X
El Presidente se adelantó a la medición oficial y admitió que reducir ese índice es “más difícil” de lo esperado. La cifra reflejará el impacto de los aumentos del transporte, la luz y la telefonía.
Redacción 16/04/2019 8:03

Luego de que el presidente Mauricio Macri adelantara que la inflación de marzo marcará un pico, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este martes la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC) que podría superar el 4%.

El salto de marzo reflejará el impacto de aumentos entre los cuales se destacaron los de los servicios regulados, por los incrementos en los pasajes de colectivo, trenes y subterráneos, a los que se añadieron las subas de 14% en las tarifas de electricidad y del 10% en telefonía móvil.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central entre agentes del sector financiero ubicó a la inflación de marzo en 3,8%, pero algunas estimaciones posteriores elevaron ese pronóstico.

 

 

En el gobierno nacional confían en que den resultados las políticas de déficit fiscal y emisión monetaria cero, acordadas con el Fondo Monetario, a las que se añadió las subastas diarias de divisas sustentadas en fondos del acuerdo stand by, con miras a contener la suba y volatilidad en la cotización del dólar.

Del mismo modo se aguardan con expectativa los anuncios gubernamentales de esta semana, tendientes a estabilizar los precios de un conjunto de productos de la canasta básica, entre otras medidas orientadas a la reactivación.

Los informes privados, en tanto, coinciden en destacar que durante marzo se presentaron los clásicos aumentos estacionales por el comienzo de las clases, en el rubro “Educación”, e “Indumentaria”, por el cambio de estación y las ventas de ropa para otoño e invierno.

Esos aumentos estacionales en otras ocasiones se vieron compensados en términos estadísticos por la baja en los gastos de “Turismo”, pero en esta oportunidad se espera que la morigeración sea más leve.

La medición de la consultora que dirige el economista Orlando Ferreres, en ese marco, estimó que durante marzo el índice de precios al consumidor (IPC) habría registrado una suba del 3,7%, lo que marcaría un aumento del 51,5% en términos interanuales, mientras el nivel de precios habría acumulado un crecimiento del 10,2% en el primer trimestre.

Según esta fuente, algunos de los mayores incrementos se observaron en el sector de alimentos y bebidas, “los cuales registraron una variación del 8% y 4%, respectivamente”, en gran medida por el encarecimiento de las carnes y los lácteos.

 

 

En términos similares, la consultora C&T Asesores Económicos explicó en su propio informe que durante marzo “hubo un aumento mensual de 3,9%, el más elevado desde octubre pasado”.

Por su parte, EcoGo midió una inflación del 4,1% para el período, con 11,3% en los primeros tres meses del año y una variación interanual de 53,9%.

Desde Ecolatina estimaron que la inflación en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense rondó el 4,2%, “lo que marcó un aceleración” respecto al 3,7% de febrero y 2,6% en enero, tendencia mencionada también por análisis de otras consultoras y sectores gremiales.

El INDEC anuncia el “pico de inflación” de marzo, que sería del 4%

El Presidente se adelantó a la medición oficial y admitió que reducir ese índice es “más difícil” de lo esperado. La cifra reflejará el impacto de los aumentos del transporte, la luz y la telefonía.

Luego de que el presidente Mauricio Macri adelantara que la inflación de marzo marcará un pico, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este martes la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC) que podría superar el 4%.

El salto de marzo reflejará el impacto de aumentos entre los cuales se destacaron los de los servicios regulados, por los incrementos en los pasajes de colectivo, trenes y subterráneos, a los que se añadieron las subas de 14% en las tarifas de electricidad y del 10% en telefonía móvil.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central entre agentes del sector financiero ubicó a la inflación de marzo en 3,8%, pero algunas estimaciones posteriores elevaron ese pronóstico.

 

 

En el gobierno nacional confían en que den resultados las políticas de déficit fiscal y emisión monetaria cero, acordadas con el Fondo Monetario, a las que se añadió las subastas diarias de divisas sustentadas en fondos del acuerdo stand by, con miras a contener la suba y volatilidad en la cotización del dólar.

Del mismo modo se aguardan con expectativa los anuncios gubernamentales de esta semana, tendientes a estabilizar los precios de un conjunto de productos de la canasta básica, entre otras medidas orientadas a la reactivación.

Los informes privados, en tanto, coinciden en destacar que durante marzo se presentaron los clásicos aumentos estacionales por el comienzo de las clases, en el rubro “Educación”, e “Indumentaria”, por el cambio de estación y las ventas de ropa para otoño e invierno.

Esos aumentos estacionales en otras ocasiones se vieron compensados en términos estadísticos por la baja en los gastos de “Turismo”, pero en esta oportunidad se espera que la morigeración sea más leve.

La medición de la consultora que dirige el economista Orlando Ferreres, en ese marco, estimó que durante marzo el índice de precios al consumidor (IPC) habría registrado una suba del 3,7%, lo que marcaría un aumento del 51,5% en términos interanuales, mientras el nivel de precios habría acumulado un crecimiento del 10,2% en el primer trimestre.

Según esta fuente, algunos de los mayores incrementos se observaron en el sector de alimentos y bebidas, “los cuales registraron una variación del 8% y 4%, respectivamente”, en gran medida por el encarecimiento de las carnes y los lácteos.

 

 

En términos similares, la consultora C&T Asesores Económicos explicó en su propio informe que durante marzo “hubo un aumento mensual de 3,9%, el más elevado desde octubre pasado”.

Por su parte, EcoGo midió una inflación del 4,1% para el período, con 11,3% en los primeros tres meses del año y una variación interanual de 53,9%.

Desde Ecolatina estimaron que la inflación en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense rondó el 4,2%, “lo que marcó un aceleración” respecto al 3,7% de febrero y 2,6% en enero, tendencia mencionada también por análisis de otras consultoras y sectores gremiales.