X
Busca ampliar el registro actual de criminales sexuales. Macri ya dio su aval. El oficialismo impone la seguridad como un tema fuerte de su campaña.
Redacción 13/01/2019 13:06

El Gobierno presentará un proyecto de ley para crear un registro con las muestras de ADN de todas las personas que hayan cometido un delito doloso, sin distinguir la gravedad del hecho.

La idea es ampliar el uso del mecanismo que ya se utiliza para los condenados por violación, quienes deben someterse a exámenes genéticos para que sus datos queden archivados.

"Es un registro que ya existe para los violadores y la verdad es que la Argentina fue pionera en ese tipo de situaciones. Permite una identificación más eficiente que la huella dactilar", dijo el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, en Radio Mitre.

La iniciativa llega luego de la polémicas por el anuncio por parte del Ejecutivo de la adquisición de las pistolas eléctricas Taser para la Policía, por la reforma que impulsa del Régimen Penal Juvenil para bajar a 15 años la edad de imputabilidad y por la idea de expulsar del país a mil presuntos delincuentes extranjeros.

Si el nuevo proyecto avanza, a ese registro de criminales sexuales se sumarán aquellos que cometan homicidios, secuestros extorsivos, lesiones graves, robos y todo el resto de "delitos dolosos tipificados en el Código Penal".

 

La iniciativa llega luego de la polémicas por el anuncio por parte del Ejecutivo de la adquisición de las pistolas eléctricas Taser para la Policía, por la reforma que impulsa del Régimen Penal Juvenil para bajar a 15 años la edad de imputabilidad y por la idea de expulsar del país a mil presuntos delincuentes extranjeros.

Según trascendió, el texto fue elaborado por el Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, y aprobado técnicamente por el Ministerio de Justicia de Germán Garavano.

Se espera ahora que pase a manos del secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, para que en los próximos días lo firme el presidente Mauricio Macri y sea girado luego al Congreso.

El proyecto propone puntualmente la ampliación del Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos Contra la Integridad Sexual, creado en el 2013 por la ley 26.879 luego de la indignación de gran parte de la sociedad por el caso de Ángeles Rawson.

Para Bullrich, incluir en esa lista a otro tipo de criminales permitirá "identificar y condenar a los autores de delitos, así como para exculpar a personas erróneamente acusadas", además de provocar "en futuros agresores una sensación de mayor control y de pérdida del sentimiento de anonimato e impunidad".

A los condenados por este tipo de hechos se les realizará un hisopado en la garganta que será procesado después en laboratorios certificados por el estado, como ya ocurre con los violadores.

Esos datos se sumarán después al registro general a través de un moderno y complejo software que fue provisto por el FBI, de los Estados Unidos.

Bullrich ahora promueve un banco de ADN para todos los delitos dolosos

Busca ampliar el registro actual de criminales sexuales. Macri ya dio su aval. El oficialismo impone la seguridad  como un tema fuerte de su campaña.

El Gobierno presentará un proyecto de ley para crear un registro con las muestras de ADN de todas las personas que hayan cometido un delito doloso, sin distinguir la gravedad del hecho.

La idea es ampliar el uso del mecanismo que ya se utiliza para los condenados por violación, quienes deben someterse a exámenes genéticos para que sus datos queden archivados.

"Es un registro que ya existe para los violadores y la verdad es que la Argentina fue pionera en ese tipo de situaciones. Permite una identificación más eficiente que la huella dactilar", dijo el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, en Radio Mitre.

La iniciativa llega luego de la polémicas por el anuncio por parte del Ejecutivo de la adquisición de las pistolas eléctricas Taser para la Policía, por la reforma que impulsa del Régimen Penal Juvenil para bajar a 15 años la edad de imputabilidad y por la idea de expulsar del país a mil presuntos delincuentes extranjeros.

Si el nuevo proyecto avanza, a ese registro de criminales sexuales se sumarán aquellos que cometan homicidios, secuestros extorsivos, lesiones graves, robos y todo el resto de "delitos dolosos tipificados en el Código Penal".

 

La iniciativa llega luego de la polémicas por el anuncio por parte del Ejecutivo de la adquisición de las pistolas eléctricas Taser para la Policía, por la reforma que impulsa del Régimen Penal Juvenil para bajar a 15 años la edad de imputabilidad y por la idea de expulsar del país a mil presuntos delincuentes extranjeros.

Según trascendió, el texto fue elaborado por el Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, y aprobado técnicamente por el Ministerio de Justicia de Germán Garavano.

Se espera ahora que pase a manos del secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, para que en los próximos días lo firme el presidente Mauricio Macri y sea girado luego al Congreso.

El proyecto propone puntualmente la ampliación del Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos Contra la Integridad Sexual, creado en el 2013 por la ley 26.879 luego de la indignación de gran parte de la sociedad por el caso de Ángeles Rawson.

Para Bullrich, incluir en esa lista a otro tipo de criminales permitirá "identificar y condenar a los autores de delitos, así como para exculpar a personas erróneamente acusadas", además de provocar "en futuros agresores una sensación de mayor control y de pérdida del sentimiento de anonimato e impunidad".

A los condenados por este tipo de hechos se les realizará un hisopado en la garganta que será procesado después en laboratorios certificados por el estado, como ya ocurre con los violadores.

Esos datos se sumarán después al registro general a través de un moderno y complejo software que fue provisto por el FBI, de los Estados Unidos.