X

Las tres claves de la remontada de diez puntos con la que Macri ganó en Santa Fe

El presidente se recuperó en Santa Fe y ganó la elección por menos de un punto. La caída de Lavagna, nuevos electores y mucho #SíSePuede en la provincia, la explicación del batacazo.
Por 28/10/2019 13:33

La seguidilla victoriosa y extasiada del peronismo santafesino se mancó en la última parada de modo inesperado. Luego de que el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández le sacara diez puntos de ventaja al presidente Mauricio Macri en las PASO, Juntos por el Cambio empleó una remontada impresionante y aventajó al PJ por menos de un punto. #SíSePudo.

La “unidad en la diversidad” que el justicialismo de Santa Fe arrancó en 2017 fue el germen para que se repitieran los festejos. Y, desde temprano, en la mañana de este domingo, los referentes del PJ auguraban una victoria que mejorara los números obtenidos el 11 de agosto. Así se lo reconocía a Letra P la vicegobernadora electa Alejandra Rodenas.

 

 

Pero pasadas las 18 horas la euforia se trasladó y concentró solo en el resultado nacional. El trabajo de los fiscales peronistas daba cuenta de una mejora rotunda de Juntos por el Cambio en toda la provincia, sobre todo en el centro norte, semejante como para dar vuelta la torta.

Computado el 99,09 por ciento de los votos, Macri subió en dos meses y medio de 34,31 por ciento a 43,50. Fernández, en tanto, cayó de 44,35 a 42,65 por ciento, mientras que el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, también sufrió una sangría, pasó de 13,86 a 8,97 por ciento.

 

 

¿Cuáles son las razones de semejante remontada? ¿Por qué un Macri abatido en la provincia, con un partido plagado de rabiosas internas, logró dar vuelta el resultado? ¿Se confió, descansó en su triunfo anterior el PJ santafesino? ¿Qué hizo el socialismo, su principal socio, para que Lavagna haya perdido cuatro puntos?

Si bien la recuperación de Macri se evidenció en todos los centros urbanos del país, para Santa Fe hubo una dedicación especial. El Presidente lideró el flash optimista del #SíSePuede tres veces y en seis ciudades santafesinas, primero en las más amigas, donde jugó de local, y se guardó la hostil Rosario para la última semana.

 

 

Pero la remontada también se explica en una fuerte caída de Lavagna y, a priori, un traslado directo del economista al presidente de cuatro de los puntos que consiguió el 11 de agosto. Devorado por la polarización, el socialismo, de capa caída en el pago chico, ni siquiera pudo contener la fuga.

El tercer factor para entender la sorpresa radica en la cantidad de electores nuevos. Hubo 2.176.420 millones de votos emitidos, 129 mil más que los que hubo en las PASO (2.047.785). Desde ahí también creció Macri, más una porción menor de votos que perdieron competidores afines como José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión.

 

 

El gobernador electo Omar Perotti y Rodenas terminaron la jornada en Buenos Aires al lado de Fernández. Venían de recuperar la provincia y pegar un zarpazo en la primaria nacional. Llegaban pletóricos al domingo clave, ellos y todo el PJ provincial. De la euforia debieron pasar al comportamiento medido.