CAMBIEMOS

A 33 meses del cambio, Frigerio admite "mucha desconfianza"

El ministro del Interior aseguró que el Gobierno tiene que dar “señales concretas” para cambiar esa situación y reconoció que la gente "tiene miedo de no saber cómo llegar a fin de mes".

“Hay mucha desconfianza en la Argentina y tenemos que despejar esa desconfianza con señales concretas”, reconoció el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a 33 meses del inicio del gobierno de Cambiemos.

 

De esta manera, admitió que el Gobierno incumplió con una de sus promesas de campaña: la confianza. “A todos aquellos que este domingo votaron pensando que yo no era su mejor opción les quiero prometer que voy a trabajar mañana, tarde y noche para ganar su confianza y demostrarles que tomaron la decisión correcta”, les prometió Mauricio Macri a los argentinos cuando ganó las elecciones en 2015.

 

 

“Sabemos que tenemos que hacer un esfuerzo enorme para recuperar la confianza y la credibilidad. Coincido en que la gente está con el miedo básico de no saber cómo llegar a fin de mes”, admitió Frigerio este jueves en diálogo con radio Continental.

 

Sucede que ese “miedo básico” se incrementó en los últimos meses con la suba en los precios de los alimentos, los tarifazos en los servicios públicos y los reiterados aumentos en el transporte público. A esto se le suma la ola de despidos en el sector público y privado.

 

“Nosotros tenemos la responsabilidad de recuperar esa confianza en un año y medio. Tenemos que demostrar que, así como en un contexto internacional normal pudimos empezar a crecer y a generar empleo en el sector privado y pudimos avanzar en reformas institucionales, ahora, en un clima adverso, también somos capaces de sortear estas dificultadas”, aseguró el ministro del Interior.

 

 

 

Y se mostró optimista en la posibilidad de que “antes que finalice el mandato” la Argentina pueda volver a crecer. “Eso tenemos que demostrar en el año y medio que nos queda de gestión. Tenemos que concentrarnos en salir lo más rápido posible de esta crisis”, indicó.

 

Otra de las cuentas pendientes de Cambiemos es bajar la inflación. Este año, el Gobierno tuvo que recalcular su meta inflacionaria al menos dos veces y hasta finalmente reconocer que su máximo error fue tener “un exceso de optimismo”. El último informe del INDEC dio cuenta de que el Índice de Precios al Consumidor de agosto fue del 3,9%, por lo que en los primeros ocho meses del año la inflación acumulada alcanzó el 24,3%.

 

“Nos desvela el tema de la inflación, pero claramente se ha comprobado que si no llegamos a equilibrar las cuenta públicas no vamos a poder dar la pelea contra la inflación. Hay una correlación entre déficit fiscal e inflación”, argumentó Frigerio.

 

El feminismo va en busca de la transversalidad perdida para dar pelea contra Javier Milei. FOTO: Julianite Calcagno
Gonzalo Parodi encabeza la alianza Primero Río Cuarto.

También te puede interesar