X

En pleno debate, el Gobierno rechaza una nueva ley de educación sexual

A pesar del avance en el Congreso, la Casa Rosada se desentiende de la iniciativa y prefiere discutir la “implementación” de la normativa vigente. Dudas por el “difícil contexto” de negociación.
Por 13/09/2018 14:20

La Cámara de Diputados avanza con la nueva ley de Educación Sexual Integral (ESI), pero el gobierno de Mauricio Macri decidió ponerle un freno y, en su lugar, asegurar la aplicación plena de los programas ya vigentes en el sistema educativo.

La Casa Rosada ordenó desalentar el proyecto que tramita en el Congreso bajo dos argumentos: el “difícil contexto” político para encarar esa negociación y una determinación por discutir la implementación de la norma actual antes que proponer modificaciones. En paralelo, afloran las internas en el seno del oficialismo por un debate próximo al fracaso.

 

Jorge Sennewald en un Retiro de Pastores realizado en San Juan (FOTO: Argentina oramos por vos)

 

Esta decisión gubernamental ocurre días después de una reunión entre el Presidente, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, con representantes de la Iglesia Evangélica. En ese encuentro, el pastor Jorge Sennewald confirmó que su comunidad seguirá colaborando con la ayuda alimenticia y social en el conurbano bonaerense, pero se quejó sobre la inacción de Cambiemos ante el avance de la modificación de la ley que estructura el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI), que, entre otras cosas, busca incorporar perspectiva de género al dictado de esas temáticas y que todas las provincias adhieran al protocolo sancionado por el Congreso en 2006.

“Aproveché y le dije que estábamos preocupados y que la Iglesia iba estar muy firme y no íbamos a negociar bajo ningún punto de vista todos los ataques constantes a la familia, la Iglesia y todo lo que tenga que ver con Dios. Le dije que lo que se viene es peor que lo del aborto y la manifestación de la Iglesia va a ser mucho más fuerte porque están queriendo modificar la ley de educación sexual”, confiesa Sennewald en un audio de Whatsapp al que accedió Letra P.

También participaron de la reunión Osvaldo Carnival, pastor de la congregación Catedral de la Fe, y el pastor Pedro Ibarra, del municipio de Quilmes. Según comenta Sennewald, Vidal admitió no estar al tanto del avance de la ley en la provincia de Buenos Aires y se comprometió a frenar la iniciativa en el Senado bonaerense. "Ella es diferente, porque automáticamente dijo 'ya mismo lo paro' y se comprometió a que esto no va a avanzar", sostuvo sobre la mandataria, con quien admite tener un buen vínculo. 

Al margen de esta disputa, el Gobierno aseguró que el encuentro con los representantes de la comunidad evangélica fue en “buenos términos” y le bajó el tono a las palabras de Sennewald. “Fue solo un mensaje para sus fieles”, retrucan.

 

En 2016, Vidal y Sennewald se vieron en el Plenario Nacional de Pastores Evangelistas realizado en Mar del Plata (FOTO: Secretaría General de la Provincia de Buenos Aires). 

 

Letra P intentó comunicarse con el pastor a cargo de la Iglesia El Encuentro, pero no obtuvo respuesta.

El oficialismo no quiere modificar la ley actual y, en cambio, apuesta a discutir su implementación. Cita como argumento una resolución del Consejo Federal de Educación, que reúne a los ministros de esa cartera de todo el país, que busca abrir un espacio curricular específico sobre la ESI. Además, los titulares de Educación de las provincias acordaron trabajar en el desarrollo de aplicaciones y juegos para que los alumnos de escuelas públicas y privadas puedan acceder a esta enseñanza desde un costado didáctico.

Por otra parte, en la Casa Rosada advierten que “no es momento” de sumir al Congreso en esta discusión, poco tiempo después de las rispideces que produjo la frustrada legalización del aborto, que dividió aguas en el oficialismo. En rigor, el Gobierno apunta todos los cañones a la negociación con la oposición por el Presupuesto 2019, que compendia medidas y metas en proceso de discusión con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar al equilibrio fiscal el año próximo.

 

 

No hay otro tema legislativo en el horizonte oficialista, menos uno que podría agitar las aguas entre los distintos bloques, dijeron.

Amén de estas posturas, los diputados nacionales por el PRO Nicolás Massot -abanderado del rechazo a la legalización del aborto por el oficialismo- y Silvia Lospennato-abanderada de la legalización del aborto por el oficialismo- protagonizaron un áspero intercambio. Los escuchaban el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, durante un encuentro de jefes parlamentarios con el Ejecutivo en Balcarce 50.

En esa reunión, las espadas oficialistas dejaron en claro que el Gobierno no quiere reactivar tensiones y pidió posponer la discusión sobre la ESI, a pesar de que diputados oficialistas por Cambiemos firmaron el dictamen de la Comisión de Educación de la Cámara baja.

En pleno debate, el Gobierno rechaza una nueva ley de educación sexual

A pesar del avance en el Congreso, la Casa Rosada se desentiende de la iniciativa y prefiere discutir la “implementación” de la normativa vigente. Dudas por el “difícil contexto” de negociación.

La Cámara de Diputados avanza con la nueva ley de Educación Sexual Integral (ESI), pero el gobierno de Mauricio Macri decidió ponerle un freno y, en su lugar, asegurar la aplicación plena de los programas ya vigentes en el sistema educativo.

La Casa Rosada ordenó desalentar el proyecto que tramita en el Congreso bajo dos argumentos: el “difícil contexto” político para encarar esa negociación y una determinación por discutir la implementación de la norma actual antes que proponer modificaciones. En paralelo, afloran las internas en el seno del oficialismo por un debate próximo al fracaso.

 

Jorge Sennewald en un Retiro de Pastores realizado en San Juan (FOTO: Argentina oramos por vos)

 

Esta decisión gubernamental ocurre días después de una reunión entre el Presidente, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, con representantes de la Iglesia Evangélica. En ese encuentro, el pastor Jorge Sennewald confirmó que su comunidad seguirá colaborando con la ayuda alimenticia y social en el conurbano bonaerense, pero se quejó sobre la inacción de Cambiemos ante el avance de la modificación de la ley que estructura el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI), que, entre otras cosas, busca incorporar perspectiva de género al dictado de esas temáticas y que todas las provincias adhieran al protocolo sancionado por el Congreso en 2006.

“Aproveché y le dije que estábamos preocupados y que la Iglesia iba estar muy firme y no íbamos a negociar bajo ningún punto de vista todos los ataques constantes a la familia, la Iglesia y todo lo que tenga que ver con Dios. Le dije que lo que se viene es peor que lo del aborto y la manifestación de la Iglesia va a ser mucho más fuerte porque están queriendo modificar la ley de educación sexual”, confiesa Sennewald en un audio de Whatsapp al que accedió Letra P.

También participaron de la reunión Osvaldo Carnival, pastor de la congregación Catedral de la Fe, y el pastor Pedro Ibarra, del municipio de Quilmes. Según comenta Sennewald, Vidal admitió no estar al tanto del avance de la ley en la provincia de Buenos Aires y se comprometió a frenar la iniciativa en el Senado bonaerense. "Ella es diferente, porque automáticamente dijo 'ya mismo lo paro' y se comprometió a que esto no va a avanzar", sostuvo sobre la mandataria, con quien admite tener un buen vínculo. 

Al margen de esta disputa, el Gobierno aseguró que el encuentro con los representantes de la comunidad evangélica fue en “buenos términos” y le bajó el tono a las palabras de Sennewald. “Fue solo un mensaje para sus fieles”, retrucan.

 

En 2016, Vidal y Sennewald se vieron en el Plenario Nacional de Pastores Evangelistas realizado en Mar del Plata (FOTO: Secretaría General de la Provincia de Buenos Aires). 

 

Letra P intentó comunicarse con el pastor a cargo de la Iglesia El Encuentro, pero no obtuvo respuesta.

El oficialismo no quiere modificar la ley actual y, en cambio, apuesta a discutir su implementación. Cita como argumento una resolución del Consejo Federal de Educación, que reúne a los ministros de esa cartera de todo el país, que busca abrir un espacio curricular específico sobre la ESI. Además, los titulares de Educación de las provincias acordaron trabajar en el desarrollo de aplicaciones y juegos para que los alumnos de escuelas públicas y privadas puedan acceder a esta enseñanza desde un costado didáctico.

Por otra parte, en la Casa Rosada advierten que “no es momento” de sumir al Congreso en esta discusión, poco tiempo después de las rispideces que produjo la frustrada legalización del aborto, que dividió aguas en el oficialismo. En rigor, el Gobierno apunta todos los cañones a la negociación con la oposición por el Presupuesto 2019, que compendia medidas y metas en proceso de discusión con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar al equilibrio fiscal el año próximo.

 

 

No hay otro tema legislativo en el horizonte oficialista, menos uno que podría agitar las aguas entre los distintos bloques, dijeron.

Amén de estas posturas, los diputados nacionales por el PRO Nicolás Massot -abanderado del rechazo a la legalización del aborto por el oficialismo- y Silvia Lospennato-abanderada de la legalización del aborto por el oficialismo- protagonizaron un áspero intercambio. Los escuchaban el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, durante un encuentro de jefes parlamentarios con el Ejecutivo en Balcarce 50.

En esa reunión, las espadas oficialistas dejaron en claro que el Gobierno no quiere reactivar tensiones y pidió posponer la discusión sobre la ESI, a pesar de que diputados oficialistas por Cambiemos firmaron el dictamen de la Comisión de Educación de la Cámara baja.