X

Alerta roja en transportistas bonaerenses por el nuevo esquema de subsidios

El titular de la cámara empresaria del interior advirtió posibles pérdidas millonarias por mes. En jaque, el 40% de los socios ya pidió subir el boleto a $25. Drástico impacto en el costo del gasoil.
Por 04/01/2019 15:17

El traspaso de los subsidios al transporte de la Nación a las provincias ya está consumado. Y aunque en los últimos días se publicó un decreto firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal echando luz sobre algunos aspectos, en la provincia de Buenos Aires aún flota la incertidumbre en torno a la implementación de este esquema ahora en manos de la administración bonaerense.

Ya se sabe que la Casa Rosada seguirá inyectando recursos para el sostenimiento del sistema en el conurbano (otorgará $20 por litro de gasoil), mientras que el subsidio para el interior provincial estará congelado con valor de 2018. Todo, “hasta tanto la Provincia cuente con las herramientas para la producción y procesamiento de información para proceder al cálculo para la liquidación y pago de compensaciones tarifarias”, tal como señaló el reciente decreto.

Así dadas las cosas, en la Cámara de Transportadores por Automotor de Pasajeros del Interior Bonaerense (Catapib) se prendieron las luces de alerta. En diálogo con Letra P, el titular de esa entidad, Abel Sarratea, dio cuenta de un presente complejo y un horizonte inmediato aún más oscuro para las empresas del sector puertas afuera del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), al advertir que si el subsidio que brindará la Provincia se hace tomando un promedio de lo otorgado por la Nación en 2018, esto representará “más de un millón de pesos por mes de pérdida” en promedio para las firmas que integran la entidad.



También, afirmó que el 40% de los socios de la Cámara ya pidió subir el boleto a $25 en sus respectivos concejos deliberantes en un escenario donde “hay una caída muy alta de pasajeros por la baja del consumo (ronda el 20% en promedio desde el último trimestre de 2018), a la vez que ya empezaron a pagar el gasoil a precio de lista (cercano a $40), cuando hasta el año pasado lo abonaban subsidiado a $11 por el acuerdo de la Nación con las petroleras, que se mantiene con las líneas que operan en el AMBA.

La Provincia se comprometió a pagar $20 por litro a los transportistas del interior “pero no sabemos cuándo ni cómo”, marcó el titular de Catapib y gerente de la Compañía de Transportes de Necochea, quien también manifestó su inquietud ante la posibilidad de que los municipios tengan que afrontar los montos que no cubran los subsidios congelados, en un contexto de arcas comunales en rojo que ya afrontan deudas de larga data con varias empresas de colectivos por beneficios locales como el boleto estudiantil.
 

La Catapib representa los intereses de los prestadores de transporte público por automotor de pasajeros del Interior de la Provincia de Buenos Aires e integra la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP). Abarca distritos como Necochea, Bahía Blanca, Olavarría, Tandil, Arrecifes, Punta Alta, Coronel Dorrego, Tornquist, Coronel Rosales, Azul, Junín, Los Toldos, Patagones, San Antonio de Areco, Lobos, Colón, entre otros.


El malestar por la manera en que la Provincia se hizo cargo de este esquema de subsidios es evidente. “Es un tema muy importante que se ha tratado muy mal en cuanto a que sólo hubo una reunión”, resaltó Sarratea en alusión al encuentro que los empresarios mantuvieron con el subsecretario bonaerense del área, Fernando Riavec. Y añadió al respecto: “Recién hubo una reunión en diciembre, que citaron a las cámaras, en la que hubo resoluciones bastante específicas para el conurbano y el AMBA, pero no así para el interior. Cuando preguntábamos por el interior, nos decían ‘bueno, esas cosas todavía no están definidas’.

-¿Cuáles eran esas cosas que no estaban definidas?

-Una es que la Provincia se haría cargo del subsidio que venían cobrando las empresas, tomando como base diciembre que se ha cobrado el anticipo recién, está por entrar en estos días el resto del subsidio. Pero, paralelamente, nos dijeron que, como el presupuesto que tiene la Provincia acordado por el traspaso de la Nación es el monto total de los subsidios de 2018, ellos no pueden pasarse de ese monto, por lo tanto van a tomar de enero a diciembre de 2018 el total dividido 12 y eso te van a pagar congelado.

"La situación del transporte del interior es delicada".

Esa cifra representa, en promedio de las empresas de la Cámara, más de un millón de pesos por mes de pérdida, porque ellos van a tomar el promedio. En Necochea, por ejemplo, se va a cobrar en diciembre cerca de $ 4 millones y se empezó cobrando alrededor de $ 2 millones en enero. Por lo tanto, el promedio te va a dar tres millones, te va a faltar un millón.

-¿Y qué dijeron sobre ese monto que estaría faltando?

-Dijeron que de eso se tiene que hacer cargo el municipio. Pero los municipios están adeudando mucho dinero. En Necochea, el intendente entrega gratuitamente los boletos secundarios, firmó un convenio con nosotros para pagarlo a $5, cuando el boleto tendría que estar a $14 y en todo el año no lo pagó, imagínate cómo se va a hacer cargo de un millón y pico de pesos más por mes de lo que le tiró la Provincia ahora. Hemos hablado con el intendente que dice que es ilógico y que no puede (pagar eso). Otra opción es darte (aumento de) tarifas. Pero pedís la tarifa en febrero y en noviembre recién te otorgan el aumento. La situación del transporte del interior es delicada.
 


-¿Y en cuanto al cupo de gasoil?

-Ese es otro tema. Para el conurbano y el AMBA no les cambian nada, ahí no hay problema. El gasoil sigue siendo subsidiado como lo era hasta ahora para nosotros también. Pero ahora nosotros ya tenemos que comprar a precio de lista y con plata nuestra. Imaginate que veníamos pagando 70 mil litros a $11 en Necochea, salir a comprar 70 mil litros a precio de lista es tremendo. Anteriormente a esto, era difícil (que las petroleras les vendan grandes cupos de gasoil) porque no les convenía, porque aparentemente a ellas la compensación se la daban en impuestos. Hoy se pelean por vendernos gasoil porque lo pagamos a precio de lista, somos grandes consumidores.

-Pero la Provincia se haría cargo al menos del cupo congelado a diciembre…

-En el caso del interior, tenemos que ir a comprarlo y dicen que nos van a entregar, no sabemos cuándo ni cómo. De acuerdo al cupo que teníamos, $20 por litro. En el mejor de los casos que eso suceda (y te dicen que va a estar congelado todo el año) igual es una diferencia grande porque, de $11 a $40 (precio de lista), hoy nos estábamos ahorrando $29. Si ahora nos van a dar $20, pero lo tengo que pagar a $40, estoy perdiendo $20. Esa diferencia  representa entre 1 y 2 millones de pesos a cada empresa.

"Ya tenemos pedido en el Concejo Deliberante y en el Ejecutivo un boleto a $25 urgente".

-De no existir un mayor aporte de la Provincia y no hacerse cargo el municipio, ¿el aumento de tarifas es inexorable?

-Un 40% de los socios de nuestra cámara ya pidió llevar el boleto a $25 como mínimo, ya están los pedidos hechos en los respectivos concejos deliberantes. Y el promedio actual del boleto es de $17. En Necochea nos aprobaron el 30 de diciembre $17,95, que vamos a cobrar $17 porque al tener SUBE te da aproximadamente $17, pero tenés que pensar que no es el único boleto. Tenés el boleto secundario que gastan 60 mil por mes a $5 pesos, tenés un boleto obrero que es un 20% más barato, hay distintas categorías de boleto que hacen un boleto más bajo en la totalidad de la recaudación. Ya tenemos pedido en el Concejo Deliberante y en el Ejecutivo un boleto a $25 urgente.
 

OTRA REALIDAD. La radiografía del sistema de transporte automotor de pasajeros en el interior bonaerense es diametralmente distinta a la que se refleja en el conurbano y más dependiente de la inyección estatal de recursos. Con urbanizaciones mayoritariamente planas (escasa cantidad de edificios), la expansión geográfica a recorrer es significativa en muchos distritos, mientras que el volumen de pasajeros es obviamente inferior al GBA. Bajo ese panorama, Sarratea detalló que hasta un 70% de los ingresos de las empresas del interior se conforman de subsidios y el resto es boleto. Lo contrario a lo que pasa en el AMBA, donde tienen más recaudación de boleto que de subsidio. "En el interior somos pobres, si no hubiera subsidios no existiría el transporte en el interior", subrayó.


-Y ante esta situación, ¿ya hay empresas con menor espalda en una situación delicada?

-Sí. Por ejemplo, en Olavarría hay dos empresas, una que hace media distancia y otra que es urbana. La que hace urbana, ya se le terminaba la concesión y ni siquiera se presentó para renovar la concesión. Nosotros presentamos una nota porque la están haciendo quebrar a la empresa. El empresario está poniendo todos los meses plata porque tiene un boleto secundario gratuito y, sobre 260 mil pasajeros mensuales, ya tiene 130 mil boletos secundarios gratuitos, o sea que todos los meses está poniendo plata, entonces ni se presentó.

"Hay una caída muy alta de pasajeros por la baja del consumo".

Ahora le pidieron que aguantara porque tuvieron que llamar a licitación. Calculo que no se va a presentar nadie en la situación que está, porque hay una incertidumbre tremenda. La otra empresa, como hace media distancia, aceptó una prórroga de cuatro años pero Olavarría va a tener que salir a buscar oferentes que ya en la Cámara les dijimos que es imposible que alguna se presente a esa licitación.

-En cuanto al personal, ¿han tenido que reducir el plantel de choferes?

-Por ahora se ha aguantado. Pero otro caso que se está agregando es que hay una caída muy alta de pasajeros por la baja del consumo. A partir de septiembre, en Necochea perdimos 40 mil boletos por mes, lo que ronda el 20% del total. Y todas las ciudades perdieron en una proporción similar. Septiembre fue un punto de inflexión alto y ahí se cayó. Eso en cinco meses más, si esto no cambia, que no veo que cambie a corto plazo, es un problema.

En Necochea y La Costa vamos a compensar un poquito en estos meses (al ser plazas turísticas), pero en Olavarría, Azul, que la gente se va de esos lugares, se les va a complicar.
 


-Como Cámara, ¿tienen pensado en un futuro próximo hacer algún planteo ante la Provincia?

-Como presidente, me llaman continuamente con un problema y estamos casi en sesión permanente entre todos. El otro día estuve en Tandil que está parecido, están desesperados, llamaron al intendente y le dijeron que llame a otros intendentes, porque hay una escasez de conocimiento tremenda de los intendentes y de la misma Gobernación. Creo que les patearon el subsidio pero no les dijeron que la logística para instrumentar eso. Cuando le preguntábamos del interior a Riavec, él mismo no sabía. Esto se tendría que haber hecho con mayor antelación para ir trabajando en cada localidad, porque cada una es distinta.

-¿De renovación de flota ni hablar?

-Eso hace rato que está imposible. Nosotros directamente ni lo tenemos en cuenta. Las últimas compras que se hicieron acá fueron con créditos bancarios a cinco años que hoy es imposible. Un 0 km hoy debe estar cerca de 4 millones de pesos, ni hablar. En 2018 ninguna empresa compró nuevas unidades.

Alerta roja en transportistas bonaerenses por el nuevo esquema de subsidios

El titular de la cámara empresaria del interior advirtió posibles pérdidas millonarias por mes. En jaque, el 40% de los socios ya pidió subir el boleto a $25. Drástico impacto en el costo del gasoil.

El traspaso de los subsidios al transporte de la Nación a las provincias ya está consumado. Y aunque en los últimos días se publicó un decreto firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal echando luz sobre algunos aspectos, en la provincia de Buenos Aires aún flota la incertidumbre en torno a la implementación de este esquema ahora en manos de la administración bonaerense.

Ya se sabe que la Casa Rosada seguirá inyectando recursos para el sostenimiento del sistema en el conurbano (otorgará $20 por litro de gasoil), mientras que el subsidio para el interior provincial estará congelado con valor de 2018. Todo, “hasta tanto la Provincia cuente con las herramientas para la producción y procesamiento de información para proceder al cálculo para la liquidación y pago de compensaciones tarifarias”, tal como señaló el reciente decreto.

Así dadas las cosas, en la Cámara de Transportadores por Automotor de Pasajeros del Interior Bonaerense (Catapib) se prendieron las luces de alerta. En diálogo con Letra P, el titular de esa entidad, Abel Sarratea, dio cuenta de un presente complejo y un horizonte inmediato aún más oscuro para las empresas del sector puertas afuera del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), al advertir que si el subsidio que brindará la Provincia se hace tomando un promedio de lo otorgado por la Nación en 2018, esto representará “más de un millón de pesos por mes de pérdida” en promedio para las firmas que integran la entidad.



También, afirmó que el 40% de los socios de la Cámara ya pidió subir el boleto a $25 en sus respectivos concejos deliberantes en un escenario donde “hay una caída muy alta de pasajeros por la baja del consumo (ronda el 20% en promedio desde el último trimestre de 2018), a la vez que ya empezaron a pagar el gasoil a precio de lista (cercano a $40), cuando hasta el año pasado lo abonaban subsidiado a $11 por el acuerdo de la Nación con las petroleras, que se mantiene con las líneas que operan en el AMBA.

La Provincia se comprometió a pagar $20 por litro a los transportistas del interior “pero no sabemos cuándo ni cómo”, marcó el titular de Catapib y gerente de la Compañía de Transportes de Necochea, quien también manifestó su inquietud ante la posibilidad de que los municipios tengan que afrontar los montos que no cubran los subsidios congelados, en un contexto de arcas comunales en rojo que ya afrontan deudas de larga data con varias empresas de colectivos por beneficios locales como el boleto estudiantil.
 

La Catapib representa los intereses de los prestadores de transporte público por automotor de pasajeros del Interior de la Provincia de Buenos Aires e integra la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP). Abarca distritos como Necochea, Bahía Blanca, Olavarría, Tandil, Arrecifes, Punta Alta, Coronel Dorrego, Tornquist, Coronel Rosales, Azul, Junín, Los Toldos, Patagones, San Antonio de Areco, Lobos, Colón, entre otros.


El malestar por la manera en que la Provincia se hizo cargo de este esquema de subsidios es evidente. “Es un tema muy importante que se ha tratado muy mal en cuanto a que sólo hubo una reunión”, resaltó Sarratea en alusión al encuentro que los empresarios mantuvieron con el subsecretario bonaerense del área, Fernando Riavec. Y añadió al respecto: “Recién hubo una reunión en diciembre, que citaron a las cámaras, en la que hubo resoluciones bastante específicas para el conurbano y el AMBA, pero no así para el interior. Cuando preguntábamos por el interior, nos decían ‘bueno, esas cosas todavía no están definidas’.

-¿Cuáles eran esas cosas que no estaban definidas?

-Una es que la Provincia se haría cargo del subsidio que venían cobrando las empresas, tomando como base diciembre que se ha cobrado el anticipo recién, está por entrar en estos días el resto del subsidio. Pero, paralelamente, nos dijeron que, como el presupuesto que tiene la Provincia acordado por el traspaso de la Nación es el monto total de los subsidios de 2018, ellos no pueden pasarse de ese monto, por lo tanto van a tomar de enero a diciembre de 2018 el total dividido 12 y eso te van a pagar congelado.

"La situación del transporte del interior es delicada".

Esa cifra representa, en promedio de las empresas de la Cámara, más de un millón de pesos por mes de pérdida, porque ellos van a tomar el promedio. En Necochea, por ejemplo, se va a cobrar en diciembre cerca de $ 4 millones y se empezó cobrando alrededor de $ 2 millones en enero. Por lo tanto, el promedio te va a dar tres millones, te va a faltar un millón.

-¿Y qué dijeron sobre ese monto que estaría faltando?

-Dijeron que de eso se tiene que hacer cargo el municipio. Pero los municipios están adeudando mucho dinero. En Necochea, el intendente entrega gratuitamente los boletos secundarios, firmó un convenio con nosotros para pagarlo a $5, cuando el boleto tendría que estar a $14 y en todo el año no lo pagó, imagínate cómo se va a hacer cargo de un millón y pico de pesos más por mes de lo que le tiró la Provincia ahora. Hemos hablado con el intendente que dice que es ilógico y que no puede (pagar eso). Otra opción es darte (aumento de) tarifas. Pero pedís la tarifa en febrero y en noviembre recién te otorgan el aumento. La situación del transporte del interior es delicada.
 


-¿Y en cuanto al cupo de gasoil?

-Ese es otro tema. Para el conurbano y el AMBA no les cambian nada, ahí no hay problema. El gasoil sigue siendo subsidiado como lo era hasta ahora para nosotros también. Pero ahora nosotros ya tenemos que comprar a precio de lista y con plata nuestra. Imaginate que veníamos pagando 70 mil litros a $11 en Necochea, salir a comprar 70 mil litros a precio de lista es tremendo. Anteriormente a esto, era difícil (que las petroleras les vendan grandes cupos de gasoil) porque no les convenía, porque aparentemente a ellas la compensación se la daban en impuestos. Hoy se pelean por vendernos gasoil porque lo pagamos a precio de lista, somos grandes consumidores.

-Pero la Provincia se haría cargo al menos del cupo congelado a diciembre…

-En el caso del interior, tenemos que ir a comprarlo y dicen que nos van a entregar, no sabemos cuándo ni cómo. De acuerdo al cupo que teníamos, $20 por litro. En el mejor de los casos que eso suceda (y te dicen que va a estar congelado todo el año) igual es una diferencia grande porque, de $11 a $40 (precio de lista), hoy nos estábamos ahorrando $29. Si ahora nos van a dar $20, pero lo tengo que pagar a $40, estoy perdiendo $20. Esa diferencia  representa entre 1 y 2 millones de pesos a cada empresa.

"Ya tenemos pedido en el Concejo Deliberante y en el Ejecutivo un boleto a $25 urgente".

-De no existir un mayor aporte de la Provincia y no hacerse cargo el municipio, ¿el aumento de tarifas es inexorable?

-Un 40% de los socios de nuestra cámara ya pidió llevar el boleto a $25 como mínimo, ya están los pedidos hechos en los respectivos concejos deliberantes. Y el promedio actual del boleto es de $17. En Necochea nos aprobaron el 30 de diciembre $17,95, que vamos a cobrar $17 porque al tener SUBE te da aproximadamente $17, pero tenés que pensar que no es el único boleto. Tenés el boleto secundario que gastan 60 mil por mes a $5 pesos, tenés un boleto obrero que es un 20% más barato, hay distintas categorías de boleto que hacen un boleto más bajo en la totalidad de la recaudación. Ya tenemos pedido en el Concejo Deliberante y en el Ejecutivo un boleto a $25 urgente.
 

OTRA REALIDAD. La radiografía del sistema de transporte automotor de pasajeros en el interior bonaerense es diametralmente distinta a la que se refleja en el conurbano y más dependiente de la inyección estatal de recursos. Con urbanizaciones mayoritariamente planas (escasa cantidad de edificios), la expansión geográfica a recorrer es significativa en muchos distritos, mientras que el volumen de pasajeros es obviamente inferior al GBA. Bajo ese panorama, Sarratea detalló que hasta un 70% de los ingresos de las empresas del interior se conforman de subsidios y el resto es boleto. Lo contrario a lo que pasa en el AMBA, donde tienen más recaudación de boleto que de subsidio. "En el interior somos pobres, si no hubiera subsidios no existiría el transporte en el interior", subrayó.


-Y ante esta situación, ¿ya hay empresas con menor espalda en una situación delicada?

-Sí. Por ejemplo, en Olavarría hay dos empresas, una que hace media distancia y otra que es urbana. La que hace urbana, ya se le terminaba la concesión y ni siquiera se presentó para renovar la concesión. Nosotros presentamos una nota porque la están haciendo quebrar a la empresa. El empresario está poniendo todos los meses plata porque tiene un boleto secundario gratuito y, sobre 260 mil pasajeros mensuales, ya tiene 130 mil boletos secundarios gratuitos, o sea que todos los meses está poniendo plata, entonces ni se presentó.

"Hay una caída muy alta de pasajeros por la baja del consumo".

Ahora le pidieron que aguantara porque tuvieron que llamar a licitación. Calculo que no se va a presentar nadie en la situación que está, porque hay una incertidumbre tremenda. La otra empresa, como hace media distancia, aceptó una prórroga de cuatro años pero Olavarría va a tener que salir a buscar oferentes que ya en la Cámara les dijimos que es imposible que alguna se presente a esa licitación.

-En cuanto al personal, ¿han tenido que reducir el plantel de choferes?

-Por ahora se ha aguantado. Pero otro caso que se está agregando es que hay una caída muy alta de pasajeros por la baja del consumo. A partir de septiembre, en Necochea perdimos 40 mil boletos por mes, lo que ronda el 20% del total. Y todas las ciudades perdieron en una proporción similar. Septiembre fue un punto de inflexión alto y ahí se cayó. Eso en cinco meses más, si esto no cambia, que no veo que cambie a corto plazo, es un problema.

En Necochea y La Costa vamos a compensar un poquito en estos meses (al ser plazas turísticas), pero en Olavarría, Azul, que la gente se va de esos lugares, se les va a complicar.
 


-Como Cámara, ¿tienen pensado en un futuro próximo hacer algún planteo ante la Provincia?

-Como presidente, me llaman continuamente con un problema y estamos casi en sesión permanente entre todos. El otro día estuve en Tandil que está parecido, están desesperados, llamaron al intendente y le dijeron que llame a otros intendentes, porque hay una escasez de conocimiento tremenda de los intendentes y de la misma Gobernación. Creo que les patearon el subsidio pero no les dijeron que la logística para instrumentar eso. Cuando le preguntábamos del interior a Riavec, él mismo no sabía. Esto se tendría que haber hecho con mayor antelación para ir trabajando en cada localidad, porque cada una es distinta.

-¿De renovación de flota ni hablar?

-Eso hace rato que está imposible. Nosotros directamente ni lo tenemos en cuenta. Las últimas compras que se hicieron acá fueron con créditos bancarios a cinco años que hoy es imposible. Un 0 km hoy debe estar cerca de 4 millones de pesos, ni hablar. En 2018 ninguna empresa compró nuevas unidades.