X
La agencia calificadora de riesgo resaltó la inestabilidad de la economía nacional y el panorama pesimista en términos de Producto e inflación.
Redacción 07/11/2018 14:29

La agencia Fitch bajó a "negativa" su perspectiva para la calificación de deuda soberana de la Argentina debido a la "intensa inestabilidad económica" que sufre el país.

Según la calificadora, que mantuvo en “B” la nota de la deuda del país, "la intensa inestabilidad macroeconómica de 2018, marcada por una gran depreciación del peso, ha debilitado dramáticamente las perspectivas de crecimiento en el corto plazo".

En mayo último, Fitch había bajado la calificación de la deuda argentina de "positiva" a "estable".

La firma estimó, además, que el Producto caerá 2,7% este año y 1,7% en 2019. Asimismo, proyectó una inflación del 47% para 2018 y del 27,5% en 2019.

Hace apenas dos meses, en septiembre, había proyectado una caída del 2,5% del PBI para este año, con una inflación del 40%.

No obstante, la agencia consideró que el Gobierno podrá cumplir con su meta de reducción del déficit fiscal primario, en línea con lo comprometido ante el Fondo Monetario Internacional.

Fitch baja a “negativo” su panorama sobre la deuda argentina

La agencia calificadora de riesgo resaltó la inestabilidad de la economía nacional y el panorama pesimista en términos de Producto e inflación.

La agencia Fitch bajó a "negativa" su perspectiva para la calificación de deuda soberana de la Argentina debido a la "intensa inestabilidad económica" que sufre el país.

Según la calificadora, que mantuvo en “B” la nota de la deuda del país, "la intensa inestabilidad macroeconómica de 2018, marcada por una gran depreciación del peso, ha debilitado dramáticamente las perspectivas de crecimiento en el corto plazo".

En mayo último, Fitch había bajado la calificación de la deuda argentina de "positiva" a "estable".

La firma estimó, además, que el Producto caerá 2,7% este año y 1,7% en 2019. Asimismo, proyectó una inflación del 47% para 2018 y del 27,5% en 2019.

Hace apenas dos meses, en septiembre, había proyectado una caída del 2,5% del PBI para este año, con una inflación del 40%.

No obstante, la agencia consideró que el Gobierno podrá cumplir con su meta de reducción del déficit fiscal primario, en línea con lo comprometido ante el Fondo Monetario Internacional.