X
El gobernador y candidato a la reelección negó la visita de Lavagna y de otros dirigentes. “Se están eligiendo las autoridades de Córdoba y no tiene nada que ver la elección nacional”, dijo.
Por 12/05/2019 10:09

CÓRDOBA (Enviada especial) El gobernador cordobés, Juan Schiaretti, mantuvo el cerrojo que le impuso a la campaña y dejó en claro que no habrá visitas de dirigentes nacionales durante la jornada de votación. “Es una elección provincial, de mi espacio político no va a venir nadie”, dijo y cerró la puerta a un posible arribo de los referentes de Alternativa Federal. "Los de afuera son de palo", advirtió, por si habían quedado dudas

 

 

“Acá se está eligiendo el gobernador de Córdoba y no tiene nada que ver la elección nacional. Los cordobeses sabemos muy bien que cuando elegimos intendente, gobernador, buscamos a la persona que mejor puede entender esa función y luego, cuando se elige presidente, buscamos a la persona que mejor puede cumplir esa función”, señaló en rueda de prensa Schiaretti, en un intento por despegar las repercusiones de la jornada de otras instancias electorales y, en todo caso, abriendo el paraguas ante el camino que puedan tomar sus votos en las presidenciales de octubre.

En esa línea, el gobernador señaló que “no sería mesurado hacer una lectura nacional del resultado electoral de Córdoba. Es una elección provincial y municipal”, remarcó.

 


El gobernador rechazó la posibilidad de que lleguen a territorio cordobés dirigentes del peronismo cercanos a su propuesta, como los presidenciables Roberto Lavagna, Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. “Me han llamado muchos dirigentes, no es momento de nombrarlos”, dijo y aclaró: “Es una elección provincial, de mi espacio político no va a venir nadie".

"Acá los cordobeses cuando elegimos gobernador, intendente, tenemos un dicho que dice ‘los afuera son de palo’ y eso rige para cualquiera de afuera que venga a apoyar cualquier partido”, señaló en el marco de una estrategia que, a diferencia de la planteada por el candidato de la Casa Rosada, Mario Negri, atravesó toda su campaña electoral.