X

Recorte de planes a San Juan: la tensión Macri-Uñac y la gestión de la Iglesia

El Gobierno dio de baja a 13 mil beneficiarios de programas de empleo, en medio de los reproches de la Rosada porque los sanjuaninos no acompañaron la reforma previsional. Reunión con monseñor Lozano.
Por 02/02/2018 17:35

La decisión del Gobierno nacional de dar de baja 13 mil planes sociales en San Juan sacó a la superficie el momento de tensión que atraviesa la relación entre la Casa Rosada y el gobernador Sergio Uñac, hasta el año pasado, uno de los mandatarios peronistas de mejor diálogo con el oficialismo. Mientras los movimientos sociales acampan frente al Ministerio que conduce Carolina Stanley y le piden a la Iglesia que interceda, el presidente del PJ, José Luis Gioja, denuncia que el Ejecutivo nacional pretende crear un conflicto social en la provincia, que reclama por fondos que le adeuda la Nación.

El conflicto salió a la luz a fines de enero, cuando se conoció la decisión del Gobierno de dar de baja 28 mil planes del programa “Entrenamientos para el trabajo”, que manejaba el Ministerio de Trabajo, que dirige Jorge Triaca, y ahora pasó a la órbita de Stanley. De ese total, 13 mil corresponden a la provincia de San Juan. Cada plan es por un total de 1.850 pesos, que cobraba cada beneficiario para capacitarse en un oficio. 

“El Ministerio de Trabajo nos notificó que los planes iban a pasar a Desarrollo Social. Nos mostraron una resolución en la que decía que le enviaban el presupuesto a Stanley. Pero, cuando nos reunimos con gente de Desarrollo, nos informaron que en la lista de San Juan había 13 mil planes menos”, le explicó a Letra P Alejandro Ganyitano, de la Corrientes Clasista y Combativa (CCC) de San Juan.

Ganyitano forma parte de la delegación de representantes de organizaciones sociales sanjuaninas que esta semana acamparon frente al Ministerio de Desarrollo Social de Nación para reclamar el restablecimiento de los planes, pese a que en esa cartera aducen que la decisión del recorte fue anterior al traspaso, en Trabajo. El martes, el titular de la CCC se reunió en la Cámara de Diputados con el ex gobernador Gioja, quien advirtió que "el Gobierno nacional está generando un caldo de cultivo para que estalle un conflicto social en la provincia".

 

 

Antes de viajar a Buenos Aires, Ganyitano mantuvo un encuentro en la provincia con monseñor Jorge Lozano, arzobispo de San Juan y miembro de la Pastoral Social. “Se comprometió a hacer gestiones para intentar solucionar el conflicto. A tratar de llegar a Stanley y a Triaca”, explicó Ganyitano. Según explicó a este portal un allegado al obispo, Lozano propuso a las organizaciones generar un diálogo con Emilio Inzaurraga, de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, para tratar de avanzar en una solución.

En paralelo, el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Amando Sánchez, y el ex ministro y actual diputado Walberto Allende intentaron entablar un diálogo con la ministra Stanley para resolver la situación, pero por ahora no dio frutos.

En San Juan “es un secreto a voces” que el recorte de planes sociales tiene relación directa con la decisión de los representantes de la provincia en el Congreso de votar en contra de la reforma previsional, pese a que el gobernador Uñac había firmado el pacto fiscal. “Está claro que es un castigo”, dice un dirigente provincial, que se hizo eco de la supuesta “lista negra” de gobernadores cuyos legisladores no apoyaron la reforma previsional, que habrían confeccionado en Casa Rosada. Los diputados sanjuaninos que responden a Uñac dieron quórum para el comienzo de la sesión en la que se debatió la reforma – Allende fue, justamente, quien aportó el número 129 para dar comienzo a la fallida sesión del jueves 14 de diciembre – pero luego votaron en contra del proyecto. Lo mismo habían hecho los representantes de la provincia en el Senado.

“Me niego a pensar que eso pueda ser verdad. De ser así, los argentinos no quieren que se armen listas negras”, dijo Uñac en tren de mantener el diálogo con el Gobierno nacional, aunque envió un mensaje de reclamo por los fondos que le adeuda el Ejecutivo nacional a la provincia. "No sé si me han castigado; peor sería que no envíen fondos porque no hay”, remató el mandatario.

El recorte de las jubilaciones también tuvo una intervención del obispo Lozano. El titular de la arquidiócesis de San Juan expresó en distintos medios locales su "preocupación" por la reforma. "Los abuelos me contaban que no entendían de lo que hablaban los políticos en el Congreso. Muchos me decían que no sabían si les iba a alcanzar para comprar los remedios. Es una buena parte de la sociedad que va a quedar desprotegida en todo el país y hay que ver como apoyarlos”, dijo Lozano en Canal 13 de San Juan. La dirigencia local tomó nota.   

 

 

“A nuestro entender, el proyecto de reforma previsional no garantizaba los puntos que habían planteado los gobernadores en el pacto fiscal en lo que tiene que ver con la fórmula de actualización y con otra de las cosas que propuso Uñac, sobre que había que comenzar con las jubilaciones de privilegio”, explica el ministro de Economía provincial, Roberto Gattoni, en diálogo con Letra P.  “Acaso el Gobierno nacional esperaba otra cosa, pero estas cosas se superan. Tenemos una relación institucional madura. No creo que haya una lista negra”, agrega Gattoni.

Sin embargo, el recorte de planes genera suspicacias en el gobierno provincial, al que le llama la atención que el Ejecutivo nacional haya demorado dos años en percatarse de que los beneficiarios de los planes supuestamente “no demostraban contraprestaciones” o tenían alguna irregularidad. La titular la gerencia de Empleo de la provincia, que depende del Ministerio de Trabajo de la Nación, hasta ahora encargada de otorgar los cupos a las organizaciones sociales, Vivian López Puerta, es dirigente del PRO de San Juan.

 

 

“Nosotros entendemos que en la provincia de Buenos Aires hay muchas necesidades y muchas organizaciones que trabajar. Pero, ¿cuántos planes recortaron ahí? ¿Se sabe? La mayoría de los votos está en el conurbano bonaerense, donde el Gobierno quiere apoyar a María Eugenia Vidal y ahí están todos los programas. Está claro que no hay una mirada federal”, dice Ganyitano. El ex gobernador Gioja coincidió con la idea: "El Gobierno gasta la plata donde están los votos, no las necesidades."

Además del recorte de los planes, que genera que haya 25 millones de pesos menos en circulación en la provincia, el gobierno provincial mantiene un reclamo contra la Nación por fondos que le adeuda en concepto de construcción de viviendas y de obras viales. En el primer caso, se trata de la construcción de 1.100 viviendas que la provincia acordó con el Gobierno nacional en 2016 y que, ante la demora por parte de la Rosada, San Juan inició por su cuenta, con fondos propios. Los recursos nunca llegaron y ahora la provincia exige que, en lugar de abonar lo adeudado, construya otras 1.100 viviendas. La deuda en vivienda representa 700 millones, mientras que lo que tiene que ver con obras viales asciende a 1.100 millones de pesos. 

Sin perspectivas de solución por parte del Gobierno nacional, Uñac estuvo este viernes en Buenos Aires para sellar un préstamo de 50 millones de dólares para la obra del acueducto Gran San Juan por parte de Suleiman Jasir Al-Herbish, director del Fondo OPEP (países petroleros) para el Desarrollo Internacional (OFID). Agradeció por el acompañamiento en la gestión del préstamo al gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz