X
En el marco de un Congreso extraordinario, la pata local del partido reclamó un pronunciamiento nacional ante la resolución sobre uso de armas de fuego. Críticas a Rodríguez Larreta.
Redacción 07/12/2018 13:33

La reglamentación sobre el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales profundiza la grieta en el oficialismo y avanzó hacia otro nivel: tras los cuestionamientos entre Elisa Carrió y el PRO de Mauricio Macri, la Unión Cívica Radical (UCR) porteña le exigió a la conducción nacional del centenario partido un pronunciamiento público sobre el protocolo autorizado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En el marco de con un Congreso extraordinario realizado en la Ciudad de Buenos Aires, la UCR Capital reclamó que el radicalismo nacional tenga una postura concreta y aclara su opinión acerca de la iniciativa que es rechazada por organismos de Derechos Humanos, pero también por dirigentes de Cambiemos, como la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. "El individualismo y los fanatismos no tienen que ganar el debate de una democracia que nos incluya a todos, quiero saber si la Unión Cívica Radical cree que la represión y la mano dura es la respuesta a las enormes injusticias de nuestra República”, sostuvo el presidente del radicalismo porteño, Guillermo De Maya.

 

 

Por otra parte, el titular de la UCR capitalina se refirió entre líneas a la polémica entre el PRO y el radicalismo por la banca en el Consejo de la Magistratura que Cambiemos perdió en manos del peronismo y volvió a crispar los ánimos dentro de la coalición oficialista. “No podemos levantar la voz porque perdemos un cargo, si nos callamos frente a la injusticia de tener 48% de niños bajo la línea de la pobreza”, asestó. 

Al dejar inaugurado el Congreso y ante un auditorio de más de quinientos personas que colmaron el histórico edificio de Tucumán 1660, De Maya resaltó: “No venimos a discutir alianzas electorales, estamos acá para debatir la doctrina de la Unión Cívica Radical”.

En un pasaje de su discurso de apertura, el presidente del radicalismo porteño lanzó críticas al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Quieren convencernos de que lo público es tener una plaza limpia o ganar un concurso de "Asado de obra", pero para nosotros lo público es la educación de calidad, la salud, la seguridad, el trabajo y la justicia”, lanzó.

El diputado nacional y referente de la UCR Martín Lousteau también participó del Congreso y brindó un análisis de la situación económica de la Argentina. “Tenemos una creciente desigualdad entre el sistema de gestión estatal y el privado. Para poder revertirlo tenemos que poner de nuevo a la educación como prioridad, para que nuestro país vuelva a tener formación igualadora y de calidad”, sostuvo.

 

 

 

Además de Guillermo De Maya, Cornejo y Lousteau, estuvieron los diputados nacionales Carla Carrizo, Karina Banfi y Facundo Suárez Lastra; los legisladores porteños Inés Gorbea, María Patricia Vischi, Juan Nosiglia, Marcelo GuoumanLeandro HalperínEmiliano Yacobitti, Vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Jaime Correas, Director General de Escuelas de la provincia de Mendoza, Jorge Ferronato, Director del Ciclo Básico Común de la UBA; Ezequiel Marín, ex Vicepresidente de la Federación Universitaria Argentina, Arturo Pozzali, Defensor del pueblo CABA; Mariela Coletta, Auditora General de la Ciudad de Buenos Aires; Mabel Bianco, Presidenta de FEIM; Anna Drannikow, Coordinadora de la Mesa de partidos políticos de la FALGBT.

Radicales porteños exigen que la UCR nacional repudie el protocolo Bullrich

En el marco de un Congreso extraordinario, la pata local del partido reclamó un pronunciamiento nacional ante la resolución sobre uso de armas de fuego. Críticas a Rodríguez Larreta.

La reglamentación sobre el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales profundiza la grieta en el oficialismo y avanzó hacia otro nivel: tras los cuestionamientos entre Elisa Carrió y el PRO de Mauricio Macri, la Unión Cívica Radical (UCR) porteña le exigió a la conducción nacional del centenario partido un pronunciamiento público sobre el protocolo autorizado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En el marco de con un Congreso extraordinario realizado en la Ciudad de Buenos Aires, la UCR Capital reclamó que el radicalismo nacional tenga una postura concreta y aclara su opinión acerca de la iniciativa que es rechazada por organismos de Derechos Humanos, pero también por dirigentes de Cambiemos, como la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. "El individualismo y los fanatismos no tienen que ganar el debate de una democracia que nos incluya a todos, quiero saber si la Unión Cívica Radical cree que la represión y la mano dura es la respuesta a las enormes injusticias de nuestra República”, sostuvo el presidente del radicalismo porteño, Guillermo De Maya.

 

 

Por otra parte, el titular de la UCR capitalina se refirió entre líneas a la polémica entre el PRO y el radicalismo por la banca en el Consejo de la Magistratura que Cambiemos perdió en manos del peronismo y volvió a crispar los ánimos dentro de la coalición oficialista. “No podemos levantar la voz porque perdemos un cargo, si nos callamos frente a la injusticia de tener 48% de niños bajo la línea de la pobreza”, asestó. 

Al dejar inaugurado el Congreso y ante un auditorio de más de quinientos personas que colmaron el histórico edificio de Tucumán 1660, De Maya resaltó: “No venimos a discutir alianzas electorales, estamos acá para debatir la doctrina de la Unión Cívica Radical”.

En un pasaje de su discurso de apertura, el presidente del radicalismo porteño lanzó críticas al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Quieren convencernos de que lo público es tener una plaza limpia o ganar un concurso de "Asado de obra", pero para nosotros lo público es la educación de calidad, la salud, la seguridad, el trabajo y la justicia”, lanzó.

El diputado nacional y referente de la UCR Martín Lousteau también participó del Congreso y brindó un análisis de la situación económica de la Argentina. “Tenemos una creciente desigualdad entre el sistema de gestión estatal y el privado. Para poder revertirlo tenemos que poner de nuevo a la educación como prioridad, para que nuestro país vuelva a tener formación igualadora y de calidad”, sostuvo.

 

 

 

Además de Guillermo De Maya, Cornejo y Lousteau, estuvieron los diputados nacionales Carla Carrizo, Karina Banfi y Facundo Suárez Lastra; los legisladores porteños Inés Gorbea, María Patricia Vischi, Juan Nosiglia, Marcelo GuoumanLeandro HalperínEmiliano Yacobitti, Vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Jaime Correas, Director General de Escuelas de la provincia de Mendoza, Jorge Ferronato, Director del Ciclo Básico Común de la UBA; Ezequiel Marín, ex Vicepresidente de la Federación Universitaria Argentina, Arturo Pozzali, Defensor del pueblo CABA; Mariela Coletta, Auditora General de la Ciudad de Buenos Aires; Mabel Bianco, Presidenta de FEIM; Anna Drannikow, Coordinadora de la Mesa de partidos políticos de la FALGBT.