28|2|2021

Efecto Venezuela: Alberto Fernández y el acto que no fue con el kirchnerimo duro

25 de enero de 2019

25 de enero de 2019

En su tour de unidad, iba a compartir mesa con D’ Elia y dirigentes que, a diferencia de él, hicieron en las últimas horas una acérrima defensa de Maduro. La actividad se suspendió “hasta nuevo aviso”

"La unidad del peronismo y la Argentina que viene" era el lema de la charla abierta que iba a encabezar este sábado en Mar del Plata el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández junto a Luís D’ Elía y referentes de agrupaciones recostadas sobre el ala dura del kirchnerismo. La actividad venía siendo promocionada por el PJ marplatense desde hace semanas e iba en línea con los renovados lazos que el otrora massista y randazzista viene forjando con la tropa K bajo el paraguas de la unidad de los diversos sectores del campo popular de cara a los próximos comicios. Sin embargo, a último momento el acto fue suspendido sin fecha de reprogramación. Y en esto, hay quienes asocian lo infructuoso del evento con el clima de ebullición que se registra en Venezuela.

 

Sucede que todos los espacios filokirchneristas que iban a estar representados en este encuentro (Miles, Forja, Partido Comunista y Unidad Socialista para la Victoria) pusieron de manifiesto en las últimas horas su férreo respaldo al gobierno de Nicolás Maduro, fustigando el “intento de golpe realizado fundamentalmente por Trump y los Estados Unidos”.
 

 


Se descontaba que en la charla programada para este sábado en la sede del PJ marplatense este tema iba a ser parte predominante de la agenda de discusión, algo que podría haber generado cierta incomodidad en Fernández, quien no sólo no aludió a la situación que se registra en la república bolivariana, sino que la última vez que hizo referencia al tema, en el marco de una entrevista con La Nación semanas atrás, sostuvo: “Todos debemos pedir porque Venezuela y Nicaragua tengan democracias que funcionen de manera plena, y en eso soy contundente”.

 

Así, resaltó: “Soy muy crítico de Maduro”, aunque luego matizó: “Pero soy más crítico de los opositores, que no han sabido construir una alternativa”.
 

 


Estas declaraciones se contraponen con el marcado posicionamiento expresado, por ejemplo, por D’ Elia encabezó un acto a favor de Maduro en la Embajada de Venezuela y apuntó: "Lamentablemente otra vez vuelve a estar afectada la democracia, la libertad, la integración de los pueblos, y la libre determinación, en este plan 'Cóndor 2' que tiene como fin atacar a los trabajadores de todos los pueblos del continente".

 

En esa línea, Forja, partido presidido por el ex subsecretario General de la presidencia Gustavo López (otro de los que estaba anota al encuentro con Fernández), repudió “el apoyo al intento de Golpe de Estado y desestabilización que lleva adelante el Gobierno de los Estados Unidos, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Nicolás Almagro y el autodenominado Grupo de Lima, del que el gobierno de Mauricio Macri forma parte”.
 

 


Por su parte, el Partido Comunista se proclamó "con Maduro y la revolución bolivariana" en rechazo "al intervencionismo imperialista". Unidad Socialista para la Victoria, espacio liderado por el ex diputado Jorge Rivas, también repudió “completamente la abierta y descarada injerencia de EEUU en la vida política interna de Venezuela”.
 

 


No obstante, Alberto Fernández se mantuvo al margen de este tema. Al anunciar la suspensión del evento “hasta nuevo aviso”, D’ Elia sólo etiquetó al ex jefe de Gabinete, dejando a entrever por quién pasaba la no materialización del acto en el que también iba a participar el titular del PJ local, Juan Rapacioli, quien accedió a ese cargo con el respaldo de la diputada camporista, Fernanda Raverta, la cual busca erigirse como la candidata del peronismo marplatense, no sin múltiples resistencias y con escasa intención de voto en las encuestas.