medida a la campaña presencial y territorial basada en los timbreos, una de las herramientas emblemáticas del PRO.

La estrategia apunta, además de ahorrar recursos en una campaña signada por el antecedente escandaloso de los aportes truchos, a segmentar los mensajes por grupos del electorado y replicarlos a través de un ejército de 100.000 "defensores del cambio" que serán los encargados de multiplicar los canales de distribución de contenidos, en su mayoría audiovisuales.

PUM PARA ARRIBA. Peña intentó imprimir optimismo a la tropa de candidatos y dirigentes que participaban de la cumbre del oficialismo en Parque Norte. Entre datos y detalles de campaña, el ministro coordinador también habló de economía y sostuvo que "el momento de mayor angustia va quedando atrás".

 

 

Peña sostuvo que el escenario de polarización "acelere la discusión" y la platea oficialista conectó esa visión con el mensaje de Durán Barba, que minutos antes había dicho que "no es imposible que (la elección) se resuelva en primera vuelta" y había remarcado que "entre Macri y Cristina concentran el 80% del electorado".

Según el jefe de Gabinete, el panorama actual del electorado argentino ofrece "tres tipos de votantes": "Los convencidos de votarnos y defender el cambio" (voto duro); "los que profesan la fe kirchnerista" (voto imposible) y "gente con dilema en torno a quién votar, pero que está más cerca nuestro porque nos ha votado" (voto posible).

De acuerdo a la visión de Peña y Durán Barba, los candidatos oficialistas "no deben gastar energías" en los votantes kirchneristas. "No hay que enojarse, es parte de la pluralidad", ahondó el jefe de campaña de Macri.