PRECIOS SIN CONTROL

En una tarde agitada, el peronismo empujó la ley anti tarifazo en el Senado

Tras una saga frenética de negociaciones, a pesar de Cambiemos y Urtubey, que operó en contra, consiguió el dictamen para llevar el proyecto al recinto la semana que viene. Habrá veto presidencial.

En el epilogo de una saga frenética de negociaciones que convirtieron a los pasillos del Senado en un hervidero pocas veces visto, la ley anti tarifazo de la oposición que ya aprobó la Cámara de Diputados consiguió dictamen de un plenario de comisiones. El proyecto llegará al recinto al recinto el 30 de mayo y, en caso de ser sancionado, será vetada por el presidente Mauricio Macri.

 

El despacho de mayoría recibió el aval de todos los representantes del peronismo (Frente para la Victoria y el interbloque Argentina Federal), aunque con la firma en disidencia del correntino Carlos Espínola, el jujeño Guillermo Snopek, el catamarqueño Dalmacio Mera y el salteño Rodolfo Urtubey.

 

Los dos últimos son primo y hermano del gobernador de Salta, Juan Manuel, quien, tras reunirse este lunes con el jefe de Estado en la Casa Rosada y expresar su desacuerdo con la iniciativa, operó fuerte para trabarla: mandó a su jefe de Gabinete, Fernando Yarade, a argumentar en contra en el plenario de comisiones desarrollado este martes. 

 

 

CRÓNICA DE UNA TARDE AGITADA. A las 15.30, la hora en que Miguel Ángel Pichetto había puesto como referencia para que comenzara a circular para la firma, los senadores del Frente para la Victoria-PJ que forman parte de las comisiones de Derechos y Garantías, Minería y Energía y Presupuesto del Senado y algunos legisladores del interbloque Argentina Federal, como Mario Pais, Beatriz Mirkin, Daniel Lovera, Pedro Guastavino y José Mayans, empezaron a plasmar su apoyo al dictamen.

 

En paralelo, en los pasillos del Senado, el presidente del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, y el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, hacían llamados telefónicos y mantenían conversaciones con los senadores de Argentina Federal que aún no se habían sumado al dictamen. Mientras, dentro del salón Illia, el senador Urtubey escuchaba atento al jefe de Gabinete de su provincia, Yarade.

 

“Hasta ahora no hay un compromiso público respecto de bajar la tarifa de los servicios de luz, gas y agua. Yo no escuché ninguna. Ha habido iniciativa de algunos gobernadores de analizar la baja del IVA, pero eso tampoco apareció como un compromiso definido del Gobierno nacional”, decía Pichetto minutos después de tener una charla privada con Schiavoni y con el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. Así, Pichetto hacía referencia a la iniciativa que el gobernador Urtubey le acercó a Macri el lunes a la Casa Rosada y que el oficialismo decía estar estudiando.

 

Tanto Urtubey como su par de Córdoba, Juan Schiaretti, se manifestaron en contra del proyecto que Diputados aprobó a principios de mayo. En cambio, el pampeano Carlos Verna y el puntano Alberto Rodríguez Saá apoyaron la aprobación de la iniciativa. “Entiendo que el resto de los gobernadores apoya la ley que vino de Diputados. Así lo hicieron saber a través de sus senadores”, respondió Pichetto ante la consulta de Letra P.

 

Minutos después, Cristina Fernández de Kirchner estampaba su firma en el dictamen, mientras la mendocina Anabel Fernández Sagasti contabilizaba los avales que faltaban. Los teléfonos de algunos senadores recibían llamados desde la Casa Rosada. En los pasillos, Schiavoni conversaba con el catamarqueño Mera, quien finalmente firmó el dictamen en disidencia, junto a Espínola y Snopek. “No compartimos el proyecto como viene de Diputados. Se sigue subvencionando al área metropolitana. Lo que nos interesa es que efectivamente se cobre una tarifa menor. Si este proyecto va a ser vetado, no tiene sentido”, explicó el senador jujeño a Letra P.

 

Para entonces, a la oposición le faltaba solo una firma para lograr la mayoría: la de Urtubey, que permanecía en su despacho. Sobre las 17, el salteño volvió a ingresar al salón Illia para sumar su firma al dictamen, también en disidencia parcial.

 

Mientras, el interbloque Cambiemos confirmaba que aceptaba la propuesta de los gobernadores para rebajar el IVA de las tarifas del 21% al 10,5% y la incluía en el dictamen de minoría. Las dos iniciativas serán tratadas en el recinto el 30 de mayo. De esta forma, se abre un nuevo compás de negociación entre el oficialismo y la oposición.

 

 

Victoria Villarruel, en el Senado.
El bloque oficialista de Martín Llaryora, Hacemos Unidos por Córdoba, está dispuesto a consensuar modificaciones en la ley del juego online con la oposición.

También te puede interesar