X
El partido del gobernador se adjudicó el triunfo en Cipolletti, antes PRO. Lo que pasó en Allen, la joya energética. Roca, por 20 años de la familia Soria. Histórico triunfo del Socialismo.
Por 24/06/2019 9:34

Las elecciones municipales en quince distritos de Río Negro le dejaron un saldo netamente favorable a Juntos Somos Río Negro (JSRN), que avanzó en su poder territorial, y uno negativo al gobierno nacional: pierde por un apretado margen Cipolletti, la tercera ciudad más importante de la provincia, aunque el candidato de la Casa Rosada decía hasta último momento que ganaba por 42 votos. El peronismo, en cambio, se afianzó en General Roca e irá por 20 años de intendentes con el apellido Soria. Ahora comienza la campaña nacional, en la que Río Negro renovará tres bancas del Senado y en Diputados. 

Roca, Cipolletti, Allen y Fernández Oro fueron las ciudades con mayor interés en juego. En la primera, María Emilia Soria avanzó camino a las dos décadas de intendentes con ese apellido. Luego de su padre Carlos Soria, y de su hermano Martín Soria, se hará cargo del fortín opositor al partido provincial del gobernador y su sucesora Arabela Carreras. “Roca no se vende por chapas o colchones”, dijo en el festejo. Esta vez, después de años de poder total en el Concejo Deliberante, el peronismo tendrá cinco concejales y JSRN tres. El triunfo fue un aliciente tras el cierre de listas, en el que La Cámpora se quedó con un lugar que estaba previsto para el presidente del PJ rionegrino.

 

 

En Allen ganaba el oficialismo, con Liliana Martín, funcionaria de Sabina Costa, por 3 puntos de diferencia. En una jornada repleta de denuncias de irregularidades por parte del retador Leonardo Boela, el recuento se detuvo cerca de las 21. En este distrito, donde se encuentra la mayoría de las inversiones de no convencionales de la empresa YPF, diez candidatos buscaron quedarse con la joya energética. Como se esperaba, por el respaldo de Alberto Weretilneck y Carreras, la balanza se inclinaba por la actual conducción local.

Sobre la medianoche, ocho de los diez candidatos pidieron impugnar la elección. Boela, segundo en el recuento, encabezó el reclamo y generó la reacción del oficialismo. También se registró una fuerte presencia policial ante algunos hechos de violencia. Hasta la diputada nacional Lorena Matzen se quejó del proceso electoral. Al cierre de esta nota, se registraban incidentes en la localidad.

 

 

Cipolletti, la ciudad que Weretilneck gobernó dos períodos, tuvo dos candidatos que se adjudicaron el triunfo. Claudio Di Tella (JSRN) apareció en el local partidario y fue el primero que anticipó una victoria por una diferencia ínfima; Aníbal Tortoriello, del PRO, aseguraba que tenía un saldo a favor de 42 votos. Cerca de la medianoche de este domingo, no había un ganador oficial. Weretilneck, acompañado de Di Tella, festejó en el local partidario.

 

 

Con Cipo y Allen, el partido verde alcanzaría la victoria que ratifica el avance en los municipios. Los aliados Todos Somos Oro, de General Fernández Oro, y el radicalismo en Chimpay, fueron festejados en la Casa de Gobierno como propios.

Un caso especial fue el de Luis Beltrán, la única localidad que gobernaba La Cámpora: ahora, como en la mayoría de las regiones, gobernará JSRN.

Además de Roca, el peronismo ganó Cervantes, General Enrique Godoy y Sierra Colorada. La UCR (sin el PRO o el CC-ARI) Ingeniero Jacobacci, Chimpay y Ñorquinco. El Socialismo se quedó con Ramos Mexia, en un triunfo histórico.