X
Lo recibió el gobernador Schiaretti, que este fin de semana jugó para la Casa Rosada con la inscripción de su boleta corta. Letra P había adelantado el plan pesca en el río del PJ no K.
Redacción 24/06/2019 17:35

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, recibió este lunes, con las listas anotadas para las primarias del 11 de agosto todavía tibias, al candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto.

En lo que se interpretó como un nuevo guiño del mandatario peronista al presidente Mauricio Macri, los ex socios de la extinta Alternativa Federal se reunieron a solas y por media hora en el despacho del cordobés en el Centro Cívico del Bicentenario.

El domingo 16, Letra P adelantó el plan de la Casa Rosada para Pichetto: sacarlo de gira federal con el mediomundo a pescar en río revuelto del peronismo no kirchnerista en busca de aliados, aunque más no sea por omisión.

 

 

El primer guiño de Schiaretti a la Casa Rosada fue la inscripción de sus candidatos a diputados nacionales en una boleta corta, es decir, sin la adhesión a la fórmula de Consenso Federal, integrada por Lavagna y Urtubey, ni tampoco a la del Frente de Todos, formada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La de este lunes fue la primera vez que los dirigentes se juntan desde que el combo que habían formado con Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey se desintegró tras la fallida incorporación del ex ministro de Economía Roberto Lavagna y la fuga del tigrense y el propio Pichetto hacia el kirchnerismo y el oficialismo, respectivamente.

 

 

"Al primero que le avisé (que aceptaba la candidatura a vicepresidente por el oficialismo) fue a Schiaretti", recordó Pichetto a los periodistas que lo consultaron, según informó La Voz del Interior. "Es una figura de alto prestigio y trayectoria", elogió el rionegrino al cordobés y aseguró: "No le pedí nada (a Schiaretti) porque respeto la decisión del peronismo de Córdoba de ir con boleta corta. Eso le da libertad de acción a los electores".

En el electorado cordobés hay un fuerte componente de voto macrista. En 2015, el Presidente logró la diferencia más abultada sobre Daniel Scioli: 72 a 28% fue el resultado del ballotage del 22 de noviembre de ese año.

 

Pichetto inició en Córdoba el scouting de peronistas filo macristas

Lo recibió el gobernador Schiaretti, que este fin de semana jugó para la Casa Rosada con la inscripción de su boleta corta. Letra P había adelantado el plan pesca en el río del PJ no K.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, recibió este lunes, con las listas anotadas para las primarias del 11 de agosto todavía tibias, al candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto.

En lo que se interpretó como un nuevo guiño del mandatario peronista al presidente Mauricio Macri, los ex socios de la extinta Alternativa Federal se reunieron a solas y por media hora en el despacho del cordobés en el Centro Cívico del Bicentenario.

El domingo 16, Letra P adelantó el plan de la Casa Rosada para Pichetto: sacarlo de gira federal con el mediomundo a pescar en río revuelto del peronismo no kirchnerista en busca de aliados, aunque más no sea por omisión.

 

 

El primer guiño de Schiaretti a la Casa Rosada fue la inscripción de sus candidatos a diputados nacionales en una boleta corta, es decir, sin la adhesión a la fórmula de Consenso Federal, integrada por Lavagna y Urtubey, ni tampoco a la del Frente de Todos, formada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La de este lunes fue la primera vez que los dirigentes se juntan desde que el combo que habían formado con Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey se desintegró tras la fallida incorporación del ex ministro de Economía Roberto Lavagna y la fuga del tigrense y el propio Pichetto hacia el kirchnerismo y el oficialismo, respectivamente.

 

 

"Al primero que le avisé (que aceptaba la candidatura a vicepresidente por el oficialismo) fue a Schiaretti", recordó Pichetto a los periodistas que lo consultaron, según informó La Voz del Interior. "Es una figura de alto prestigio y trayectoria", elogió el rionegrino al cordobés y aseguró: "No le pedí nada (a Schiaretti) porque respeto la decisión del peronismo de Córdoba de ir con boleta corta. Eso le da libertad de acción a los electores".

En el electorado cordobés hay un fuerte componente de voto macrista. En 2015, el Presidente logró la diferencia más abultada sobre Daniel Scioli: 72 a 28% fue el resultado del ballotage del 22 de noviembre de ese año.