X
El precandidato a intendente de Merlo por Juntos por el Cambio catalogó de “pobre” la gestión Menéndez. Foco en el vecino con promesa de baja de impuestos. El escenario interno.
Redacción 14/06/2019 11:13

“Hay que volver a las pequeñas cosas, no darle valor a los viajes afuera. Necesitamos privilegiar a la gente de Merlo que tiene muchas ganas de hacer cosas y debemos darle reglas de juego claras”. Con esa definición, el precandidato a intendente de Merlo de Juntos por el Cambio, Eduardo Varela, hizo foco en dos aspectos: la centralidad que tienen las problemáticas cotidianas de los vecinos en su agenda de propuestas y el cuestionamiento hacia el perfil de gestión del intendente Gustavo Menéndez, quien días atrás viajó a Washington para acompañar a una delegación del peronismo que se reunió con inversores en Wall Street.

En diálogo con Letra P, Varela definió la administración municipal como “pobre” y con “mucha deuda” en varios aspectos. Aunque no es el único precandidato de su espacio, afirmó que se están desarrollando reuniones con el resto de los dirigentes distritales para avanzar en un consenso pero no le esquivó a la posibilidad de una interna en agosto: “Estamos tratando de negociar y juntándonos para armar una lista de unidad. O sale por consenso la lista o sale por internas”, dijo para ilusionarse de cara a octubre: “Estamos trabajando desde hace mucho tiempo y creemos que podemos pelear bastante”.
 


-¿Cuál es su relación con el resto de los referentes? ¿Tuvo reuniones con ellos?

-Sí, me reuní con (David) Zencich, Pablo Cocuzza, Aldana Almada y Juan Gómez Centurión que cuando vino a Merlo, al primero que vino a ver es a mí. Estamos en continuo contacto para presentar la mejor alternativa para pelear por la intendencia.

- En las recorridas ¿cuáles son los principales reclamos que plantea el vecino?

-El vecino se queja por la falta de gestión, Merlo tiene graves problemas de limpieza, graves problemas de seguridad. Hay una gestión que está dejando mucho que desear desde esos puntos de vista, más allá del signo político que sea. El 70% de la población de Merlo carece de alguno de los servicios esenciales, la gente necesita inversiones en los barrios, asfalto, cloacas, fundamentalmente muchos sectores que reclaman gas y la seguridad y limpieza de la ciudad. Merlo ha cambiado y se ha deteriorado muchísimo en los últimos tres años.
 


-¿Cómo calificaría la gestión del intendente Gustavo Menéndez?

-Yo la calificaría como que ha dejado mucha deuda, es una gestión pobre en lo que un intendente está designado para estar: para cuidar al vecino, para traer el progreso al distrito. Tenemos un problema muy grande en el sector comercial, hay falta de trabajo en ordenar la parte comercial en el sentido de favorecer el emplazamiento de negocios, el establecimiento de nuevas empresas, nuevas industrias.

Nos está faltando esa gestión del dirigente que es la que propicia que el vecino puede armar una industria, que Merlo deje de ser un pueblo dormitorio, sino que se transforme en un lugar que pueda dar trabajo.

-¿Cuáles serían los principales ejes a avanzar en una próxima gestión municipal de acceder a la Intendencia?

-Se encararía principalmente el trabajo municipal desde el punto de vista de la descentralización administrativa en base a las delegaciones, en los centros de salud de darle la prioridad en la prevención y atención primaria, se propondría una baja de impuestos para favorecer el comercio y que el vecino lo pueda pagar, pensando en que los impuestos han subido en exceso a lo largo de la gestión Menéndez, entonces hay que acotar los impuestos, llevarlos a donde el vecino los pueda pagar y fundamentalmente limpieza en las calles, bacheo, seguridad, iluminación, las cosas que reclama el vecino y por las cuales somos elegidos los intendentes. Y que ese viejo dicho que dice que el impuesto vuelve al pueblo, que el impuesto se vea que vuelve en obras.

Eduardo Varela: "Merlo se ha deteriorado muchísimo en los últimos tres años"

El precandidato a intendente de Merlo por Juntos por el Cambio catalogó de “pobre” la gestión Menéndez. Foco en el vecino con promesa de baja de impuestos. El escenario interno.

“Hay que volver a las pequeñas cosas, no darle valor a los viajes afuera. Necesitamos privilegiar a la gente de Merlo que tiene muchas ganas de hacer cosas y debemos darle reglas de juego claras”. Con esa definición, el precandidato a intendente de Merlo de Juntos por el Cambio, Eduardo Varela, hizo foco en dos aspectos: la centralidad que tienen las problemáticas cotidianas de los vecinos en su agenda de propuestas y el cuestionamiento hacia el perfil de gestión del intendente Gustavo Menéndez, quien días atrás viajó a Washington para acompañar a una delegación del peronismo que se reunió con inversores en Wall Street.

En diálogo con Letra P, Varela definió la administración municipal como “pobre” y con “mucha deuda” en varios aspectos. Aunque no es el único precandidato de su espacio, afirmó que se están desarrollando reuniones con el resto de los dirigentes distritales para avanzar en un consenso pero no le esquivó a la posibilidad de una interna en agosto: “Estamos tratando de negociar y juntándonos para armar una lista de unidad. O sale por consenso la lista o sale por internas”, dijo para ilusionarse de cara a octubre: “Estamos trabajando desde hace mucho tiempo y creemos que podemos pelear bastante”.
 


-¿Cuál es su relación con el resto de los referentes? ¿Tuvo reuniones con ellos?

-Sí, me reuní con (David) Zencich, Pablo Cocuzza, Aldana Almada y Juan Gómez Centurión que cuando vino a Merlo, al primero que vino a ver es a mí. Estamos en continuo contacto para presentar la mejor alternativa para pelear por la intendencia.

- En las recorridas ¿cuáles son los principales reclamos que plantea el vecino?

-El vecino se queja por la falta de gestión, Merlo tiene graves problemas de limpieza, graves problemas de seguridad. Hay una gestión que está dejando mucho que desear desde esos puntos de vista, más allá del signo político que sea. El 70% de la población de Merlo carece de alguno de los servicios esenciales, la gente necesita inversiones en los barrios, asfalto, cloacas, fundamentalmente muchos sectores que reclaman gas y la seguridad y limpieza de la ciudad. Merlo ha cambiado y se ha deteriorado muchísimo en los últimos tres años.
 


-¿Cómo calificaría la gestión del intendente Gustavo Menéndez?

-Yo la calificaría como que ha dejado mucha deuda, es una gestión pobre en lo que un intendente está designado para estar: para cuidar al vecino, para traer el progreso al distrito. Tenemos un problema muy grande en el sector comercial, hay falta de trabajo en ordenar la parte comercial en el sentido de favorecer el emplazamiento de negocios, el establecimiento de nuevas empresas, nuevas industrias.

Nos está faltando esa gestión del dirigente que es la que propicia que el vecino puede armar una industria, que Merlo deje de ser un pueblo dormitorio, sino que se transforme en un lugar que pueda dar trabajo.

-¿Cuáles serían los principales ejes a avanzar en una próxima gestión municipal de acceder a la Intendencia?

-Se encararía principalmente el trabajo municipal desde el punto de vista de la descentralización administrativa en base a las delegaciones, en los centros de salud de darle la prioridad en la prevención y atención primaria, se propondría una baja de impuestos para favorecer el comercio y que el vecino lo pueda pagar, pensando en que los impuestos han subido en exceso a lo largo de la gestión Menéndez, entonces hay que acotar los impuestos, llevarlos a donde el vecino los pueda pagar y fundamentalmente limpieza en las calles, bacheo, seguridad, iluminación, las cosas que reclama el vecino y por las cuales somos elegidos los intendentes. Y que ese viejo dicho que dice que el impuesto vuelve al pueblo, que el impuesto se vea que vuelve en obras.