COMMUNIQUÉ DE CIERRE

Mensaje del G20 al Círculo Rojo: no devaluarán para ganar competitividad

El documento final asegura que los países miembros se “abstendrán” de modificar el tipo de cambio para beneficiar negocios. Además, alertan sobre la deuda de naciones de bajos ingresos.

Más allá de las formalidades del caso, el comunicado final de la reunión de ministros de Economía y Finanzas del G20 deja algunos puntos relevantes que tienen que ver con cuestiones que afectan directamente a la Argentina. Por un lado, el tema de no usar el dólar para ganar competitividad; el segundo ítem, un alerta sobre el riesgo de tomar deuda por parte de los países con bajos ingresos.

 

“Reconocemos que la volatilidad excesiva o los movimientos desordenados de los tipos de cambio pueden tener consecuencias adversas para la estabilidad económica y financiera. Nos abstendremos de devaluaciones competitivas y no usaremos nuestros tipos de cambio para esos fines”, explicita el Comunniqué, tal el nombre original del texto concluyente. Este punto parece un mensaje dirigido a buena parte del empresariado nacional, acostumbrado a relacionar la competitividad con la actualización constante del tipo de cambio. Es casi un pedido histórico de algunos dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA).

 

Respecto a la deuda externa, el G20 consideró que “el aumento de los niveles de deuda en los países de bajos ingresos ha generado preocupaciones sobre las vulnerabilidades de la deuda en estas economías. Estamos de acuerdo en que el desarrollo de capacidades en la gestión de las finanzas públicas, el fortalecimiento de políticas domésticas y mejoras en el intercambio de información podrían ayudar a evitar nuevos episodios de problemas de endeudamiento en los países de bajos ingresos. Abogamos por una mayor transparencia, tanto del lado de los deudores como de los acreedores”.

 

 

 

El resto de los temas de la agenda fueron más de coyuntura internacional. Los funcionarios acordaron mantener al comercio internacional como motor del crecimiento, en contraposición a las políticas proteccionistas que impulsan algunas de las naciones más desarrolladas, y advirtieron sobre el “endurecimiento de las condiciones financieras” como uno de los riesgos para el crecimiento. “El comercio internacional y la inversión son motores importantes del crecimiento, la productividad, la innovación, la creación de empleo y el desarrollo”, destacó la declaración final. Y agregó que "estamos trabajando para fortalecer la contribución del comercio a nuestras economías”, precisaron.

 

 

 

La declaración del G20 se conoce en momentos en que Estados Unidos incrementó sus aranceles para reducir la importación de acero, entre otros productos, en lo que se considera el posible comienzo de una competencia de restricciones comerciales. El documento final, consensuado entre los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales de los países del G20, indicó que los integrantes del foro discutieron "los principales riesgos para las perspectivas económicas, incluidas las vulnerabilidades financieras, que podrían revelarse con un endurecimiento de las condiciones financieras más rápido de lo esperado, y un aumento de las tensiones económicas y geopolíticas”.

 

El párrafo se conoce luego de que Estados Unidos aumentara sus tasas, para reducir la inflación, y el incremento de las tensiones entre Rusia y las Unión Europea por el asesinato de un exespía ruso en el Reino Unido. Sin embargo, en el documento no todas fueron críticas, ya que se destacó que “las perspectivas económicas globales han mejorado desde nuestra última reunión en octubre de 2017, con el aumento sincronizado de crecimiento más amplio desde 2010 y un repunte en la inversión y el comercio”.

 

 

La inflación, preocupación principal de los argentinos.
milei celebra la primera inflacion de un digito despues de seis meses: 8,8% en abril

También te puede interesar