X
EL PJ cerró un único frente en las tres provincias en las que ya hubo cierre de listas. Cristina dio el guiño en el distrito que gobierna el MPN. Verna, Marín, Uñac y Gioja sellaron sus provincias.
Por 11/01/2019 18:43

Mientras se mantiene la incógnita sobre qué pasará con el tablero nacional, donde el kirchnerismo y Argentina Federal juegan por ahora en dos universos separados, el peronismo logró acordar la conformación de un único frente en las tres provincias donde ya hubo cierre de listas o alianzas electorales: La Pampa, Neuquén y San Juan.

La primera en confirmar el armado de un único frente, casi en pleno clima navideño, fue La Pampa, donde las listas cerraron el 20 de diciembre. En la provincia que gobierna el peronismo desde la vuelta de la democracia se presentó la fórmula para la gobernación integrada por el diputado nacional Sergio Ziliotto y el actual vicegobernador Mariano Fernández.

 

 

El Frente Justicialista Pampeano, que buscará revalidar los títulos del gobernador Carlos Verna, estará compuesto por el Partido Justicialista (PJ), el Frente Renovador, y los espacios que forman parte de Unidad Ciudadana: Nuevo Encuentro, el Partido Comunista, el Partido Humanista y Patria Grande. Las listas de diputados provinciales incluyeron un lugar para La Cámpora.

Si bien en varias intendencias pampenas habrá internas del peronismo, todos los candidatos estarán contenidos por el Frente Justicialista, cuya composición negociaron los máximos caciques provinciales, el gobernador Verna y el cuatro veces mandatario provincial Rubén Marín.

Verna, que hace ya meses recompuso su relación con Cristina Fernández de Kirchner - a cuyo gobierno se opuso mientras fue presidenta - mantiene diálogo abierto con representantes de distintas líneas del peronismo. Desde Axel Kicillof hasta Sergio Massa, el año pasado se reunió con dirigentes de todo el espectro, además de cruzar llamados telefónicos constantes con Cristina. Marín fue nombrado presiente de la Mesa de Acción Política del PJ para ser una especie de canciller que pudiera tender puentes con gobernadores y representantes de la línea menos kirchnerista del peronismo. Los dos negociaron la unidad de La Pampa, la provincia que inaugurará el calendario electoral 2019. Las primarias pampeanas serán el 17 de febrero y las elecciones generales,  el 19 de mayo.  

En Neuquén, en tanto, el peronismo logró armar una fórmula de unidad con el Frente Unidad Ciudadana Neuquino, que fusionó al Frente Neuquino, liderado por Ramón Rioseco, y Unidad Ciudadana, con el diputado nacional Darío Martínez a la cabeza.

 

 

Las gestiones para avanzar en la conformación de un único frente las hizo la propia Cristina, quien recibió a Rioseco en el Instituto Patria a mediados de septiembre. El ex intendente de Cutral Co había sido excluido de la lista de posibles candidatos por la cumbre del Partido Justicialista, que conduce Martínez. La ex presidenta delegó la tarea de acercamiento entre los dos sectores en el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, oriundo de esa provincia.

Con el Frente Unidad Ciudadana Neuquino, el peronismo buscará desbancar al Movimiento Popular Neuquino (MPN), que gobierna la provincia desde 1983. Las elecciones serán el 10 de marzo.  

En San Juan, las negociaciones para avanzar en la unidad corrieron por cuenta del gobernador Sergio Uñac y de su antecesor. Si bien los candidatos se oficializarán recién el 30 de enero, el jueves 10 quedaron conformadas las alianzas electorales y así se confirmó que el Frente Todos, que impulsará a Uñac a la reelección, también incluirá al kirchnerismo de Unidad Ciudadana.  

Como contó Letra P, el pacto para conformar un mismo frente incluyó una cláusula que indica que la alianza oficialista local, Frente Todos, se compromete a trabajar “para la conformación de un gran acuerdo programático y electoral” que, liderado por el Partido Justicialista (PJ), reúna a todas los sectores del peronismo “sin exclusiones de ningún tipo”, en obvia alusión a Cristina.

 

El documento del acuerdo que sellaron Uñac y Gioja en San Juan.

 

Las elecciones primarias en la provincia se celebrarán el 31 de marzo y las generales, el 2 de junio. El peronismo tendrá internas en varios departamentos, en los que se enfrentarán las listas que representan al sector histórico – más identificado con Gioja – con la línea “renovadora” de Uñac.

El próximo cierre de frentes electorales será el 13 de febrero en Entre Ríos, donde el peronismo tiene el desafío de lograr la unidad en un clima de confrontación entre el oficialismo, que respalda al gobernador Gustavo Bordet, y el kirchnerismo que responde al ex mandatario Sergio Urribarri