X
Asistió al tédeum en la Catedral Metropolitana solo con funcionarios de su gabinete y de la Ciudad. Como es habitual, vallados cierran el perímetro. "¡Feliz 25 de Mayo! ¡Viva la Patria!", tuitetó.
Redacción 25/05/2019 9:49

El presidente Mauricio Macri participó este sábado del tedéum que ofició el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, como parte de los actos oficiales por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo. Lo hizo acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti y los integrantes del gabinete nacional, que se trasladaron caminando desde la Casa Rosada hasta la Catedral Metropolitana.

La campaña por la reelección que lleva adelante el jefe de Estado no modificó la tradición del Gobierno de celebrar las fechas patrias sin público: la plaza de Mayo estaba cerrada al acceso de particulares. No participaron, tampoco, referentes de la oposición.

 

 

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el jefe de Estado lució la banda presidencial y portó el bastón de mando.

Más temprano, el mandatario publicó un escueto mensaje en su cuenta de Twitter. "¡Feliz 25 de Mayo! ¡Viva la Patria!", se limitó a escribir, en un posteo al que le agregó un video de los granaderos marchando en las inmediaciones de la plaza.

 


 Acompañado por la primera dama, Juliana Awada, Macri fue recibido en la Catedral por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Al ingresar al templo, recibió el saludo del cardenal Poli, que unos minutos después le pediría a la política "un gran pacto nacional"

Al término de la ceremonia religiosa, el Presidente se trasladó a la residencia de Olivos para compartir un locro con su equipo de gobierno. Sin gente ni opositores, como en la plaza.

En campaña por la reelección, Macri celebró el 25 de Mayo en soledad

Asistió al tédeum en la Catedral Metropolitana solo con funcionarios de su gabinete y de la Ciudad. Como es habitual, vallados cierran el perímetro. "¡Feliz 25 de Mayo! ¡Viva la Patria!", tuitetó.

El presidente Mauricio Macri participó este sábado del tedéum que ofició el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, como parte de los actos oficiales por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo. Lo hizo acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti y los integrantes del gabinete nacional, que se trasladaron caminando desde la Casa Rosada hasta la Catedral Metropolitana.

La campaña por la reelección que lleva adelante el jefe de Estado no modificó la tradición del Gobierno de celebrar las fechas patrias sin público: la plaza de Mayo estaba cerrada al acceso de particulares. No participaron, tampoco, referentes de la oposición.

 

 

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el jefe de Estado lució la banda presidencial y portó el bastón de mando.

Más temprano, el mandatario publicó un escueto mensaje en su cuenta de Twitter. "¡Feliz 25 de Mayo! ¡Viva la Patria!", se limitó a escribir, en un posteo al que le agregó un video de los granaderos marchando en las inmediaciones de la plaza.

 


 Acompañado por la primera dama, Juliana Awada, Macri fue recibido en la Catedral por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Al ingresar al templo, recibió el saludo del cardenal Poli, que unos minutos después le pediría a la política "un gran pacto nacional"

Al término de la ceremonia religiosa, el Presidente se trasladó a la residencia de Olivos para compartir un locro con su equipo de gobierno. Sin gente ni opositores, como en la plaza.