X
El massismo y el interbloque Argentina Federal tuvieron una comida de camaradería en la que volvieron a hablar sobre la unificación en el Congreso. Menú italiano y la organización del 19 de diciembre.
Por 06/12/2018 19:09

LA COMIDA PROMETIDA. Graciela Camaño salió de la reunión que se celebró el 21 de noviembre en la Casa de Entre Ríos con un desafío, fruto del acuerdo de todo el arco opositor que la había llevado hasta el Consejo de la Magistratura. “La próxima comida la invita Camaño. Vamos a comer asado pero lo tiene que hacer ella misma”, apuró el diputado Raúl Pérez. 

La jefa del bloque del Frente Renovador tomó el reto, puso manos a la obra y organizó la cena de fin de año, aunque con características distintas a las planteadas por sus compañeros de bancada. El encuentro se concretó, finalmente, en el restaurante de cocina italiana Marcelo, donde llegaron unos 25 diputados del massismo y del interbloque Argentina Federal este miércoles, después de la sesión en la que se renovaron las autoridades de la Cámara y se aprobó la reforma de Bienes Personales, y luego de la frustrada reunión de las Comisiones de Legislación Penal y Deportes por la ley de barras.  

 

 

UNIDAD DEMORADA. Entre frutos de mar, pastas, risotto y buen malbec, los diputados conversaron sobre la unificación del bloque del Frente Renovador y del interbloque Argentina Federal, tantas veces anunciada pero por ahora no concretada. Mientras algunos diputados instaron a avanzar rápidamente con el anuncio, otros pusieron paños fríos al apuro. Sucede que en el interbloque hay diputados que responden, por ejemplo, a gobernadores como Carlos Verna y Sergio Uñac, que no participaron de la reunión de la Casa de Entre Ríos, y que aún no se sumaron al espacio que formaron nueve mandatarios provinciales junto a Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto, lejos del kirchnerismo. 

En la mirada de algunos referentes del flamante espacio, la unificación podría traerles a esos gobernadores complicaciones en la construcción provincial con el sector cristinista, por lo que consideran más conveniente demorar el anuncio.

FIN DE AÑO EN COSTA SALGUERO. Todos los diputados hicieron sus aportes en la charla que mantuvieron durante la cena, que transcurrió en una ambiente de camaradería, que incluyó hasta una ronda de chistes. Pese al clima distendido, también hubo un cierre formal, a cargo de los presidentes de respectivos bloques, Camaño y el salteño Pablo Kosiner. La anfitriona tuvo la última palabra. 

Entre los temas de conversación estuvo el evento de fin de año, que el espacio Alternativa Federal organizó en Costa Salguero para el 19 de diciembre. Aunque muchos mencionaron la posibilidad de que haya “sorpresas” entre los asistentes, los dirigentes coincidieron en la necesidad de ser prudentes a la hora de hacer anuncios. “Estamos coordinando con dirigentes de mucho peso y envergadura. Así que vamos con cautela”, sintetizó el massista Pérez. 

Discutiendo la unidad entre ronda de chistes y sorpresas de fin de año

El massismo y el interbloque Argentina Federal tuvieron una comida de camaradería en la que volvieron a hablar sobre la unificación en el Congreso. Menú italiano y la organización del 19 de diciembre.

LA COMIDA PROMETIDA. Graciela Camaño salió de la reunión que se celebró el 21 de noviembre en la Casa de Entre Ríos con un desafío, fruto del acuerdo de todo el arco opositor que la había llevado hasta el Consejo de la Magistratura. “La próxima comida la invita Camaño. Vamos a comer asado pero lo tiene que hacer ella misma”, apuró el diputado Raúl Pérez. 

La jefa del bloque del Frente Renovador tomó el reto, puso manos a la obra y organizó la cena de fin de año, aunque con características distintas a las planteadas por sus compañeros de bancada. El encuentro se concretó, finalmente, en el restaurante de cocina italiana Marcelo, donde llegaron unos 25 diputados del massismo y del interbloque Argentina Federal este miércoles, después de la sesión en la que se renovaron las autoridades de la Cámara y se aprobó la reforma de Bienes Personales, y luego de la frustrada reunión de las Comisiones de Legislación Penal y Deportes por la ley de barras.  

 

 

UNIDAD DEMORADA. Entre frutos de mar, pastas, risotto y buen malbec, los diputados conversaron sobre la unificación del bloque del Frente Renovador y del interbloque Argentina Federal, tantas veces anunciada pero por ahora no concretada. Mientras algunos diputados instaron a avanzar rápidamente con el anuncio, otros pusieron paños fríos al apuro. Sucede que en el interbloque hay diputados que responden, por ejemplo, a gobernadores como Carlos Verna y Sergio Uñac, que no participaron de la reunión de la Casa de Entre Ríos, y que aún no se sumaron al espacio que formaron nueve mandatarios provinciales junto a Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto, lejos del kirchnerismo. 

En la mirada de algunos referentes del flamante espacio, la unificación podría traerles a esos gobernadores complicaciones en la construcción provincial con el sector cristinista, por lo que consideran más conveniente demorar el anuncio.

FIN DE AÑO EN COSTA SALGUERO. Todos los diputados hicieron sus aportes en la charla que mantuvieron durante la cena, que transcurrió en una ambiente de camaradería, que incluyó hasta una ronda de chistes. Pese al clima distendido, también hubo un cierre formal, a cargo de los presidentes de respectivos bloques, Camaño y el salteño Pablo Kosiner. La anfitriona tuvo la última palabra. 

Entre los temas de conversación estuvo el evento de fin de año, que el espacio Alternativa Federal organizó en Costa Salguero para el 19 de diciembre. Aunque muchos mencionaron la posibilidad de que haya “sorpresas” entre los asistentes, los dirigentes coincidieron en la necesidad de ser prudentes a la hora de hacer anuncios. “Estamos coordinando con dirigentes de mucho peso y envergadura. Así que vamos con cautela”, sintetizó el massista Pérez.