X

Oportunidades históricas que no se pueden desperdiciar

Oportunidades históricas que no se pueden desperdiciar

01/03/2019 12:37

El ejercicio de las normas y las tradiciones de la democracia nos encuentran en este recinto con la satisfacción del pleno funcionamiento de las instituciones que hacen a la república y que hemos logrado afianzar entre todos. 

Lo primero que deseo transmitir es la tranquilidad respecto de la salud financiera del municipio. En tiempos complejos, como los que transitamos, las cuentas públicas están en absoluto orden, producto de un muy buen cumplimiento de parte de los contribuyentes a quienes les agradezco profundamente por el compromiso.

Hemos prestado especial atención a los sectores más vulnerables de la ciudad, en la convicción de que llegar a esos barrios con obras es una forma de dignificar a los que menos tienen.

La inversión en las calles sigue siendo una prioridad. Lo fue en 2018 y lo será este año. Actualmente hay 54 cuadras en estado de repavimentación. En dos semanas se licitarán otras 160 de reencarpetamiento.

En White estaremos encarando unas de las principales obras del municipio en este ejercicio y el próximo, la terminación de la Avda. Dasso, con un proyecto moderno e innovador.

En el área de salud, se pudo habilitar un nuevo Centro de Atención -el tercero de nuestra gestión- en el sector norte de la ciudad, que funciona a pleno y permite descomprimir la guardia del hospital Municipal.

Una buena noticia para la salud pública es que se está instalando el moderno mamógrafo, en el que invertimos más de 7 millones de pesos y que funcionará en el Hospital Menor de Ingeniero White.

En los últimos dos años se invirtieron más de $172 millones en 123 obras, de las cuales 27 intervenciones fueron en jardines, 66 en escuelas primarias, 19 en secundarias, 9 en escuelas de educación especial y 2 en superior.

Para 2019 el Fondo Educativo se amplió a 189 millones. Ello nos permitió trabajar intensamente en este receso y otras 10 escuelas van a comenzar el nuevo ciclo lectivo con mejoras sustanciales en sus edificios.

En pocos meses administraremos los recursos del Servicio Alimentario Escolar, con el objetivo de garantizar la cobertura nutricional uniforme de los niños y adolescentes que asisten a las escuelas públicas.

Otra cuestión central para este año será la optimización de los programas que apuntan a la superación de la pobreza, especialmente los centrados en la alimentación.

Estamos convencidos de que la convergencia de los programas públicos, de los esfuerzos solidarios de personas, organizaciones y empresas conducirá a mejores condiciones de vida para los bahienses.

Ese espíritu es el que nos ha permitido avanzar con el programa de mejoras habitacionales, que ya beneficio a 1800 familias a través de tres propuestas: automejoramiento, microcréditos y voluntariado de cultos.

Se incorporaron nuevos puntos de wifi libre y gratuito en espacios públicos, como la terminal de ómnibus y más de 20 mil vecinos realizaron capacitaciones en su domicilio a través del campus virtual del municipio.

Una parte importante de los avances tecnológicos que nos permiten avanzar hacia una ciudad más amigable y eficiente, es el nuevo sistema de estacionamiento.

En cuanto al transporte público de pasajeros, dotamos de cámaras a todas las unidades, que nos permiten monitorear permanentemente los recorridos brindando mayor seguridad a los pasajeros y conductores.

En pocos días este cuerpo recibirá un proyecto con varias ordenanzas, para promover la radicación de empresas productivas en nuestro distrito.

En estas últimas semanas hemos sufrido una cantidad importante de hechos, a los que no estábamos acostumbrados y no debemos acostumbrarnos.

Es imperioso que trabajemos en equipo. El aporte que puede hacer el municipio es insuficiente frente a la magnitud del flagelo.

Reitero el pedido a las distintas fuerzas de seguridad, justicia y servicio penitenciario para que profundicemos nuestros esfuerzos y no multipliquemos las diferencias.

Este es un año particular. Pero no por ser electoral debe desviarnos del rumbo. Bahía Blanca tiene oportunidades históricas que no puede desperdiciar.

Los vecinos de Bahía Blanca esperan que demos ese paso hacia adelante. Que dejemos de lado diferencias ideológicas o mezquindades políticas para trabajar codo a codo. Y seguir cambiando Bahía.

Oportunidades históricas que no se pueden desperdiciar

Intendente de Bahía Blanca

El ejercicio de las normas y las tradiciones de la democracia nos encuentran en este recinto con la satisfacción del pleno funcionamiento de las instituciones que hacen a la república y que hemos logrado afianzar entre todos. 

Lo primero que deseo transmitir es la tranquilidad respecto de la salud financiera del municipio. En tiempos complejos, como los que transitamos, las cuentas públicas están en absoluto orden, producto de un muy buen cumplimiento de parte de los contribuyentes a quienes les agradezco profundamente por el compromiso.

Hemos prestado especial atención a los sectores más vulnerables de la ciudad, en la convicción de que llegar a esos barrios con obras es una forma de dignificar a los que menos tienen.

La inversión en las calles sigue siendo una prioridad. Lo fue en 2018 y lo será este año. Actualmente hay 54 cuadras en estado de repavimentación. En dos semanas se licitarán otras 160 de reencarpetamiento.

En White estaremos encarando unas de las principales obras del municipio en este ejercicio y el próximo, la terminación de la Avda. Dasso, con un proyecto moderno e innovador.

En el área de salud, se pudo habilitar un nuevo Centro de Atención -el tercero de nuestra gestión- en el sector norte de la ciudad, que funciona a pleno y permite descomprimir la guardia del hospital Municipal.

Una buena noticia para la salud pública es que se está instalando el moderno mamógrafo, en el que invertimos más de 7 millones de pesos y que funcionará en el Hospital Menor de Ingeniero White.

En los últimos dos años se invirtieron más de $172 millones en 123 obras, de las cuales 27 intervenciones fueron en jardines, 66 en escuelas primarias, 19 en secundarias, 9 en escuelas de educación especial y 2 en superior.

Para 2019 el Fondo Educativo se amplió a 189 millones. Ello nos permitió trabajar intensamente en este receso y otras 10 escuelas van a comenzar el nuevo ciclo lectivo con mejoras sustanciales en sus edificios.

En pocos meses administraremos los recursos del Servicio Alimentario Escolar, con el objetivo de garantizar la cobertura nutricional uniforme de los niños y adolescentes que asisten a las escuelas públicas.

Otra cuestión central para este año será la optimización de los programas que apuntan a la superación de la pobreza, especialmente los centrados en la alimentación.

Estamos convencidos de que la convergencia de los programas públicos, de los esfuerzos solidarios de personas, organizaciones y empresas conducirá a mejores condiciones de vida para los bahienses.

Ese espíritu es el que nos ha permitido avanzar con el programa de mejoras habitacionales, que ya beneficio a 1800 familias a través de tres propuestas: automejoramiento, microcréditos y voluntariado de cultos.

Se incorporaron nuevos puntos de wifi libre y gratuito en espacios públicos, como la terminal de ómnibus y más de 20 mil vecinos realizaron capacitaciones en su domicilio a través del campus virtual del municipio.

Una parte importante de los avances tecnológicos que nos permiten avanzar hacia una ciudad más amigable y eficiente, es el nuevo sistema de estacionamiento.

En cuanto al transporte público de pasajeros, dotamos de cámaras a todas las unidades, que nos permiten monitorear permanentemente los recorridos brindando mayor seguridad a los pasajeros y conductores.

En pocos días este cuerpo recibirá un proyecto con varias ordenanzas, para promover la radicación de empresas productivas en nuestro distrito.

En estas últimas semanas hemos sufrido una cantidad importante de hechos, a los que no estábamos acostumbrados y no debemos acostumbrarnos.

Es imperioso que trabajemos en equipo. El aporte que puede hacer el municipio es insuficiente frente a la magnitud del flagelo.

Reitero el pedido a las distintas fuerzas de seguridad, justicia y servicio penitenciario para que profundicemos nuestros esfuerzos y no multipliquemos las diferencias.

Este es un año particular. Pero no por ser electoral debe desviarnos del rumbo. Bahía Blanca tiene oportunidades históricas que no puede desperdiciar.

Los vecinos de Bahía Blanca esperan que demos ese paso hacia adelante. Que dejemos de lado diferencias ideológicas o mezquindades políticas para trabajar codo a codo. Y seguir cambiando Bahía.