X
Esquiva definiciones sobre otro mandato, pero teme un golpe en las urnas si el candidato es su hijo. El caso de Berazategui y los Mussi como ejemplo a imitar.
Redacción 27/04/2019 12:46

Cuando la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se reunió esta semana frente a empresarios destacó que uno de los logros de su gestión fue haber terminado con las reelecciones indefinidas de intendentes y que a partir de ahora no habrá más “barones del conurbano, uno de los intendentes que cuadran en esta categoría que causa escozor en la concepción de Cambiemos como lo es el mandatario de Ituzaingó, Alberto Descalzo, sostuvo que “ella debería ocuparse, al igual que Macri, de la pobreza inmensa que hay en la provincia”, y aseguró que aún no definió si será nuevamente candidato a la intendencia o no. La opción inicial era que su hijo, Pablo Descalzo, sea ungido como el sucesor. Sin embargo, hoy ese plan está en veremos.
 


“Nosotros estamos por la construcción de la unidad del peronismo en la provincia de Buenos Aires. Vamos a ver quién es nuestro candidato a presidente de la Nación y eso depende mucho de Cristina”, dijo Descalzo en declaraciones al programa radial Bien Argento que se emite los viernes de 15 a 16 horas por Radio Cultura.

Cuando al intendente le preguntaron si él iba a ir por un séptimo mandato al frente de la intendencia de Ituzaingó dijo que aún no lo sabía, que los intendentes estaban trabajando “por la construcción de la unidad del peronismo en la provincia de Buenos Aires”, y que “en el marco de eso vamos a definir en cada una de las intendencias”.

Lo cierto es que Ituzaingó se puede dar un caso emparentado al de Berazategui. En el distrito de la Tercera sección electoral, volverá pelear la intendencia –y con altas posibilidades de ganar la elección- el histórico Juan José Mussi. El ex diputado provincial y jefe comunal irá en lugar de su hijo, el actual intendente Juan Patricio Mussi. El factor del apellido es clave en ambos municipios.
 


En Ituzaingó era un plan inicial que Alberto Descalzo dé un paso al costado para que su hijo Pablo, actual Jefe de Gabinete de la comuna, sea el candidato del peronismo. Sin embargo, esa estrategia está en una zona gris.

De concretarse, el intendente buscará completar 28 años al frente de la comuna. “Yo no sé quién es el barón del conurbano y quién deja de serlo. No me interesa para nada ocuparme de estas cosas. En Ituzaingó, donde yo vivo, lo que más creció es la desocupación, la demanda de comida y eso tiene que ver con la Nación y la provincia. Eso es lo que tiene que solucionar Vidal, para eso lo eligió la gente de la provincia”, remarcó Descalzo.