X
La semana próxima Peña hará un "balance" con los gobernadores de la UCR sobre los paliativos anunciados. También recibirá a los dirigentes díscolos del radicalismo: doble contención.
Por 18/04/2019 20:05

“Las medidas anunciadas por el gobierno nacional son necesarias. Representan un alivio a corto plazo y un punto de partida para reactivar la economía”, fue la única evaluación pública que lanzó el Comité Nacional de la UCR pocas horas después del anuncio de medidas paliativas en precios y tarifas. Curioso silencio radical, sector al que se colocaba como impulsor del paquete anti crisis, resultado del malestar que venían manifestando, en público y en privado, por la marcha del rumbo económico.

 

 

La otra parte del balance, según confiaron desde el partido a Letra P, será compartida en privado durante la próxima reunión que mantendrán los tres gobernadores radicales la semana próxima, cuando sean nuevamente recibidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Será el segundo encuentro de los mandatarios que tiene Cambiemos luego de la reunión que tuvieron el jueves 11 para definir los principales aspectos de los paliativos. Cerca de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y del alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, no confirmaron su asistencia a la cita de la semana próxima.

 

 

“Queda definir la fecha, pero la semana que viene habrá una nueva reunión con los radicales para revisar la marcha de las medidas”, explicó a Letra P una fuente de la Casa Rosada para confirmar que los principales destinatarios del llamado serán los tres gobernadores que tiene la UCR: el mendocino Alfredo Cornejo, el jujeño Gerardo Morales y el correntino Gustavo Valdés. La precisión fue aportada ante las consultas respecto a las escuetas señales que lanzó el partido centenario luego de los paliativos que anunció la Casa Rosada este miércoles.

La cautela adoptada por la conducción del radicalismo, según pudo saber este portal, encierra una “gran dosis de descontento”, especialmente entre los radicales con mando de tropa, como los gobernadores que volverán la semana próxima a Balcarce 50, que deberán echar mano a sus recursos para adherir al único capítulo de las medidas que tendrán un efecto en el bolsillo: frenar los aumentos para el transporte público, la luz y el gas.

 

 

“Estos chicos siempre llegan tarde”, lamentó otro destacado dirigente de la UCR para referirse a las medidas anunciadas y defender los planteos de la conducción radical, que pide modificaciones en las tarifas de los servicios públicos desde hace un año y medio, cuando el mendocino Cornejo asumió la presidencia del Comité Nacional y le pidió esos cambios al entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren. Ante las negativas del ex CEO de Shell, el flamante titular del partido comenzó a blanquear sus críticas y le advirtió públicamente al Gobierno sobre las consecuencias piantavotos del tarifazo sobre el electorado de Cambiemos. Lo hizo antes de la primera corrida cambiaria de mayo de 2018 y desde entonces no goza del afecto presidencial. 

En el PRO miraron de reojo el silencio reciente de sus socios radicales. “Mejor el silencio antes de que critiquen tan sueltos, como hacían antes”, espetó un funcionario del gobierno bonaerense que no pudo confirmar la presencia de Vidal en la reunión que encabezará Peña la semana próxima.

No será la única cita que tendrá el jefe de Gabinete con dirigentes de la UCR. También recibirá por separado al ex diputado Raúl Alfonsín y al vicepresidente segundo del Comité Nacional del partido, Federico Storani, dos correligionarios que apuntan a que el partido se salga de Cambiemos en la próxima Convención Nacional, que se reunirá posiblemente en Jujuy, luego de las elecciones de Córdoba del 12 de mayo.

 

 

Este jueves, Storani salió públicamente a cuestionar las medidas.“La forma en que comunicó los anuncios me parece que responde al estilo del PRO. No hubo espontaneidad. Con respecto al fondo, ojalá que traiga alivio pero, como dicen los economistas, pero cuando se quiebra la confianza es difícil que las medidas tengan un efecto positivo”, aventuró el dirigente que esta semana se reunió con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, que construye su precandidatura presidencial bajo el signo de Alternativa Federal. De la cita también participaron Alfonsín, el dirigente Juan Manuel Casella, el titular de la Convención Nacional, Jorge Sappia, y la titular del GEN, Margarita Stolbizer.

En el Gobierno aseguran que tanto Storani como Alfonsín son los jefes de un sector minoritario de la UCR, pero agregaron que el objetivo de las reuniones que mantendrá Peña apuntan a explicarles el interés del presidente Macri por escuchar sus reclamos y contener las críticas para evitar que rompan durante la realización de la próxima convención, que debe concretarse antes del cierre de listas y alianzas para las PASO del 11 de agosto.