X

Lluvia de inversiones de Vidal sobre Laprida: $ 50 mil para un desagüe

El dato brilla en el listado de obras para municipios previstas para 2019. “Debe ser rezago de una anterior; si no, no se explica”, le dijo a Letra P el intendente peronista Alfredo Fisher. Críticas.
Por 07/11/2018 16:29

Los anexos del presupuesto bonaerense 2019 detallan cuántas obras planea hacer el gobierno de la provincia de Buenos Aires el año que viene en cada uno de los municipios y cuánto costarán. En ese documento, salta a la vista un dato: al municipio de Laprida, ubicado en el sur del territorio bonaerense, le toca, como toda inversión, la friolera de $50.000 para continuar con la etapa II de la construcción de un desagüe pluvial. Su intendente, el peronista Alfredo Fisher, no encuentra respuestas sobre por qué le tocó tan poco y les pide a los legisladores de la oposición que no acompañen el texto que plantea el Ejecutivo provinciales ya que "avasalla de manera definitiva las autonomías municipales". 

-En planillas de obras del presupuesto bonaerense figura que su municipio recibirá 50 mil pesos para la segunda etapa de un desagüe pluvial. ¿Cómo se explica esto?

- Es probable que sea un rezago de una obra anterior. Si no, no se explica. No hay obra de 50 mil pesos posible y es notable: hay un pedido de endeudamiento por varias de decenas de miles de millones de pesos y una obra para un municipio de 50 mil pesos. Realmente la proporción que les toca a los vecinos de Laprida de ese endeudamiento para obra pública, como dice la gobernadora, es totalmente desproporcionada.
 


 

Fisher cree que se debe a la continuación de una obra que ya viene desarrollando en el municipio. Sin embargo, no aparece ninguna otra obra.

Fisher cuestionó el proyecto del presupuesto bonaerense y reclamó a la oposición legislativa que se oponga a avanzar en la discusión del texto tal cual está. 

“Creo que la gobernadora pone a toda la oposición en una situación de real compromiso, porque, a diferencia de los presupuestos anteriores que tuvo que impulsar el gobierno provincial, éste lo hace en medio de una crisis supremamente difícil para todos los argentinos, pero especialmente para los bonaerenses, porque, precisamente, la determinación del presidente Mauricio Macri de poner en juego el futuro de los bonaerenses en el presupuesto nacional no fue debatida, peleada ni defendida por los legisladores del oficialismo en la Cámara de Diputados de la Nación. Hoy, los representantes de la oposición tienen entonces una responsabilidad mayor”, dijo en diálogo con Letra P. 
 


También sostuvo que los intendentes no podrán hacerse cargo de las transferencias que planea el Ejecutivo bonaerense hacia las comunas. En el proyecto, Vidal plantea que los distritos se harán cargo del subsidio de la tarifa social de energía y del subsidio al transporte de líneas municipales. Ambas transferencias implican aproximadamente unos 16 mil millones de pesos en total. "Está claro que la economía de cualquier municipio bonaerense no está en condiciones de afrontar la tarifa social de la luz eléctrica. Es un presupuesto que no se puede aprobar tal como está", dijo el intendente, que integra un espacio del peronismo confortativo con el gobierno bonaerense a diferencia del perfil más dialoguista que muestran otros intendentes del PJ. 

Por ello, Fisher pidió a los diputados y a los senadores peronistas que no acompañen el presupuesto. Vidal necesita de dos votos opositores en el Senado y otros 18 en Diputados para conseguir la autorización para el endeudamiento. "Hay que tener la fortaleza suficiente para encontrar la manera de influenciar a los legisladores para que pongan su responsabilidad en el futuro de la provincia de Buenos Aires". 

Lluvia de inversiones de Vidal sobre Laprida: $ 50 mil para un desagüe

El dato brilla en el listado de obras para municipios previstas para 2019. “Debe ser rezago de una anterior; si no, no se explica”, le dijo a Letra P el intendente peronista Alfredo Fisher. Críticas.

Los anexos del presupuesto bonaerense 2019 detallan cuántas obras planea hacer el gobierno de la provincia de Buenos Aires el año que viene en cada uno de los municipios y cuánto costarán. En ese documento, salta a la vista un dato: al municipio de Laprida, ubicado en el sur del territorio bonaerense, le toca, como toda inversión, la friolera de $50.000 para continuar con la etapa II de la construcción de un desagüe pluvial. Su intendente, el peronista Alfredo Fisher, no encuentra respuestas sobre por qué le tocó tan poco y les pide a los legisladores de la oposición que no acompañen el texto que plantea el Ejecutivo provinciales ya que "avasalla de manera definitiva las autonomías municipales". 

-En planillas de obras del presupuesto bonaerense figura que su municipio recibirá 50 mil pesos para la segunda etapa de un desagüe pluvial. ¿Cómo se explica esto?

- Es probable que sea un rezago de una obra anterior. Si no, no se explica. No hay obra de 50 mil pesos posible y es notable: hay un pedido de endeudamiento por varias de decenas de miles de millones de pesos y una obra para un municipio de 50 mil pesos. Realmente la proporción que les toca a los vecinos de Laprida de ese endeudamiento para obra pública, como dice la gobernadora, es totalmente desproporcionada.
 


 

Fisher cree que se debe a la continuación de una obra que ya viene desarrollando en el municipio. Sin embargo, no aparece ninguna otra obra.

Fisher cuestionó el proyecto del presupuesto bonaerense y reclamó a la oposición legislativa que se oponga a avanzar en la discusión del texto tal cual está. 

“Creo que la gobernadora pone a toda la oposición en una situación de real compromiso, porque, a diferencia de los presupuestos anteriores que tuvo que impulsar el gobierno provincial, éste lo hace en medio de una crisis supremamente difícil para todos los argentinos, pero especialmente para los bonaerenses, porque, precisamente, la determinación del presidente Mauricio Macri de poner en juego el futuro de los bonaerenses en el presupuesto nacional no fue debatida, peleada ni defendida por los legisladores del oficialismo en la Cámara de Diputados de la Nación. Hoy, los representantes de la oposición tienen entonces una responsabilidad mayor”, dijo en diálogo con Letra P. 
 


También sostuvo que los intendentes no podrán hacerse cargo de las transferencias que planea el Ejecutivo bonaerense hacia las comunas. En el proyecto, Vidal plantea que los distritos se harán cargo del subsidio de la tarifa social de energía y del subsidio al transporte de líneas municipales. Ambas transferencias implican aproximadamente unos 16 mil millones de pesos en total. "Está claro que la economía de cualquier municipio bonaerense no está en condiciones de afrontar la tarifa social de la luz eléctrica. Es un presupuesto que no se puede aprobar tal como está", dijo el intendente, que integra un espacio del peronismo confortativo con el gobierno bonaerense a diferencia del perfil más dialoguista que muestran otros intendentes del PJ. 

Por ello, Fisher pidió a los diputados y a los senadores peronistas que no acompañen el presupuesto. Vidal necesita de dos votos opositores en el Senado y otros 18 en Diputados para conseguir la autorización para el endeudamiento. "Hay que tener la fortaleza suficiente para encontrar la manera de influenciar a los legisladores para que pongan su responsabilidad en el futuro de la provincia de Buenos Aires".