X

Otro revés para Vidal: le ordenan llamar a judiciales y aplicar cláusula gatillo

El Tribunal de Trabajo Nº3 de La Plata hizo lugar a una petición de la AJB que exige negociar “en un marco de buena fe” tras el fracaso de la última reunión paritaria, también forzada por la Justicia.
Redacción 13/07/2018 16:05

Luego de que la Justicia intimase al gobierno bonaerense a convocar a los docentes a la mesa de negociación salarial, la administración de María Eugenia Vidal sufre un nuevo revés de similares características. El Tribunal de Trabajo Nº3 de La Plata ordenó al Ejecutivo provincial “en un plazo de cinco días” a la “reapertura y continuidad de la negociación sobre el reajuste salarial de los empleados judiciales para el año en curso” y exigió “negociar en un marco de buena fe, bajo apercibimiento de disponerse la aplicación de astreintes en caso de incumplimiento”.

También, declarar a titulo cautelar la vigencia de la cláusula "gatillo" acordada entre las partes en 2017, disponiendo “el aumento mensual de las remuneraciones de los agentes judiciales que se encuentran comprendidos en el ámbito de representación de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), de acuerdo a la variación mensual del índice de precios al consumidor publicado por el INDEC, con respecto a los sueldos básicos de diciembre de 2017, hasta tanto se arribe a un nuevo acuerdo paritario”.

Se trata de una ampliación de la cautelar que dictó en mayo pasado, donde también ordenó a llamar a la mesa de negociación salarial, algo que cumplimentó la Provincia, pero en la que hizo la oferta del 15% sin cláusula gatillo, algo que fue rechazado de plano por el gremio. En la AJB denunciaron que la postura del Ejecutivo de llamar a esa reunión paritaria, se ha dado en cumplimento “meramente formal e insuficiente de la obligación de negociar de buena fe por parte de la autoridad provincial”.
 


Así, el Tribunal exhortó a las partes “a respetar la obligación de negociar de buena fe”. Sobre esto último, se resaltó: “Si bien puede afirmarse que el arribar a un resultado final positivo de la negociación no constituye un comportamiento exigible a las partes, también corresponde decir que la conducta que estas desplieguen en el marco de la discusión ha de estar verdadera y concretamente orientada a lograr el acuerdo, en el contexto de libertad que su propia naturaleza determina. Dicho de otro modo, tal obligación no ha de considerarse solo ‘de medios’. El ‘sentarse a la mesa’ no alcanza si no se verifica una activa posición de las partes al proponer fórmulas eficaces para generar ese acuerdo”.

Cabe recordar que, más allá del rechazo de la AJB a la propuesta salarial, el Ejecutivo dispuso unilateralmente un adelanto salarial a cuenta, que fue del 3% a partir de enero y elevándose al 7 % a partir de marzo.
 


En cuando al requerimiento gremial de que los salarios se incrementen automáticamente con la inflación, tomando como base el porcentaje del 21,5 % de 2017 y, a partir del mes en que sea superado, aplicar el índice correspondiente al mes anterior y así sucesivamente, el Tribunal sostuvo: “Efectuando una armónica interpretación de lo acordado como fruto de la negociación paritaria 2017, en el sentido de no permitir un desmedro de los salarios frente a la inflación, considerando el recrudecimiento de ese fenómeno en los últimos meses (…) corresponde en esta instancia declarar la vigencia de la denominada clausula gatillo del acuerdo salarial de 2017 y establecer que el mecanismo que mejor se adecua a los fines señalados es el de aumentar mensualmente el sueldo básico según la variación del IPC publicado por el INDEC”.
 


“Dicha actualización deberá efectivizarse sobre los sueldos de los agentes judiciales que se encuentran comprendidos en el ámbito de representación de la Asociación Judicial Bonaerense (lo que excluye a los magistrados)”, aclara el fallo.

Por otro lado, el Tribunal de Trabajo Nº 3 también dispuso que en la negociación salarial futura “deberá convocarse a un representante del Poder Judicial designado por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires”.

Otro revés para Vidal: le ordenan llamar a judiciales y aplicar cláusula gatillo

El Tribunal de Trabajo Nº3 de La Plata hizo lugar a una petición de la AJB que exige negociar “en un marco de buena fe” tras el fracaso de la última reunión paritaria, también forzada por la Justicia.

Luego de que la Justicia intimase al gobierno bonaerense a convocar a los docentes a la mesa de negociación salarial, la administración de María Eugenia Vidal sufre un nuevo revés de similares características. El Tribunal de Trabajo Nº3 de La Plata ordenó al Ejecutivo provincial “en un plazo de cinco días” a la “reapertura y continuidad de la negociación sobre el reajuste salarial de los empleados judiciales para el año en curso” y exigió “negociar en un marco de buena fe, bajo apercibimiento de disponerse la aplicación de astreintes en caso de incumplimiento”.

También, declarar a titulo cautelar la vigencia de la cláusula "gatillo" acordada entre las partes en 2017, disponiendo “el aumento mensual de las remuneraciones de los agentes judiciales que se encuentran comprendidos en el ámbito de representación de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), de acuerdo a la variación mensual del índice de precios al consumidor publicado por el INDEC, con respecto a los sueldos básicos de diciembre de 2017, hasta tanto se arribe a un nuevo acuerdo paritario”.

Se trata de una ampliación de la cautelar que dictó en mayo pasado, donde también ordenó a llamar a la mesa de negociación salarial, algo que cumplimentó la Provincia, pero en la que hizo la oferta del 15% sin cláusula gatillo, algo que fue rechazado de plano por el gremio. En la AJB denunciaron que la postura del Ejecutivo de llamar a esa reunión paritaria, se ha dado en cumplimento “meramente formal e insuficiente de la obligación de negociar de buena fe por parte de la autoridad provincial”.
 


Así, el Tribunal exhortó a las partes “a respetar la obligación de negociar de buena fe”. Sobre esto último, se resaltó: “Si bien puede afirmarse que el arribar a un resultado final positivo de la negociación no constituye un comportamiento exigible a las partes, también corresponde decir que la conducta que estas desplieguen en el marco de la discusión ha de estar verdadera y concretamente orientada a lograr el acuerdo, en el contexto de libertad que su propia naturaleza determina. Dicho de otro modo, tal obligación no ha de considerarse solo ‘de medios’. El ‘sentarse a la mesa’ no alcanza si no se verifica una activa posición de las partes al proponer fórmulas eficaces para generar ese acuerdo”.

Cabe recordar que, más allá del rechazo de la AJB a la propuesta salarial, el Ejecutivo dispuso unilateralmente un adelanto salarial a cuenta, que fue del 3% a partir de enero y elevándose al 7 % a partir de marzo.
 


En cuando al requerimiento gremial de que los salarios se incrementen automáticamente con la inflación, tomando como base el porcentaje del 21,5 % de 2017 y, a partir del mes en que sea superado, aplicar el índice correspondiente al mes anterior y así sucesivamente, el Tribunal sostuvo: “Efectuando una armónica interpretación de lo acordado como fruto de la negociación paritaria 2017, en el sentido de no permitir un desmedro de los salarios frente a la inflación, considerando el recrudecimiento de ese fenómeno en los últimos meses (…) corresponde en esta instancia declarar la vigencia de la denominada clausula gatillo del acuerdo salarial de 2017 y establecer que el mecanismo que mejor se adecua a los fines señalados es el de aumentar mensualmente el sueldo básico según la variación del IPC publicado por el INDEC”.
 


“Dicha actualización deberá efectivizarse sobre los sueldos de los agentes judiciales que se encuentran comprendidos en el ámbito de representación de la Asociación Judicial Bonaerense (lo que excluye a los magistrados)”, aclara el fallo.

Por otro lado, el Tribunal de Trabajo Nº 3 también dispuso que en la negociación salarial futura “deberá convocarse a un representante del Poder Judicial designado por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires”.