ESCENARIO 2019

Confirmado: Lousteau presentará un plan para evitar la unificación en la Ciudad

Como adelantó Letra P, su bloque ya redactó una contra propuesta de reforma electoral a la de Larreta. Plantea elecciones en agosto, desdobladas de las nacionales. Macri pretende atarlas en 2019.

 

Como adelantó Letra P, el texto entrará en las próximas horas y busca contrapesar la propuesta oficialista que permitiría atar la elección por la Jefatura de Gobierno con la reelección de Macri, por pedido expreso del Presidente. Además, el proyecto redactado por el bloque SUMA+ propone extender el número de integrantes del Instituto de Gestión Electoral (IGE), el ente autárquico porteño que administrará el proceso de elecciones. El larretismo propuso que ese cuerpo esté conducido por un directo nombrado por el Poder Ejecutivo y, entre otras cosas, sin vínculos con partidos políticos ni experiencia en cargos directivos partidarios o electivos en los seis años anteriores a ser designado.

 

En el equipo de Lousteau cuestionan este aspecto del proyecto oficial y reclamaron “amplitud”. Por eso, sugieren que el IGE cuente con cinco miembros. Uno de ellos debería ser nombrado por el Gobierno y los cuatro restantes serían designados por la Legislatura y asumirían en representación de los espacios políticos, según proporcionalidad de bancas. Además, el texto plantea un esquema rotativo para que el titular del organismo vaya rotando año a año, teniendo en cuenta que el mandato de los miembros sería de cinco años.   

 

Este aspecto encuentra reciprocidad en los otros bloques de la oposición porteña, que también cuestionan la iniciativa oficialista. El interbloque Unidad Porteña, donde confluyen peronistas y kirchneristas, ve con buenos ojos esta “amplitud” del órgano de control electoral. No obstante, apuestan a la unificación para traccionar votos del orden nacional al local, siempre y cuando haya un candidato de consenso para empujar una boleta PJ y K en el distrito porteño.

 

Además, el proyecto del bloque de Lousteau y el radicalismo propone elecciones desde junio, para darle “autonomía” a la Ciudad. Según pudo saber Letra P, el texto marcará que las PASO deberían realizarse el segundo domingo de junio y la primera vuelta el segundo domingo de agosto.

 

Por otra parte, el oficialismo propuso formar un tribunal ad hoc para cada elección como primera instancia ante cuestiones electorales y descargar de trabajo al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que quedaría como la última instancia. En tanto, Lousteau propuso la formación de un Tribunal Electoral permanente compuesto por tres jueces.

 

 

NO A LA BUE. Por último, el bloque SUMA+ sugiere como tecnología apropiada para la votación la utilización de boleta única de papel al estilo cordobés, a diferencia de la decisión de Rodríguez Larreta de mantener la Boleta Única Electrónica (BUE). Sin embargo, este deseo sería incumplible en 2019 si es que avanza la unificación: se votarían seis categorías, de las cuales tres serían de carácter nacional y tres porteño. Eso implicaría, si los comicios son unificados, utilizar dos sistemas distintos de votación. Este complejo escenario también colabora para que la Ciudad vuelva a la votación con boleta de papel si Rodríguez Larreta debe unificar su calendario electoral con el del Presidente y líder de Cambiemos.

 

Como contó Letra P, el jefe de Gobierno porteño insertó un aspecto clave en el proyecto que crea el Código Electoral de la Ciudad de Buenos Aires: dejar a criterio de la máxima autoridad del distrito la fecha en la que los porteños irán a las urnas para elegir cargos electivos locales y abrir la posibilidad de unificar con la elección nacional a partir de 2019, justo cuando Macri buscará la reelección.

 

Sin embargo, en Uspallata 3160 no hay mucha algarabía tras el pedido de la Casa Rosada de avanzar con la normativa que permita la unificación. Aún no está definido, pero Rodríguez Larreta prepara el terreno normativo y político a la espera de la determinación de Macri. En la cabeza del alcalde, números en mano, sería conveniente mantener el esquema desdoblado. En tanto, buena parte de la plana mayor de Cambiemos mira de reojo las intenciones de los gobernadores peronistas. Si las provincias del PJ adelantan las elecciones, bien podría la Ciudad mostrar un triunfo en las PASO de abril y las generales de julio para apalancar la reelección de Macri

 

Del total de artículos que contiene el proyecto elaborado por el Gobierno porteño, el único que entraría en vigencia con la aprobación de la ley es el que garantiza que la lapicera del alcalde le ponga fecha a los comicios locales y pueda concatenar la elección local con la presidencial. Esa facultad está prohibida como resguardo a la autonomía que aspira el distrito, pero en los papeles se trata de un artilugio que encontró la gestión ibarrista para separar la elección local y la nacional debido a que el progresismo no contaba con un candidato presidencial firme por ese entonces.

 

milei logro aprobar una version xxs de la ley omnibus despues de ceder hasta el final
Eduardo Vischi, jefe del bloque UCR del Senado, complica la aprobación de la ley ómnibus. 

También te puede interesar