EL PACTO CON EL FMI

Dujovne revela cuentas provinciales en la negociación del ajuste

El Ministerio de Hacienda distribuyó un paper que refleja que 20 provincias tienen superávit, lo que mostraría que tienen margen para hacer recortes en 2019. Las dos con déficit son de Cambiemos.

El Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujonve  calentó la negociación con los gobernadores por el Presupuesto 2019 al divulgar un informe sobre la situación fiscal de las provincias. Lo hizo a días de la presentación del ejercicio fiscal para el año próximo, que deberá cumplir con la reducción del déficit primario (antes del pago de deudas) al 1,3% del PBI acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

En plena negociación con los mandatarios provinciales, opositores y oficialistas para definir el ajuste que reclama el presidente Mauricio Macri, el Gobierno sacó a relucir el estado financiero de los distritos y alertó que,durante los primeros seis meses del año, un total de 20 provincias presentaron superávit fiscal. Un dato que alienta la versión del oficialismo acerca de que las provincias pueden hacerse cargo de obras y subsidios por servicios que hasta ahora se garantizaban con desembolsos de Balcarce 50.

 

 

 

Las cuentas de los gobernadores aparecen cuando la Casa Rosada reclama que las provincias recorten el gasto público en $100.000 millones el año próximo, mientras el Gobierno promete hacerse cargo de otros $200.000 millones, esto es dos tercios del esfuerzo del ajuste. En el marco del diálogo acerca de cuales serán los ítems del ajuste en los distritos, la información del estado financiero se transforma en una carta de negociación. Curiosamente, las únicas dos provincias sumidas en déficit fiscal y que no pudieron revertir la situación son Corrientes y Jujuy, gobernadas por Cambiemos.

 

Según los números del informe semestral, la mayoría de los gobernadores pudo revertir la reducción del rojo fiscal en comparación con el primer semestre del 2017. La Casa Rosada se encamina a cerrar el grifo de transferencias a las provincias, como acaba de suceder por decreto con el Fondo Solidario (FOFESO), para cumplir con la meta de disminución del déficit fiscal primario que se acordó con el FMI. Ante ese escenario, el Gobierno exhibe números provinciales superavitarios para inclinar la negociación a su favor.

 

La lista de provincias que equilibraron sus cuentas incluye a gobernadores más o menos cercanos a Macri. Los oficialistas María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (CABA), quienes deberán encargarse de los subsidios a la electricidad y el transporte a partir de 2019, revirtieron el rojo fiscal de sus cuentas. La provincia de Buenos Aires pasó de un déficit primario de $6116 millones durante el primer semestre de 2017 a un superávit de $16.107 millones a igual período del 2018. En tanto, la Ciudad marcó un déficit primario de $3484 millones el primer semestre del año pasado y el mismo período del año corriente logró un  superávit de $16.490 millones. 

 

Por otro lado, Salta, que conduce el peronista Juan Manuel Urtubey, pasó de un déficit de $1009 millones a un superávit de $2764 millones. Misma situación atestiguan los números de Hacienda para las provincias de Tucumán, Entre Ríos, Neuquén y Catamarca.

 

Entre Ríos: Edgardo Kueider desoye al PJ y aceita vínculos con La Libertad Avanza
Juan Martín es el nuevo conductor del PRO en Río Negro y cocina una candidatura para el Senado.

También te puede interesar