X
Estuvo en la puerta de la Casa Rosada. Hoy no participa del debate caliente de los temas urgentes de la agenda nacional. El ex mandatario bonaerense se refugia en su primer amor.
Redacción 13/07/2018 9:21

En el peor momento del gobierno de Cambiemos, el diputado nacional Daniel Scioli evita hablar de la turbulencia cambiaria, el déficit fiscal, la deuda pública, el acuerdo con el FMI, la caída de la actividad económica, los tarifazos y la ola de despidos. En cambio, utiliza las redes sociales para poner énfasis en su primer amor: el deporte.

El ex candidato a presidente por el Frente para la Victoria se llamó a silencio en medio de la turbulencia económica y, alejado de los medios, publicó en las últimas horas un mensaje en Facebook, donde destaca que “el deporte es cultura”.

 

 

 

 

“Un prejuicio muy difundido supone que el deporte y la cultura no tienen relación alguna y hasta que son incompatibles. Nada más erróneo; el deporte es una actividad humana que forma parte de la cultura, como la música, la literatura, las comidas, las creencias, las tradiciones y todas aquellas manifestaciones que construyen la identidad de una persona, una tribu, un país o un mundo”, comienza el texto que el presidente de la Comisión de Deportes escribió en las redes.

Si bien es cierto que el ex gobernador bonaerense siempre destacó el valor del deporte, sorprende su silencio en temas tan importante de la coyuntura política y económica.  

De hecho, todo lo que pronosticó en el debate presidencial de noviembre de 2015 se está cumpliendo: el endeudamiento, el desempleo, la caída de la actividad económica, la devaluación.

 

 

En ese momento, Scioli adelantó que si Macri ganaba las elecciones, lo que finalmente ocurrió, se volvería “a una política del neoliberalismo con endeudamiento, ajuste y recorte de salarios”.

Sus pronósticos se cumplieron, pero él decidió ausentarse del debate y, en cambio, se refugia en el deporte.

Ausente en la discusión de la crisis, Scioli milita la causa del deporte

Estuvo en la puerta de la Casa Rosada. Hoy no participa del debate caliente de los temas urgentes de la agenda nacional. El ex mandatario bonaerense se refugia en su primer amor.

En el peor momento del gobierno de Cambiemos, el diputado nacional Daniel Scioli evita hablar de la turbulencia cambiaria, el déficit fiscal, la deuda pública, el acuerdo con el FMI, la caída de la actividad económica, los tarifazos y la ola de despidos. En cambio, utiliza las redes sociales para poner énfasis en su primer amor: el deporte.

El ex candidato a presidente por el Frente para la Victoria se llamó a silencio en medio de la turbulencia económica y, alejado de los medios, publicó en las últimas horas un mensaje en Facebook, donde destaca que “el deporte es cultura”.

 

 

 

 

“Un prejuicio muy difundido supone que el deporte y la cultura no tienen relación alguna y hasta que son incompatibles. Nada más erróneo; el deporte es una actividad humana que forma parte de la cultura, como la música, la literatura, las comidas, las creencias, las tradiciones y todas aquellas manifestaciones que construyen la identidad de una persona, una tribu, un país o un mundo”, comienza el texto que el presidente de la Comisión de Deportes escribió en las redes.

Si bien es cierto que el ex gobernador bonaerense siempre destacó el valor del deporte, sorprende su silencio en temas tan importante de la coyuntura política y económica.  

De hecho, todo lo que pronosticó en el debate presidencial de noviembre de 2015 se está cumpliendo: el endeudamiento, el desempleo, la caída de la actividad económica, la devaluación.

 

 

En ese momento, Scioli adelantó que si Macri ganaba las elecciones, lo que finalmente ocurrió, se volvería “a una política del neoliberalismo con endeudamiento, ajuste y recorte de salarios”.

Sus pronósticos se cumplieron, pero él decidió ausentarse del debate y, en cambio, se refugia en el deporte.