EXPLOSIÓN Y MUERTE

Aunque se mueve en silencio, Sánchez Zinny no pudo evitar el escrache en Moreno

El titular de Educación visitó la escuela 49, a 14 días de la tragedia. En medio del hermetismo, vecinos y docentes reclamaron respuestas ante la explosión. Se esperan anuncios en infraestructura.

“El ministro no va a hablar”, advirtió el personal de prensa de la cartera de Educación a Letra P en las puertas de Teatro Coliseo Podestá de La Plata, donde Gabriel Sánchez Zinny participó de una actividad sobre “acuerdos institucionales de convivencia” en las escuelas. El nuevo soslayo a la prensa bonaerense sucedió un día después que el funcionario provincial recorriera las instalaciones de la escuela nº 49 de Moreno, a 14 días de la explosión que terminó con la vida de dos trabajadores de la educación. La visita, que buscó pasar inadvertida, terminó de manera intempestiva ante el reclamo angustiante de padres y docentes de la comunidad educativa.

 

El eco del estallido por el que murió Sandra Calamano y Ruben Rodriguez aún resuena en toda la comunidad educativa bonaerense. Son muchas las escuelas públicas de la provincia que han suspendido las clases hasta que la administración bonaerense garantice que los establecimientos son sitios seguros para maestros y alumnos. La posición se profundizó al conocerse que, posteriormente, dos docentes resultados heridos por descargas eléctricas. El primero en una escuela de La Plata. El último caso se conoció el jueves en La Matanza, minutos después que la gobernadora María Eugenia Vidal visitara el distrito para anunciar cambios en la Policía.

 

La explosión también resonó internamente entre los miembros del equipo provincial, quienes han apostado toda su maquinaria en resguardarse de la prensa y de los reclamos del sector. La gobernadora se recostó en las redes sociales para expresar su pesar por las muertes y concedió entrevistas a medios amigables con Cambiemos. En su descargo apeló a tres hipótesis concretas sobre el origen de la tragedia: que fue impericia del gasista; que fue torpeza de alguna de las dos víctimas, o alguien realizó un sabotaje. En todas se desliga a la Provincia de toda responsabilidad, pese a que por decisión de la cartera educativa, en octubre del 2017, el Consejo Escolar fue intervenido y se nombró un avocador cercano a la gestión, Sebastián Nasif, funcionario que renunció tras la explosión cuando la justicia empezaba a revisar su labor.

 

 

La estrategia de Vidal fue repetida por el ministro de Educación, quien tuvo algunas apariciones en medios nacionales. Entre otras expresiones, consideró que la tragedia se terminó politizando y llamó a esperar el ritmo de la justicia para definir la responsabilidad de la administración provincial. “En Moreno hay 200 escuelas que no están abiertas, muchas no tienen gas, pero hay otras cuyos directores decidieron suspender las clases por una politización del tema”, dijo y agregó que “la justicia está investigando eso y veremos con qué conclusiones llega la provincia y tomaremos medidas”.

 

En la causa, hasta ahora, el único procesado es Cristian Ricobene, el gasista que trabajó en la Escuela 49 de Moreno un día antes de la tragedia. La fiscal Gabriela Urrutia, es la UFI Nº 8 del Departamento Judicial de Moreno y General Rodríguez, podría pedir la prisión preventiva del gasista, que está acusado de “homicidio culposo agravado en concurso ideal con defraudación en perjuicio a la administración pública”.

 

 

 

 

1º VISITA A MORENO. A 14 días de la explosión y en el medio de un fuerte hermetismo, Sánchez Zinny hizo un breve recorrido por el barrio, visita que incluyó las instalaciones de la escuela y la iglesia donde funciona el comedor que asiste a la población escolar. La actividad buscó pasar desapercibida, pero rápidamente las caras desconocidas y los autos oficiales llamaron la atención de los vecinos, quienes identificaron al funcionario y salieron a su encuentro.

 

Según el medio local Revolución Popular Sánchez Zinny evitó presentarse como ministro y sólo saludó como Gabriel. Tras un breve recorrido por la obras de refacción que se están desarrollando en la escuela, intentó retirarse del lugar, pero la insistencia de padres, docentes y vecinos lo hicieron descender del auto.

 

Durante el breve encuentro, los presentes calificaron como “vergüenza” su visita, dado que ocurrió dos semanas después de la tragedia. “Tendría que haber venido desde el primer día a apoyar a los padres”, se escucha decir a una mujer entre sollozos. Un docente, de guardapolvo blanco, le pide que necesitan que “se hagan cargo” porque “hay dos muertos y muchos chicos”. “Necesitamos explicaciones, que no lo transformen en algo político”, suplica. Una mujer, que se identifica como abuela de un alumno, le pide explicaciones para convencer a su nieto que vuelva a la escuela.

 

Las respuestas de Sánchez Zinny son en voz baja y no se alcanza a descifrar qué dice. El video registra poco más de 4 minutos de encuentro. Luego se retira del lugar. Un hombre, exasperado y a los gritos le pide que “no ignore a la gente porque va a ser peor”, lo trata de “cobarde” y le pregunta si “sabe cuántos chicos se podrían haber muerto”. “No, no te pongas adelante del auto. No le des la tapa del diario”, grita sobre el final una mujer, dirigiéndose a un grupo que quiere impedir que el ministro se retire.  

 

 

 

ANUNCIOS. El silencio, el hermetismo, la discreción a la hora de referirse a la tragedia tendrán un impasse la próxima semana cuando la gobernadora, el equipo educativo y de infraestructura hagan anuncios que den respuestas a la demandas de mejoras edilicias y en los servicios de los establecimientos educativos de la provincia.

 

Según se indicó desde Gobernación a este portal, posiblemente la medida sea difundida antes del jueves 23, cuando los gremios docentes se reúnan con funcionarios bonaerenses, en un intento por alcanzar un acuerdo paritario.

 

Los senadores y senadoras tendrán un nuevo aumento del 9% para junio.
el gobierno cede con ganancias y esta a un paso de lograr el dictamen de la reforma fiscal

También te puede interesar