X
Anuncian baterías de medidas para contener el malhumor social por la crisis. Exenciones impositivas, canastas escolares y comestibles con precios cuidados. Todo para allanar el camino a la reelección.
Por 15/05/2019 16:00

Con el propósito de atenuar el golpe de la crisis en el territorio, varios intendentes bonaerenses de distinto color político anunciaron la puesta en marcha de medidas que apuntan a incentivar el consumo en las familias y menguar el impacto tributario en los comercios. Los paquetes anticrisis son lanzados en la antesala de la campaña, punto de encuentro entre los candidatos y el reclamo vecinal derivado del malestar socioeconómico.

Con el plan anticrisis anunciado por el presidente Mauricio Macri y replicado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el Gobierno intentó oxigenarse ante el jaque económico y atenuar el impacto de la crisis en la aspiración electoralista de los líderes de Cambiemos.   

Como los distritos son la primera mesa de recepción del malestar social de los vecinos, varios jefes comunales no solo atendieron el reclamo sino que echaron mano a estrategias para evitar que la crisis trunque sus ambiciones de reelección.

 

 

El lunes, el macrista Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, se subió a la ola de anuncios y desmenuzó un plan local. “Estas medidas no son populistas y responden a un orden administrativo. Esta es una decisión política con sustentabilidad”, se atajó Valenzuela al anunciar la iniciativa, despegándose de las críticas que encuadran estos anuncios a medidas asociadas a gobiernos peronistas. “Nosotros no salimos a despilfarrar las arcas municipales sin pensar en lo que hacemos. Hoy el estado municipal tiene que salir a acompañar a los vecinos en este momento”, argumentó.

Contó que se aumentará la cantidad y el monto de las tarjetas alimentarias del programa Más Familia, que implementará un subsidio a clubes por tarifa eléctrica, que entregará luces de bajo consumo a clubes de barrio y a familias de barrios vulnerables y que extenderá 1.500 kits escolares a todos los alumnos de escuelas primarias públicas y a los colegios parroquiales en situación vulnerable.

Además, anticipó la puesta en marcha de un mercado municipal itinerante con una canasta de productos de selección a precios económicos y descuentos en la Tasa de Inspección y Seguridad e Higiene para pequeños contribuyentes, además de la exención impositiva del mismo impuesto para comercios de la Avenida La Plata y Bomberos Voluntarios de Tres de Febrero.

 

 

En Hurlingham, Juan Zabaleta (PJ) anunció la puesta en marcha de una canasta de productos básicos que podrán conseguirse en comercios y supermercados de barrio con los que el Municipio estableció un acuerdo.

“Lo importante de esta medida es que se mantiene en el tiempo, que los vecinos van a poder acceder a una serie de productos sin límite de cantidad y que incluye artículos como alimentos y productos de limpieza, que hacen a la necesidad cotidiana”, dijo al dar a conocer la medida.

El jefe comunal también había lanzado el año pasado el programa “pan popular”, que permite comprarlo a casi la mitad de precio y que, según afirmó, se mantiene en el distrito.

En La Plata, el intendente Julio Garro (PRO) lanzó el programa “Mercadito Municipal”, una iniciativa que busca brindar al vecino la posibilidad de adquirir frutas, verduras y hortalizas de estación provenientes del cordón florifrutihortícola de la ciudad “de manera directa, a buen precio y buena calidad”, detalla un comunicado de la administración local.

Según se informó, la propuesta recorrerá las distintas localidades del partido, donde se instalarán puestos de venta que ofrecerán bolsones de mercadería provenientes del Mercado Regional de La Plata, que son producidas en el cordón verde platense.

Un plan similar se implementó en Florencio Varela, conducido por el peronista Andrés Watson. “Este programa busca ayudar a vecinos, productores y comerciantes varelenses en este difícil contexto económico, tanto a nivel nacional como provincial”, detalla el documento publicado en la página del municipio, y explica que no sólo se llegará a los barrios con el mercado itinerante sino que se articulará con comercios del distrito para poder acercar productos básicos ordenados en un bolsón de 300 pesos.

 

 

En Pinamar, el macrista Martín Yeza suspendió los aumentos salariales para la planta política del municipio entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre. “Esta medida se toma como prevención ante un posible agravamiento de la situación económica y financiera”, indicaron en un comunicado municipal.

Además, el jefe comunal lanzó “10 medidas económicas para cuidar el bolsillo” de los pinamarenses, con lo que busca generar “más puestos de trabajo en estos tiempos de esfuerzo”. Además, implementó el plan “Precios Nuestros” en el que se garantizan más de 70 productos de la canasta básica a un precio accesible en los comercios locales.

El plan anticrisis de Pinamar incluyó una ordenanza que permite habilitar de manera provisoria cocinas en casa de familia con seguimiento y control bromatológico. Como articulación de esta iniciativa, aquellos hoteles y balnearios que compren a emprendedores pinamarenses se le descontará un porcentaje en la Tasa de Seguridad e Higiene. En el paquete de medidas hubo anuncio de beneficios para los comerciantes que tomen nuevos empleados durante este año.

 

 

En Villa Gesell, el peronista Gustavo Barrera lanzó la Red de Precios Familiares, un programa que incluye convenios con comercios de consumo masivo con propuestas de precios competitivos. Además, la Municipalidad facilitará la habilitación de comercios permitiendo el pago en cuotas de dicho trámite, beneficio que impactará también al impuesto que tributa el derecho de construcción.

“Con este programa no sólo buscamos ayudar a los vecinos que más lo necesitan en un contexto de crisis y alta inflación, sino también contribuir a reactivar la economía y nuestro mercado interno”, dijo el jefe comunal en su perfil de Twitter

En Ituzaingó, el peronista Alberto Descalzo rubricó acuerdos con comercios y farmacias locales con el objetivo de acercar productos con descuentos a los sectores más vulnerables del distrito. Por un lado, cerró un convenio con el Colegio de Farmacéuticos de Morón, Hurlingham e Ituzaingó, para que quienes no tengan cobertura médica puedan acceder a medicamentos con hasta un 40% descuento en las farmacias adheridas.

 

 

Además, acordó con una cadena de supermercados regional que se ofrezca una canasta básica compuesta por 20 productos de primera necesidad, a mitad del precio del mercado, convenio que podría extenderse con los supermercadistas chinos. “Los sectores más vulnerables lo necesitan. Creemos que un Estado presente se basa en esto, en trabajar en todo momento por el bienestar de cada uno de los vecinos y las vecinas de Ituzaingó”, dijo el intendente.

También Néstor Grindetti, de Lanús, firmó un convenio con los farmacéuticos para reducir el precio de los medicamentos. Así, todos los pacientes de las unidades sanitarias del distrito accederán a descuentos que oscilan entre un 25% y un 40%. La rúbrica incluye 500 drogas en una red de 18 farmacias adheridas.

En Baradero, la vidalista Fernanda Antonijevic anunció el lanzamiento de la lista de precios acordados entre distribuidores y comerciantes minoristas de alimentos y que cuenta con 44 productos. “Una canasta alimentaria básica y necesaria en estos momentos de dificultades económicas que estamos atravesando”, manifestó la jefa comunal.

 

CANASTA BARADERO Llevamos adelante el lanzamiento de la lista de precios acordados que mediante reuniones fue...

Publicado por Municipalidad de Baradero en Lunes, 13 de mayo de 2019

 

En Carlos Casares, luego del pedido de la Cámara de Comercio para la suspensión de la Tasa de Seguridad e Higiene, el intendente Walter Torchio (PJ) elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para que se declare la Emergencia Económica y que se reduzca en un 50% la Tasa de Seguridad e Higiene para el 75% de los contribuyentes, y reducciones menores para el 25% restante. Además, planteó un plan de pago con amplios beneficios y eximición de la Tasa de Habilitación para los comercios pequeños y propuso la suspensión de los juicios de apremios.

En Junín, el intendente Pablo Petrecca (PRO) anunció la puesta en marcha del programa “Precios Locales”. La iniciativa tiene como objetivo crear una lista de productos de la canasta básica alimentaria y congelar sus precios durante un periodo de tiempo. La medida implica que los comercios que se sumen tendrán un 10% de descuento en el pago de la Tasa de Seguridad e Higiene, que se suma a los beneficios impulsados recientemente por el Municipio.

“Creemos que es un proyecto importante porque tiende a incentivar el consumo entendiendo el momento complicado que estamos atravesando y que tienen su impacto en la actividad comercial y, obviamente, también en los consumidores. De esta manera, desde el Municipio y junto a la Cámara, buscamos herramientas para acompañar a los comerciantes y a los vecinos”, remarcó el jefe comunal.

 

 

En Florentino Ameghino, el intendente Calixto Tellechea (UCR-Cambiemos) anunció la ejecución del Plan Alimentario Municipal, en el que se entregan dietas alimentarias con un plan nutricional a personas carentes de recursos. Además, puso en marcha el Plan Más Vida, para acompañar a mujeres embarazadas, mamás adolescentes y familias con niños de hasta 6 años y el Programa de Asistencia Alimenticia para Personas con Celiaquía. Además, dispuso que se entregue leche a más de 400 personas y que se extiendas subsidios económicos para asistir a casos particulares.

En Pehuajó, el kirchnerista Pablo Zurro dispuso que el municipio garantice la comida en las escuelas del distrito ante la denuncia de que el gobierno provincial recortó los recursos para el sector. Indicó que la Municipalidad destinará más de 500 mil pesos mensuales a las escuelas que brindan alimentos a sus estudiantes.

 

 

En Rivadavia, el intendente Javier Reynoso (Gen-Cambiemos) anunció que enviará al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que incluye una serie de medidas para acompañar y asistir a comerciantes y empresarios. Entre otros puntos se anunció la reducción de la tasa de alumbrado público y se acordó la asistencia a la eficiencia energética, beneficiando por el momento a siete industrias locales con el 6% de lo aportado por la ley 11.769, retribuyéndoselos para mejoras productivas o energéticas.

Además, en una decisión consensuada con la Cooperativa Eléctrica se abrió un plan por 30 días de regularización de deuda, con una tasa de interés flexible, destinado a todos los usuarios de la entidad.

En San Antonio de Areco, FranciscoPacoDurañona lanzó la Compañía Municipal de Alimentos tras conocer la inflación de marzo. Así, garantizó, por ejemplo, el precio del litro de leche a 30 pesos y el kilo de pan a 48. El programa incluye una serie de ferias que ponen en contacto directo a productores y consumidores, y evitan así el aumento de precios.

 

 

En San Miguel, territorio dominado por el vidalista Jaime Mendez, todos los bloques opositores acordaron impulsar un proyecto de ordenanza que contempla medidas “anticrisis”, entre ellas la de retrotraer las tasas municipales a diciembre de 2018 y establecer que “jubilados y pensionados puedan ser merecedores de la exención cuando sus ingresos no superen el valor de dos haberes mínimos previsionales”.

En San Isidro, conducido por el radical Gustavo Posse, el total de los representantes del Concejo Deliberante aprobaron un proyecto que apunta a reducir la Tasa de Industria y Comercio para atender las dificultades económicas del sector. A partir de la aprobación de la norma, los comercios que bajen sus ingresos algunos meses del año pagarán un 10%, 20% o 30% menos de tasa, según su facturación.

Intendentes lanzan paquete anticrisis en el inicio de la campaña electoral

Anuncian baterías de medidas para contener el malhumor social por la crisis. Exenciones impositivas, canastas escolares y comestibles con precios cuidados. Todo para allanar el camino a la reelección.

Con el propósito de atenuar el golpe de la crisis en el territorio, varios intendentes bonaerenses de distinto color político anunciaron la puesta en marcha de medidas que apuntan a incentivar el consumo en las familias y menguar el impacto tributario en los comercios. Los paquetes anticrisis son lanzados en la antesala de la campaña, punto de encuentro entre los candidatos y el reclamo vecinal derivado del malestar socioeconómico.

Con el plan anticrisis anunciado por el presidente Mauricio Macri y replicado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el Gobierno intentó oxigenarse ante el jaque económico y atenuar el impacto de la crisis en la aspiración electoralista de los líderes de Cambiemos.   

Como los distritos son la primera mesa de recepción del malestar social de los vecinos, varios jefes comunales no solo atendieron el reclamo sino que echaron mano a estrategias para evitar que la crisis trunque sus ambiciones de reelección.

 

 

El lunes, el macrista Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, se subió a la ola de anuncios y desmenuzó un plan local. “Estas medidas no son populistas y responden a un orden administrativo. Esta es una decisión política con sustentabilidad”, se atajó Valenzuela al anunciar la iniciativa, despegándose de las críticas que encuadran estos anuncios a medidas asociadas a gobiernos peronistas. “Nosotros no salimos a despilfarrar las arcas municipales sin pensar en lo que hacemos. Hoy el estado municipal tiene que salir a acompañar a los vecinos en este momento”, argumentó.

Contó que se aumentará la cantidad y el monto de las tarjetas alimentarias del programa Más Familia, que implementará un subsidio a clubes por tarifa eléctrica, que entregará luces de bajo consumo a clubes de barrio y a familias de barrios vulnerables y que extenderá 1.500 kits escolares a todos los alumnos de escuelas primarias públicas y a los colegios parroquiales en situación vulnerable.

Además, anticipó la puesta en marcha de un mercado municipal itinerante con una canasta de productos de selección a precios económicos y descuentos en la Tasa de Inspección y Seguridad e Higiene para pequeños contribuyentes, además de la exención impositiva del mismo impuesto para comercios de la Avenida La Plata y Bomberos Voluntarios de Tres de Febrero.

 

 

En Hurlingham, Juan Zabaleta (PJ) anunció la puesta en marcha de una canasta de productos básicos que podrán conseguirse en comercios y supermercados de barrio con los que el Municipio estableció un acuerdo.

“Lo importante de esta medida es que se mantiene en el tiempo, que los vecinos van a poder acceder a una serie de productos sin límite de cantidad y que incluye artículos como alimentos y productos de limpieza, que hacen a la necesidad cotidiana”, dijo al dar a conocer la medida.

El jefe comunal también había lanzado el año pasado el programa “pan popular”, que permite comprarlo a casi la mitad de precio y que, según afirmó, se mantiene en el distrito.

En La Plata, el intendente Julio Garro (PRO) lanzó el programa “Mercadito Municipal”, una iniciativa que busca brindar al vecino la posibilidad de adquirir frutas, verduras y hortalizas de estación provenientes del cordón florifrutihortícola de la ciudad “de manera directa, a buen precio y buena calidad”, detalla un comunicado de la administración local.

Según se informó, la propuesta recorrerá las distintas localidades del partido, donde se instalarán puestos de venta que ofrecerán bolsones de mercadería provenientes del Mercado Regional de La Plata, que son producidas en el cordón verde platense.

Un plan similar se implementó en Florencio Varela, conducido por el peronista Andrés Watson. “Este programa busca ayudar a vecinos, productores y comerciantes varelenses en este difícil contexto económico, tanto a nivel nacional como provincial”, detalla el documento publicado en la página del municipio, y explica que no sólo se llegará a los barrios con el mercado itinerante sino que se articulará con comercios del distrito para poder acercar productos básicos ordenados en un bolsón de 300 pesos.

 

 

En Pinamar, el macrista Martín Yeza suspendió los aumentos salariales para la planta política del municipio entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre. “Esta medida se toma como prevención ante un posible agravamiento de la situación económica y financiera”, indicaron en un comunicado municipal.

Además, el jefe comunal lanzó “10 medidas económicas para cuidar el bolsillo” de los pinamarenses, con lo que busca generar “más puestos de trabajo en estos tiempos de esfuerzo”. Además, implementó el plan “Precios Nuestros” en el que se garantizan más de 70 productos de la canasta básica a un precio accesible en los comercios locales.

El plan anticrisis de Pinamar incluyó una ordenanza que permite habilitar de manera provisoria cocinas en casa de familia con seguimiento y control bromatológico. Como articulación de esta iniciativa, aquellos hoteles y balnearios que compren a emprendedores pinamarenses se le descontará un porcentaje en la Tasa de Seguridad e Higiene. En el paquete de medidas hubo anuncio de beneficios para los comerciantes que tomen nuevos empleados durante este año.

 

 

En Villa Gesell, el peronista Gustavo Barrera lanzó la Red de Precios Familiares, un programa que incluye convenios con comercios de consumo masivo con propuestas de precios competitivos. Además, la Municipalidad facilitará la habilitación de comercios permitiendo el pago en cuotas de dicho trámite, beneficio que impactará también al impuesto que tributa el derecho de construcción.

“Con este programa no sólo buscamos ayudar a los vecinos que más lo necesitan en un contexto de crisis y alta inflación, sino también contribuir a reactivar la economía y nuestro mercado interno”, dijo el jefe comunal en su perfil de Twitter

En Ituzaingó, el peronista Alberto Descalzo rubricó acuerdos con comercios y farmacias locales con el objetivo de acercar productos con descuentos a los sectores más vulnerables del distrito. Por un lado, cerró un convenio con el Colegio de Farmacéuticos de Morón, Hurlingham e Ituzaingó, para que quienes no tengan cobertura médica puedan acceder a medicamentos con hasta un 40% descuento en las farmacias adheridas.

 

 

Además, acordó con una cadena de supermercados regional que se ofrezca una canasta básica compuesta por 20 productos de primera necesidad, a mitad del precio del mercado, convenio que podría extenderse con los supermercadistas chinos. “Los sectores más vulnerables lo necesitan. Creemos que un Estado presente se basa en esto, en trabajar en todo momento por el bienestar de cada uno de los vecinos y las vecinas de Ituzaingó”, dijo el intendente.

También Néstor Grindetti, de Lanús, firmó un convenio con los farmacéuticos para reducir el precio de los medicamentos. Así, todos los pacientes de las unidades sanitarias del distrito accederán a descuentos que oscilan entre un 25% y un 40%. La rúbrica incluye 500 drogas en una red de 18 farmacias adheridas.

En Baradero, la vidalista Fernanda Antonijevic anunció el lanzamiento de la lista de precios acordados entre distribuidores y comerciantes minoristas de alimentos y que cuenta con 44 productos. “Una canasta alimentaria básica y necesaria en estos momentos de dificultades económicas que estamos atravesando”, manifestó la jefa comunal.

 

CANASTA BARADERO Llevamos adelante el lanzamiento de la lista de precios acordados que mediante reuniones fue...

Publicado por Municipalidad de Baradero en Lunes, 13 de mayo de 2019

 

En Carlos Casares, luego del pedido de la Cámara de Comercio para la suspensión de la Tasa de Seguridad e Higiene, el intendente Walter Torchio (PJ) elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para que se declare la Emergencia Económica y que se reduzca en un 50% la Tasa de Seguridad e Higiene para el 75% de los contribuyentes, y reducciones menores para el 25% restante. Además, planteó un plan de pago con amplios beneficios y eximición de la Tasa de Habilitación para los comercios pequeños y propuso la suspensión de los juicios de apremios.

En Junín, el intendente Pablo Petrecca (PRO) anunció la puesta en marcha del programa “Precios Locales”. La iniciativa tiene como objetivo crear una lista de productos de la canasta básica alimentaria y congelar sus precios durante un periodo de tiempo. La medida implica que los comercios que se sumen tendrán un 10% de descuento en el pago de la Tasa de Seguridad e Higiene, que se suma a los beneficios impulsados recientemente por el Municipio.

“Creemos que es un proyecto importante porque tiende a incentivar el consumo entendiendo el momento complicado que estamos atravesando y que tienen su impacto en la actividad comercial y, obviamente, también en los consumidores. De esta manera, desde el Municipio y junto a la Cámara, buscamos herramientas para acompañar a los comerciantes y a los vecinos”, remarcó el jefe comunal.

 

 

En Florentino Ameghino, el intendente Calixto Tellechea (UCR-Cambiemos) anunció la ejecución del Plan Alimentario Municipal, en el que se entregan dietas alimentarias con un plan nutricional a personas carentes de recursos. Además, puso en marcha el Plan Más Vida, para acompañar a mujeres embarazadas, mamás adolescentes y familias con niños de hasta 6 años y el Programa de Asistencia Alimenticia para Personas con Celiaquía. Además, dispuso que se entregue leche a más de 400 personas y que se extiendas subsidios económicos para asistir a casos particulares.

En Pehuajó, el kirchnerista Pablo Zurro dispuso que el municipio garantice la comida en las escuelas del distrito ante la denuncia de que el gobierno provincial recortó los recursos para el sector. Indicó que la Municipalidad destinará más de 500 mil pesos mensuales a las escuelas que brindan alimentos a sus estudiantes.

 

 

En Rivadavia, el intendente Javier Reynoso (Gen-Cambiemos) anunció que enviará al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que incluye una serie de medidas para acompañar y asistir a comerciantes y empresarios. Entre otros puntos se anunció la reducción de la tasa de alumbrado público y se acordó la asistencia a la eficiencia energética, beneficiando por el momento a siete industrias locales con el 6% de lo aportado por la ley 11.769, retribuyéndoselos para mejoras productivas o energéticas.

Además, en una decisión consensuada con la Cooperativa Eléctrica se abrió un plan por 30 días de regularización de deuda, con una tasa de interés flexible, destinado a todos los usuarios de la entidad.

En San Antonio de Areco, FranciscoPacoDurañona lanzó la Compañía Municipal de Alimentos tras conocer la inflación de marzo. Así, garantizó, por ejemplo, el precio del litro de leche a 30 pesos y el kilo de pan a 48. El programa incluye una serie de ferias que ponen en contacto directo a productores y consumidores, y evitan así el aumento de precios.

 

 

En San Miguel, territorio dominado por el vidalista Jaime Mendez, todos los bloques opositores acordaron impulsar un proyecto de ordenanza que contempla medidas “anticrisis”, entre ellas la de retrotraer las tasas municipales a diciembre de 2018 y establecer que “jubilados y pensionados puedan ser merecedores de la exención cuando sus ingresos no superen el valor de dos haberes mínimos previsionales”.

En San Isidro, conducido por el radical Gustavo Posse, el total de los representantes del Concejo Deliberante aprobaron un proyecto que apunta a reducir la Tasa de Industria y Comercio para atender las dificultades económicas del sector. A partir de la aprobación de la norma, los comercios que bajen sus ingresos algunos meses del año pagarán un 10%, 20% o 30% menos de tasa, según su facturación.