El pacto con el fmi

Sandleris aplica un dólar de flotación controlada y complica la expectativa 2019

Anunció una franja de no intervención del Central entre 34 y 44 pesos, 10% por encima del tipo de cambio actual. Con la actualización mensual de 3% se aleja el dólar a 40 que discute el Congreso.

El flamante presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, puso límites a la libre flotación del dólar que había anunciado minutos antes la directora del FMI, Christine Lagarde. En su primer contacto con la prensa, anunció que trabajará con una banda de 34 a 44 pesos por unidad de la divisa estadounidense y que, en caso de que la cotización se salga de esa franja, intervendrá para volver a ponerla en esa caja.

 

"El BCRA permitirá la libre flotación del peso dentro de esta zona, considerando que es un rango adecuado de paridad cambiaria", indicó.

 

Además, el reemplazante de Luis Caputo aseguró que se concentrará en el control de la inflación a partir de un paquete de medidas de política monetaria destinadas a secar de pesos la plaza, lo que, se espera, tendrá impacto en la actividad y enfriará aún más una economía que cerrará este año con crecimiento negativo y, según las previsiones fijadas por el Ministerio de Hacienda en el proyecto de ley de Presupuesto que comenzó a discutirse en el Congreso, tendrá crecimiento cero en 2019.

 

Según el anuncio, "la zona de no intervención se ajustará diariamente a una tasa de 3% mensual hasta fin de año y se recalibrará al comienzo del año próximo". Este nivel de actualización complica varios aspectos de la política económica. En primer lugar, establece prácticamente un piso inflacionario que, de sostenerse en los mismos márgenes el año próximo, llevará al dólar a un aumento del 36%, lejos de un acompañamiento al 23% de inflación fijado en el Presupuesto 2019. Por otro lado, también aleja otra meta presupuestaria de la ley de leyes, que ya discute la Cámara de Diputados: el dólar promedio a 40,10.

 

"Habrá intervención (en el mercado cambiario) si el tipo de cambio mostrara extrema volatilidad", anunció Sandleris y detalló que "la zona de no intervención será de entre 34 y 44 pesos; si supera el límite se realizarán ventas de hasta 150 millones de dólares diarios".

 

Minutos antes, en Nueva York, la jefa del FMI había anunciado que la Argentina implementará "un régimen cambiario de libre flotación", en contraposición con la estrategia que le costó el puesto a Caputo, que había tomado medidas de intervención para controlar la corrida contra el peso.

 

 

 

Tras el anuncio del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y Lagarde acerca del acuerdo para la ampliación en 7.100 millones de dólares del crédito stand by que tomó la Argentina con el organismo internacional, Sandleris brindó su primera conferencia de prensa como titular de la autoridad monetaria acompañado por el vice primero, Gustavo Cañonero, y la flamante vice segunda, Verónica Rappoport.

 

"La Argentina necesita de un ancla simple y contundente", indicó y señaló que pondrá en marcha un "estricto control sobre la cantidad de dinero en la economía".

 

En ese sentido, resaltó: "Tomaremos las medidas necesarias para que la base monetaria crezca cero por ciento en términos nominales de acá a junio que viene".

 

 

Toto Caputo y la misión de mantener el modelo
Toto Caputo hace malabares para afrontar el pliego de condiciones del FMI

También te puede interesar