X
Según la consultora Ecolatina, se ubicará este año en el 24%. Además, el crecimiento de la economía se reducirá a un 2%. No descartan que aún haya volatilidad.
Redacción 06/05/2018 11:35

El aumento de la cotización del dólar afectará el nivel de actividad y repercutirá en la inflación, que este año cerrará en al menos el 24%, señaló la consultora Ecolatina.

"La reciente suba del dólar repercutirá en la economía local (…) Por esto, corregimos la estimación de inflación para 2018 a la zona de 24%, siempre y cuando no haya nuevas sorpresas cambiarias", indicó en un informe difundido este domingo.

La consultora, fundada por Roberto Lavagna, recordó que ante la volatilidad del dólar, el equipo económico "endureció la meta fiscal de déficit primario" para este año, al reducirla de 3,2% del PBI a 2,7%, aumentó "por tercera vez en cuatro días" la tasa de interés de referencia llevándola a 40% y, además, redujo la posición de los bancos en moneda extranjera del 30% al 10%.

Como resultado, "logró revertir momentáneamente las presiones, de modo que el dólar finalizó la semana más calmo y se desinfló 5% respecto al pico del jueves pasado", apuntó.

El tipo de cambio minorista culminó el viernes a $22,30 y el mayorista, por debajo de los $22. 

"Estimamos que el dólar se calmará en las próximas jornadas, aunque no puede afirmarse que lo hará exento de volatilidad. El Poder Ejecutivo pareciera haber tomado definitivamente la decisión de frenar la corrida, llevando la tasa de interés a niveles elevados y enviando señales más claras que en los días previos", indicó la consultora.

"Tanto el encarecimiento del crédito como la necesidad de intensificar la reducción del déficit -en buena medida vía moderación de la obra pública- afectarán la actividad, que crecería por debajo del 2%, producto del arrastre estadístico", comentó.

La consultora sostuvo que "ambos efectos serían transitorios: por un lado, estimamos que la tasa de interés tenderá a normalizarse una vez superadas las tensiones cambiarias y, por el otro, recordamos que la baja del déficit planteada solo responde a 2018, dado que la meta del próximo año se mantuvo sin cambios en 2,2%".

"En conclusión, aunque el Gobierno efectivamente logre superar el temblor, las marchas y contramarchas de los primeros días tendrán sus costos, desnudando aún más la fuerte dependencia del esquema económico al influjo de capitales externos", puntualizó.

Advierten que la crisis del dólar agravará la inflación

Según la consultora Ecolatina, se ubicará este año en el 24%. Además, el crecimiento de la economía se reducirá a un 2%. No descartan que aún haya volatilidad.

El aumento de la cotización del dólar afectará el nivel de actividad y repercutirá en la inflación, que este año cerrará en al menos el 24%, señaló la consultora Ecolatina.

"La reciente suba del dólar repercutirá en la economía local (…) Por esto, corregimos la estimación de inflación para 2018 a la zona de 24%, siempre y cuando no haya nuevas sorpresas cambiarias", indicó en un informe difundido este domingo.

La consultora, fundada por Roberto Lavagna, recordó que ante la volatilidad del dólar, el equipo económico "endureció la meta fiscal de déficit primario" para este año, al reducirla de 3,2% del PBI a 2,7%, aumentó "por tercera vez en cuatro días" la tasa de interés de referencia llevándola a 40% y, además, redujo la posición de los bancos en moneda extranjera del 30% al 10%.

Como resultado, "logró revertir momentáneamente las presiones, de modo que el dólar finalizó la semana más calmo y se desinfló 5% respecto al pico del jueves pasado", apuntó.

El tipo de cambio minorista culminó el viernes a $22,30 y el mayorista, por debajo de los $22. 

"Estimamos que el dólar se calmará en las próximas jornadas, aunque no puede afirmarse que lo hará exento de volatilidad. El Poder Ejecutivo pareciera haber tomado definitivamente la decisión de frenar la corrida, llevando la tasa de interés a niveles elevados y enviando señales más claras que en los días previos", indicó la consultora.

"Tanto el encarecimiento del crédito como la necesidad de intensificar la reducción del déficit -en buena medida vía moderación de la obra pública- afectarán la actividad, que crecería por debajo del 2%, producto del arrastre estadístico", comentó.

La consultora sostuvo que "ambos efectos serían transitorios: por un lado, estimamos que la tasa de interés tenderá a normalizarse una vez superadas las tensiones cambiarias y, por el otro, recordamos que la baja del déficit planteada solo responde a 2018, dado que la meta del próximo año se mantuvo sin cambios en 2,2%".

"En conclusión, aunque el Gobierno efectivamente logre superar el temblor, las marchas y contramarchas de los primeros días tendrán sus costos, desnudando aún más la fuerte dependencia del esquema económico al influjo de capitales externos", puntualizó.