X
El mandatario sigue llenando de flores al ex ministro, que coquetea con su candidatura presidencial, en busca de construir la tercera vía. La polarización no tiene futuro, dice el socialista.
Redacción 11/01/2019 10:03

“Es una figura prestigiosa, reconocida, que ha demostrado su capacidad frente a las crisis, es respetado por todos los sectores de la política, lo vi entusiasmado, con mucha visión de las cosas que están pasando y vocación de ser parte de un proyecto de unidad nacional”. De esa manera, el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz le siguió levantando el precio al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, con quien almorzó este jueves en un restaurante de Cariló.

“Vamos por buen camino, habrá que seguir explorándolo”, se envalentonó el socialista en declaraciones a LT8. Lifschitz está convencido que hay margen para construir una tercería via, por fuera de la lógica binaria de Cambiemos y el kirchnerismo.

 

 

“Son todas piezas de un rompecabezas que están dispersas, pero de a poco empiezan a acomodarse. No parece fácil…hay una polarización tan fuerte, pero estoy convencido,  y muchos argentinos tiene la misma convicción, que por ese camino no hay futuro”, amplió el mandatario.

Lifschitz, que en el último tiempo se reunió y mantuvo contacto con varios dirigentes del peronismo no K como Juan Schiaretti, Sergio  Massa y Juan Manuel Urtubey, dijo que se torna “muy urgente” construir una propuesta “seria, creíble, responsable, que no puede ser un rejunte solamente para arrimar votos”

Por otro lado, el gobernador agregó que se ve “trabajando activamente” por el espacio nacional, aunque no dijo que se imagina candidato. “Mi tarea más importante es la de gobernador, a la que no le voy a sacar el cuerpo”, culminó.