X
El kirchnerismo profundiza las diferencias internas con el perottismo. Habla de poco “acompañamiento” a la lista de diputados y de exclusividad para la campaña de Alberto Fernández.
Por 29/10/2019 19:52

La sorpresiva derrota del Frente de Todos en Santa Fe tanto en la categoría a presidente como el segmento de candidatos a diputados generó un ruido interno que dejó de manifiesto el camporista y legislador nacional electo Marcos Cleri, al señalar de manera indirecta al gobernador electo Omar Perotti por una supuesta falta de “acompañamiento” en la campaña provincial. “Sacamos más votos que el gobernador electo”, disparó.

“Teníamos expectativas de tener mejores resultados en Castellanos (departamento de Perotti) y la capital. Fue demasiado adverso el resultado y el acompañamiento de esos lugares cuando tenemos intendentes y senadores que representan esas localidades. Donde se trabajó arduamente, como en Rosario, Constitución y San Lorenzo, mejoramos el resultado”, dijo a Radio2.

La remontada de diez puntos de Juntos por el Cambio terminó alimentando contrapuntos dentro de la unidad peronista que se formó para sacar del poder al socialismo. Las diferencias hacia adentro de la composición del Frente de Todos quedaron expuestas entre los kirchneristas puros y los peronistas que se representan -en la provincia- en Perotti y en Alberto Fernández -en la foto nacional-.

 

 

La Cámpora comenzó un trabajo fino por marcar diferencias en boca de Cleri, dirigente de estrecho vínculo con Máximo Kirchner. Ya había demostrado desacuerdo con la intención del perottismo de tratar la reforma constitucional en lo que queda del año legislativo provincial. “No es el momento”, soltó, mientras toda la corriente peronista avanzaba con celeridad y euforia para lograr el cometido y satisfacer al jefe político.

Ahora la distancia llegó por el mal resultado que deja al Frente de Todos en desventaja en cantidad de diputados, luego de haber ganado cómodamente por diez puntos en las PASO.

Con los ánimos aún calientes, Cleri sugirió que el gobernador electo se enfocó más en la campaña nacional de Fernández que en el trabajo territorial para darle envión a la lista de legisladores nacionales. La lista de diputados tuvo la anuencia casi exclusiva de La Cámpora en el armado, mientras que un Perotti ya electo, optó por no meterse.

“A todos se los convocó y Omar (Perotti) tenía otras prioridades que estaban en la transición y delegó responsabilidades. Siempre que se lo convocó participó, junto con Alberto, en actividades y en el debate”, dijo y enrostró sutilmente la exclusividad con el presidente electo. 

Otro de los razonamientos que aportó el peronismo fue el escenario de alta polarización que entienden que benefició a Juntos por el Cambio, que acaparó todo el voto opositor al peronismo. El ejemplo de la merma de votos de Roberto Lavagna desde las PASO  a las generales es el ejemplo más elocuente que agita.