X

“Mauricio va a ser reelecto, con o sin elecciones unificadas”

El vicejefe de Gobierno cuestiona la polarización, pero considera que “no hay espacio” para una tercera opción en 2019. Operativo reelección, su futuro político y la chance de internas en Cambiemos.
Por 25/11/2018 10:26

Diego Santilli llega a horario a la entrevista pactada con Letra P. Fiel a estilo que impone Horacio Rodríguez Larreta, decide hacer el encuentro en un restaurante, a metros del Abasto. El termómetro marca 30 grados y, como es costumbre en suelo porteño, el sol no cede y rebota en el asfalto, aumentando aún más la temperatura. Ingresa al bar y se saluda con el luchador de UFC Santiago Ponzinibbio, que noqueó al estadounidense Neil Magny en el debut de la disciplina en la Argentina. Dialogan un poco y luego se toman una foto, que el equipo del vicejefe de Gobierno replicará en las redes sociales.

Es una semana compleja para el oficialismo porteño: la Legislatura finalmente aprobó la creación de la Universidad Docente de la Ciudad (Unicaba), resistida por toda la oposición política y la totalidad del arco sindical. "No se puede esperar dos años más para empezar a cambiar y mejorar la educación", devuelve ante la consulta acerca del por qué de la insistencia del Gobierno con una ley cuestionada desde su primera presentación.

Al mismo tiempo, la coalición Cambiemos y se reavivó la tensión entre el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica. Sin embargo, el funcionario porteño advierte que la alianza está "sólida" y que todos los espacios trabajarán en conjunto para que Mauricio Macri, Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal puedan renovar sus mandatos en 2019. Mientras buena parte de Cambiemos estudia la posibilidad de desdoblar la elección de la provincia de Buenos Aires de la nacional, Santilli pronostica que, cualquiera sea el escenario, Cambiemos retendrá la Casa Rosada, la Provincia y la Ciudad.

 

BIO. Nació el 6 de abril 1967 en la Ciudad de Buenos Aires. Es contador público (UBA). Fue director de Planeamiento Estratégico de la Secretaría de Producción y Servicios de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, coordinador de La Dirección General De Administración del Ministerio del Interior, director de Administración y Recursos Humanos en la Dirección Nacional de Migraciones, vicepresidente Ejecutivo del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires, director del Banco de la Ciudad de Buenos Aires, diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires, vicepresidente primero de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, senador Nacional y, actualmente, ejerce como vicejefe de Gobierno la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

 

-¿Qué panorama avizora para la elección presidencial del 2019?

-Si el camino sigue de esta manera, con Cristina Fernández de Kirchner candidata de Unidad Ciudadana, veo que se sigue polarizando la sociedad. No va a haber espacio para tres, veo espacio para dos. Y que en esa polarización vas a terminar yendo a una elección como en el 2017, en la que se discute pasado contra futuro.

-En este escenario de polarización... ¿Cree que hay espacio para una tercera opción?

-Sería bueno y sano que haya una tercera opción. Ojalá la democracia pudiera lograr que en nuestro país haya una tercera opción que participe. Pero si está Cristina en la cancha se polariza mucho. Se polariza en extremos. No es sano.

-¿Por qué no es sana la polarización?

-Porque no deja crecer otras alternativas del debate democrático en nuestra sociedad. Terminás votando pasado contra futuro, en vez de poder votar otra alternativa. Además, no ayuda a ir curando la grieta. Cuando seguís en ese extremo hay una grieta, una herida que sigue abierta.

-¿Pero el Gobierno no agita esa grieta al polarizar con Cristina constantemente?

-El Gobierno no polariza con Cristina. La gente toma esos caminos. Es la gente la que define que Cristina tiene cierta valoración más que los demás candidatos de la oposición. Eso no contribuye a cicatrizar las heridas de nuestro país y te genera una oposición poco constructiva, más destructiva. Necesitás una oposición que tenga la capacidad de construir un país mejor. Eso no significa acompañar en todo ni negarse a todo. Es encontrar medios racionales.

"La polarización no deja crecer otras alternativas del debate democrático en nuestra sociedad. Terminás votando pasado contra futuro, en vez de poder votar otra alternativa. Además, no ayuda a ir curando la grieta."

-Un sector de Cambiemos vuelve a instalar la necesidad de ampliar la base de sustentación y buscar un acuerdo electoral con una parte de la oposición. ¿Hay margen para ampliar la base?

-Es hablar de nuestros orígenes. Nosotros siempre ampliamos la base de sustentación. En la Ciudad nacimos como Compromiso para el Cambio, después PRO, ahora Vamos Juntos y vamos camino a Cambiemos. Acabamos de firmar, en la Ciudad, un esquema de participación democrático y transparente de elección de candidatos para el año que viene para llegar a Cambiemos. Eso es la constante ampliación de tu base de sustentación electoral. Y eso ha sido la historia de Mauricio Macri y todos nosotros. Es lo natural ir en esa dirección. Todo lo que podamos ampliar, respetando nuestra identidad, nuestros valores y lo que la sociedad ve en nosotros, es muy sano y es importante hacerlo.

-Con respecto a las fórmulas que acompañaron a Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal en 2015, y pensando en 2019... ¿equipo que gana no se toca?

-Suele suceder que equipo que gana no se toca. A veces hay que hacerle un service para ir mejorando y para corregir. Va a ser una definición del año que viene. Este no es el año de las candidaturas ni de quién va a estar en las fórmulas.

-¿Está firme el operativo reelección de Macri, Vidal y Rodríguez Larreta?

-Hoy todos en Cambiemos trabajamos para la reelección de Macri, Vidal y Larreta. Sin lugar a dudas.

-¿La Ciudad va a unificar su calendario con la elección nacional?

-Es una definición que tomaremos en febrero o marzo. Hoy todo indica que vamos juntos.

-¿Le sirve al Gobierno y a Macri pegar su reelección con la de Vidal y Larreta? ¿O Cambiemos apunta a desdoblar la elección de la Provincia y la Ciudad?

-Mauricio va a ser reelecto, con o sin elecciones unificadas. Estamos en el desafío de dar un cambio educativo, cultural y filosófico de la Argentina. En ese cambio de fondo también es válido que acompañemos este nuevo país que queremos. 

 

 

-¿Cómo va a impactar la situación económica en la elección?

-Si la situación económica se estabiliza después de estos meses duros que vivimos, y vamos a vivir, quizás no incide tanto. Si la economía no mejora un poco tal vez tenga una incidencia mayor.

-¿Y cómo impacta este contexto económico en la Ciudad?

-Nuestra principal prioridad hoy es cuidar las fuentes de laburo. Desde la Dirección de Políticas de Juventud generamos 8.000 puestos de trabajo por medio del programa Potenciate. Por eso también nos metimos en el tema del Buenos Aires Design para preservar esos puestos de trabajo. Parte de esa preocupación se conecta con seguir las obras, dese el Paseo del Bajo, los viaductos, las 52 escuelas, que también representan y dan trabajo en la Ciudad de Buenos Aires. Después vendrá la discusión, el debate electoral y las fórmulas del 2019.

-Luego de la derrota por las bancas en el Consejo de la Magistratura y los dardos cruzados entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, ¿cómo están los ánimos en Cambiemos?

-La coalición Cambiemos está sólida. Tenemos un muy buen acuerdo con el radicalismo y la Coalición Cívica. En la Ciudad también. Trabajamos muy bien con Elisa Carrió, con Graciela Ocaña y, paulatinamente, con Evolución. Estamos haciendo ese trabajo.

 

 

 

-La UCR advierte que podría ir a las PASO contra Mauricio Macri en 2019. ¿Es factible una interna en Cambiemos en 2019?

-Ya compitió el radicalismo en 2015 con Ernesto Sanz. También lo hizo Lilita. Vamos a ver. Falta tiempo para la definición. Si llega a suceder, lo importante es que las reglas sean transparentes.

 

-¿La Ciudad va a unificar su calendario con la elección nacional?

-Es una definición que tomaremos en febrero o marzo. Hoy todo indica que vamos juntos.

 

-Yendo a los temas de la ciudad, ¿qué va a pasar con toda la estructura construida para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018?

-Fue un esfuerzo de muchos años. Cinco desde que se seleccionó la Ciudad, tres desde que empezamos con Horacio. Cada peso que se invirtió tiene un destino. La Villa Olímpica, donde vivieron los atletas, queda como vivienda para 1.800 familias que van a tener su casa propia. Ya fueron preseleccionados, hicieron los trámites del Banco y en marzo van a poder ingresar a su vivienda. El Gobierno recupera toda esa inversión que hizo. También está el Parque Olímpico que el objetivo, como anunció el Presidente, es entregárselo a la Secretaría de Deportes de la Nación. Van a contar con un espacio que contiene lo último en tecnología y es un centro de alto rendimiento deportivo acorde al siglo en el que vivimos.

-¿Por qué el Gobierno insistió tanto y avanzó con la Unicaba a pesar del rechazo político opositor y de todo el arco sindical?

-La Unicaba es clave para el Gobierno porque es el proceso de formación de los formadores de los chicos. Si queremos mejorar la educación tenemos que formar mejor a nuestros docentes, ayudarlos a tener más capacidad, jerarquizar su carrera y seguir mejorando. No se puede esperar dos años más para empezar a cambiar y mejorar la educación. Por eso el objetivo es avanzar.

 

 

"Si queremos mejorar la educación tenemos que formar mejor a nuestros docentes, ayudarlos a tener más capacidad, jerarquizar su carrera y seguir mejorando. No se puede esperar dos años más para empezar a cambiar."

-A casi tres años de gestión en la Ciudad, la principal preocupación de los porteños sigue siendo la inseguridad. ¿Qué respuesta tiene el Gobierno porteño ante esta demanda?

-La seguridad es la principal preocupación de los vecinos, la de Horacio y la mía. Ponemos mucho esfuerzo todos los días, pero ese trabajo debe ser acompañado por todos los que tienen responsabilidad sobre el tema. Mira, te pongo un ejemplo: en los últimos cinco meses arrestamos más de 100 motochorros y ni uno durmió un día en la cárcel.

-Tras la formación de Cambiemos en la Ciudad... ¿se imagina una interna por la Jefatura de Gobierno?

-Hemos escrito y firmado eso. Hay una regla de competencia que lo dispone.

 

 

-¿Por qué la UCR y los diputados de Martín Lousteau no integran el bloque oficialista Vamos Juntos?

-Con Lilita y Confianza Pública hicimos acuerdo, después el cierre de listas, después la elección y luego, llegando a fin de año, hicimos un bloque único. Hubo seis meses de trabajo de integrarnos cada vez más. Ese mismo proceso nos estamos dando con el radicalismo en la Ciudad.

-¿El Gobierno porteño va a avanzar con la mudanza y concentración de hospitales en el sur? Hay una fuerte resistencia de trabajadores y profesionales de la salud.

-Hay un equipo que está estudiando la infraestructura de nuestros 34 hospitales públicos y analizando cada proyecto. Hoy estamos haciendo el Paseo del Bajo y hace 50 años que se estudia por dónde hacerlo: si en trinchera, la reserva ecológica o por Madero. Finalmente, se hizo este proyecto. Alguien estudió hace 50 años y dijo por dónde recomendaba hacer la traza del Paseo del Bajo. Lo que ha creado Horacio es un área de estudio de infraestructura hospitalaria. Eso no implica que vaya a suceder esa mudanza o que no vaya a suceder. Pero alguien tiene que estudiar la situación.

“Mauricio va a ser reelecto, con o sin elecciones unificadas”

El vicejefe de Gobierno cuestiona la polarización, pero considera que “no hay espacio” para una tercera opción en 2019. Operativo reelección, su futuro político y la chance de internas en Cambiemos.

Diego Santilli llega a horario a la entrevista pactada con Letra P. Fiel a estilo que impone Horacio Rodríguez Larreta, decide hacer el encuentro en un restaurante, a metros del Abasto. El termómetro marca 30 grados y, como es costumbre en suelo porteño, el sol no cede y rebota en el asfalto, aumentando aún más la temperatura. Ingresa al bar y se saluda con el luchador de UFC Santiago Ponzinibbio, que noqueó al estadounidense Neil Magny en el debut de la disciplina en la Argentina. Dialogan un poco y luego se toman una foto, que el equipo del vicejefe de Gobierno replicará en las redes sociales.

Es una semana compleja para el oficialismo porteño: la Legislatura finalmente aprobó la creación de la Universidad Docente de la Ciudad (Unicaba), resistida por toda la oposición política y la totalidad del arco sindical. "No se puede esperar dos años más para empezar a cambiar y mejorar la educación", devuelve ante la consulta acerca del por qué de la insistencia del Gobierno con una ley cuestionada desde su primera presentación.

Al mismo tiempo, la coalición Cambiemos y se reavivó la tensión entre el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica. Sin embargo, el funcionario porteño advierte que la alianza está "sólida" y que todos los espacios trabajarán en conjunto para que Mauricio Macri, Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal puedan renovar sus mandatos en 2019. Mientras buena parte de Cambiemos estudia la posibilidad de desdoblar la elección de la provincia de Buenos Aires de la nacional, Santilli pronostica que, cualquiera sea el escenario, Cambiemos retendrá la Casa Rosada, la Provincia y la Ciudad.

 

BIO. Nació el 6 de abril 1967 en la Ciudad de Buenos Aires. Es contador público (UBA). Fue director de Planeamiento Estratégico de la Secretaría de Producción y Servicios de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, coordinador de La Dirección General De Administración del Ministerio del Interior, director de Administración y Recursos Humanos en la Dirección Nacional de Migraciones, vicepresidente Ejecutivo del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires, director del Banco de la Ciudad de Buenos Aires, diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires, vicepresidente primero de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, senador Nacional y, actualmente, ejerce como vicejefe de Gobierno la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

 

-¿Qué panorama avizora para la elección presidencial del 2019?

-Si el camino sigue de esta manera, con Cristina Fernández de Kirchner candidata de Unidad Ciudadana, veo que se sigue polarizando la sociedad. No va a haber espacio para tres, veo espacio para dos. Y que en esa polarización vas a terminar yendo a una elección como en el 2017, en la que se discute pasado contra futuro.

-En este escenario de polarización... ¿Cree que hay espacio para una tercera opción?

-Sería bueno y sano que haya una tercera opción. Ojalá la democracia pudiera lograr que en nuestro país haya una tercera opción que participe. Pero si está Cristina en la cancha se polariza mucho. Se polariza en extremos. No es sano.

-¿Por qué no es sana la polarización?

-Porque no deja crecer otras alternativas del debate democrático en nuestra sociedad. Terminás votando pasado contra futuro, en vez de poder votar otra alternativa. Además, no ayuda a ir curando la grieta. Cuando seguís en ese extremo hay una grieta, una herida que sigue abierta.

-¿Pero el Gobierno no agita esa grieta al polarizar con Cristina constantemente?

-El Gobierno no polariza con Cristina. La gente toma esos caminos. Es la gente la que define que Cristina tiene cierta valoración más que los demás candidatos de la oposición. Eso no contribuye a cicatrizar las heridas de nuestro país y te genera una oposición poco constructiva, más destructiva. Necesitás una oposición que tenga la capacidad de construir un país mejor. Eso no significa acompañar en todo ni negarse a todo. Es encontrar medios racionales.

"La polarización no deja crecer otras alternativas del debate democrático en nuestra sociedad. Terminás votando pasado contra futuro, en vez de poder votar otra alternativa. Además, no ayuda a ir curando la grieta."

-Un sector de Cambiemos vuelve a instalar la necesidad de ampliar la base de sustentación y buscar un acuerdo electoral con una parte de la oposición. ¿Hay margen para ampliar la base?

-Es hablar de nuestros orígenes. Nosotros siempre ampliamos la base de sustentación. En la Ciudad nacimos como Compromiso para el Cambio, después PRO, ahora Vamos Juntos y vamos camino a Cambiemos. Acabamos de firmar, en la Ciudad, un esquema de participación democrático y transparente de elección de candidatos para el año que viene para llegar a Cambiemos. Eso es la constante ampliación de tu base de sustentación electoral. Y eso ha sido la historia de Mauricio Macri y todos nosotros. Es lo natural ir en esa dirección. Todo lo que podamos ampliar, respetando nuestra identidad, nuestros valores y lo que la sociedad ve en nosotros, es muy sano y es importante hacerlo.

-Con respecto a las fórmulas que acompañaron a Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal en 2015, y pensando en 2019... ¿equipo que gana no se toca?

-Suele suceder que equipo que gana no se toca. A veces hay que hacerle un service para ir mejorando y para corregir. Va a ser una definición del año que viene. Este no es el año de las candidaturas ni de quién va a estar en las fórmulas.

-¿Está firme el operativo reelección de Macri, Vidal y Rodríguez Larreta?

-Hoy todos en Cambiemos trabajamos para la reelección de Macri, Vidal y Larreta. Sin lugar a dudas.

-¿La Ciudad va a unificar su calendario con la elección nacional?

-Es una definición que tomaremos en febrero o marzo. Hoy todo indica que vamos juntos.

-¿Le sirve al Gobierno y a Macri pegar su reelección con la de Vidal y Larreta? ¿O Cambiemos apunta a desdoblar la elección de la Provincia y la Ciudad?

-Mauricio va a ser reelecto, con o sin elecciones unificadas. Estamos en el desafío de dar un cambio educativo, cultural y filosófico de la Argentina. En ese cambio de fondo también es válido que acompañemos este nuevo país que queremos. 

 

 

-¿Cómo va a impactar la situación económica en la elección?

-Si la situación económica se estabiliza después de estos meses duros que vivimos, y vamos a vivir, quizás no incide tanto. Si la economía no mejora un poco tal vez tenga una incidencia mayor.

-¿Y cómo impacta este contexto económico en la Ciudad?

-Nuestra principal prioridad hoy es cuidar las fuentes de laburo. Desde la Dirección de Políticas de Juventud generamos 8.000 puestos de trabajo por medio del programa Potenciate. Por eso también nos metimos en el tema del Buenos Aires Design para preservar esos puestos de trabajo. Parte de esa preocupación se conecta con seguir las obras, dese el Paseo del Bajo, los viaductos, las 52 escuelas, que también representan y dan trabajo en la Ciudad de Buenos Aires. Después vendrá la discusión, el debate electoral y las fórmulas del 2019.

-Luego de la derrota por las bancas en el Consejo de la Magistratura y los dardos cruzados entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, ¿cómo están los ánimos en Cambiemos?

-La coalición Cambiemos está sólida. Tenemos un muy buen acuerdo con el radicalismo y la Coalición Cívica. En la Ciudad también. Trabajamos muy bien con Elisa Carrió, con Graciela Ocaña y, paulatinamente, con Evolución. Estamos haciendo ese trabajo.

 

 

 

-La UCR advierte que podría ir a las PASO contra Mauricio Macri en 2019. ¿Es factible una interna en Cambiemos en 2019?

-Ya compitió el radicalismo en 2015 con Ernesto Sanz. También lo hizo Lilita. Vamos a ver. Falta tiempo para la definición. Si llega a suceder, lo importante es que las reglas sean transparentes.

 

-¿La Ciudad va a unificar su calendario con la elección nacional?

-Es una definición que tomaremos en febrero o marzo. Hoy todo indica que vamos juntos.

 

-Yendo a los temas de la ciudad, ¿qué va a pasar con toda la estructura construida para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018?

-Fue un esfuerzo de muchos años. Cinco desde que se seleccionó la Ciudad, tres desde que empezamos con Horacio. Cada peso que se invirtió tiene un destino. La Villa Olímpica, donde vivieron los atletas, queda como vivienda para 1.800 familias que van a tener su casa propia. Ya fueron preseleccionados, hicieron los trámites del Banco y en marzo van a poder ingresar a su vivienda. El Gobierno recupera toda esa inversión que hizo. También está el Parque Olímpico que el objetivo, como anunció el Presidente, es entregárselo a la Secretaría de Deportes de la Nación. Van a contar con un espacio que contiene lo último en tecnología y es un centro de alto rendimiento deportivo acorde al siglo en el que vivimos.

-¿Por qué el Gobierno insistió tanto y avanzó con la Unicaba a pesar del rechazo político opositor y de todo el arco sindical?

-La Unicaba es clave para el Gobierno porque es el proceso de formación de los formadores de los chicos. Si queremos mejorar la educación tenemos que formar mejor a nuestros docentes, ayudarlos a tener más capacidad, jerarquizar su carrera y seguir mejorando. No se puede esperar dos años más para empezar a cambiar y mejorar la educación. Por eso el objetivo es avanzar.

 

 

"Si queremos mejorar la educación tenemos que formar mejor a nuestros docentes, ayudarlos a tener más capacidad, jerarquizar su carrera y seguir mejorando. No se puede esperar dos años más para empezar a cambiar."

-A casi tres años de gestión en la Ciudad, la principal preocupación de los porteños sigue siendo la inseguridad. ¿Qué respuesta tiene el Gobierno porteño ante esta demanda?

-La seguridad es la principal preocupación de los vecinos, la de Horacio y la mía. Ponemos mucho esfuerzo todos los días, pero ese trabajo debe ser acompañado por todos los que tienen responsabilidad sobre el tema. Mira, te pongo un ejemplo: en los últimos cinco meses arrestamos más de 100 motochorros y ni uno durmió un día en la cárcel.

-Tras la formación de Cambiemos en la Ciudad... ¿se imagina una interna por la Jefatura de Gobierno?

-Hemos escrito y firmado eso. Hay una regla de competencia que lo dispone.

 

 

-¿Por qué la UCR y los diputados de Martín Lousteau no integran el bloque oficialista Vamos Juntos?

-Con Lilita y Confianza Pública hicimos acuerdo, después el cierre de listas, después la elección y luego, llegando a fin de año, hicimos un bloque único. Hubo seis meses de trabajo de integrarnos cada vez más. Ese mismo proceso nos estamos dando con el radicalismo en la Ciudad.

-¿El Gobierno porteño va a avanzar con la mudanza y concentración de hospitales en el sur? Hay una fuerte resistencia de trabajadores y profesionales de la salud.

-Hay un equipo que está estudiando la infraestructura de nuestros 34 hospitales públicos y analizando cada proyecto. Hoy estamos haciendo el Paseo del Bajo y hace 50 años que se estudia por dónde hacerlo: si en trinchera, la reserva ecológica o por Madero. Finalmente, se hizo este proyecto. Alguien estudió hace 50 años y dijo por dónde recomendaba hacer la traza del Paseo del Bajo. Lo que ha creado Horacio es un área de estudio de infraestructura hospitalaria. Eso no implica que vaya a suceder esa mudanza o que no vaya a suceder. Pero alguien tiene que estudiar la situación.