X

En ATE acusan a Vidal de tratar como “trabajadores de segunda” a los estatales

Cuestionaron la paritaria cerrada con los “gremios amigos del poder” y exigieron reapertura. Remarcaron que la oferta rechazada por los docentes ya es mejor que lo firmado por el sector estatal.
Redacción 13/03/2019 9:39

Tras el paro de la semana pasada, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) acusó al gobierno de María Eugenia Vidal de tratar a los estatales como “trabajadores de segunda", al marcar que la oferta rechazada por los docentes ya es mejor que lo firmado por el sector estatal. Por esto, exigieron la reapertura de la paritaria 2019 cerrada el año pasado a partir del acuerdo del Ejecutivo con lo que en ATE definieron como los “gremios amigos del poder”

"Cuando UPCN, AERI, Soeme y Salud Pública, gremios amigos del poder,  firmaron la paritaria a finales del año pasado, nos condenaron a salarios miserables a miles de estatales de la provincia y esto no lo vamos a permitir", apuntó el titular de ATE bonaerense, Oscar de Isasi, para enfatizar que "con la complicidad de esas organizaciones sindicales amigas nos trata como trabajadores de segunda”.

En esa línea, el dirigente gremial marcó: “Si uno observa la oferta que le hicieron a los docentes en este tramo de 2019, notamos que aunque insuficiente y miserable, estamos en presencia de mejores condiciones de negociación con respecto al resto de los estatales".
 


Para este año, el vidalismo ya propuso a los maestros una oferta superior a la de los trabajadores de la Ley 10.430. Se trata de una cláusula gatillo (mensual en los primeros tres meses y luego trimestral), más un ascenso al salario mínimo (que en marzo, según el Ejecutivo, alcanzaría los $ 20.150), un 5% a pagar en diciembre y ayuda extra a maestros que estén por debajo de la línea de pobreza. 

De Isasi aclaró que la exigencia no es "para cuestionar la negociación con los docentes, sino para dejar en claro que el gobierno utiliza distintas varas con los trabajadores, como si viviéramos en distintos lugares o no tuviéramos las mismas necesidades", por eso exigió "igual trato y propuestas que vayan en ese sentido". 

En un comunicado, ATE advirtió que la propuesta aceptada por los estatales contempla cláusula gatillo solo para el primer trimestre, mientras que en las ofertas ya hechas a los docentes la misma abarca todo 2019 más un 5%. "Está claro que teníamos razón para no firmar la paritaria a finales de diciembre y está claro que estamos siendo discriminados", agregó de Isasi.
 


Por su parte, en UPCN adelantaron que planean pedir una recomposición salarial para los empleados de la de la Ley 10.430 que se complemente con el incremento escalonado del 20% que recibirían este año, según lo que ese gremio junto con Fegeppba acordó a fines de 2018 con el gobierno bonaerense. Según detalló DIB, el gremio encabezado en la esfera bonaerense por Carlos Quintana solicitará el mismo aumento que alcancen los docentes.

Hacia finales del año pasado, los trabajadores estatales acordaron un aumento del 20% para todo 2019 de manera escalonada: 4% en enero, marzo, mayo y julio; 2% en septiembre y 2% en noviembre. Sin embargo, con la inflación de enero en un 2,9% y pronósticos por encima del 30%, el incremento para los empleados estatales estaría quedando retrasado.

En ATE acusan a Vidal de tratar como “trabajadores de segunda” a los estatales

Cuestionaron la paritaria cerrada con los “gremios amigos del poder” y exigieron reapertura. Remarcaron que la oferta rechazada por los docentes ya es mejor que lo firmado por el sector estatal.

Tras el paro de la semana pasada, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) acusó al gobierno de María Eugenia Vidal de tratar a los estatales como “trabajadores de segunda", al marcar que la oferta rechazada por los docentes ya es mejor que lo firmado por el sector estatal. Por esto, exigieron la reapertura de la paritaria 2019 cerrada el año pasado a partir del acuerdo del Ejecutivo con lo que en ATE definieron como los “gremios amigos del poder”

"Cuando UPCN, AERI, Soeme y Salud Pública, gremios amigos del poder,  firmaron la paritaria a finales del año pasado, nos condenaron a salarios miserables a miles de estatales de la provincia y esto no lo vamos a permitir", apuntó el titular de ATE bonaerense, Oscar de Isasi, para enfatizar que "con la complicidad de esas organizaciones sindicales amigas nos trata como trabajadores de segunda”.

En esa línea, el dirigente gremial marcó: “Si uno observa la oferta que le hicieron a los docentes en este tramo de 2019, notamos que aunque insuficiente y miserable, estamos en presencia de mejores condiciones de negociación con respecto al resto de los estatales".
 


Para este año, el vidalismo ya propuso a los maestros una oferta superior a la de los trabajadores de la Ley 10.430. Se trata de una cláusula gatillo (mensual en los primeros tres meses y luego trimestral), más un ascenso al salario mínimo (que en marzo, según el Ejecutivo, alcanzaría los $ 20.150), un 5% a pagar en diciembre y ayuda extra a maestros que estén por debajo de la línea de pobreza. 

De Isasi aclaró que la exigencia no es "para cuestionar la negociación con los docentes, sino para dejar en claro que el gobierno utiliza distintas varas con los trabajadores, como si viviéramos en distintos lugares o no tuviéramos las mismas necesidades", por eso exigió "igual trato y propuestas que vayan en ese sentido". 

En un comunicado, ATE advirtió que la propuesta aceptada por los estatales contempla cláusula gatillo solo para el primer trimestre, mientras que en las ofertas ya hechas a los docentes la misma abarca todo 2019 más un 5%. "Está claro que teníamos razón para no firmar la paritaria a finales de diciembre y está claro que estamos siendo discriminados", agregó de Isasi.
 


Por su parte, en UPCN adelantaron que planean pedir una recomposición salarial para los empleados de la de la Ley 10.430 que se complemente con el incremento escalonado del 20% que recibirían este año, según lo que ese gremio junto con Fegeppba acordó a fines de 2018 con el gobierno bonaerense. Según detalló DIB, el gremio encabezado en la esfera bonaerense por Carlos Quintana solicitará el mismo aumento que alcancen los docentes.

Hacia finales del año pasado, los trabajadores estatales acordaron un aumento del 20% para todo 2019 de manera escalonada: 4% en enero, marzo, mayo y julio; 2% en septiembre y 2% en noviembre. Sin embargo, con la inflación de enero en un 2,9% y pronósticos por encima del 30%, el incremento para los empleados estatales estaría quedando retrasado.