X

La encuesta que prende alarmas en la Casa Rosada

La imagen presidencial está en su piso histórico y, según el trabajo que sacude al Gobierno, perdería un balotaje con CFK. Los indicadores de presente y de expectativas se agravan en la provincia.
La imagen presidencial está en su piso histórico y, según el trabajo que sacude al Gobierno, perdería un balotaje con CFK. Los indicadores de presente y de expectativas se agravan en la provincia.
Por 01/11/2018 20:24

A dos meses del arranque del año electoral, el Gobierno comenzó a analizar encuestas que incluyen sondeos sobre intención de voto dentro de sus mediciones sobre la situación económica actual y el impacto de la crisis. Uno de ellos despertó señales de alarma en la Casa Rosada por la foto del desempeño del presidente Mauricio Macri en un eventual balotaje. También respecto a la lectura de la población consultada sobre su presente y las expectativas para el futuro. El estudio pertenece a la consultora Reyes Filadoro, fue realizado hace una semana y descansa en los escritorios de distintos funcionarios de la administración de Cambiemos, que discrepan entre sí sobre su impacto. Mientras algunos lo desgranan con preocupación, otros lo minimizan pero sin poner en duda su calidad. "No enciende alarmas ni preocupa a nadie", contestó a Letra P un integrante del Ejecutivo que eligió bajarle el tono. El paper revela que “si las elecciones a presidente fuesen hoy” y los consultados “tuviesen que votar entre Macri y Cristina Fernandez de Kirchner”, el 46% elegiría a la ex presidenta, el 37% al líder del PRO, mientras que el 17% se muestra indeciso.

 

 

CFK lidera el ranking de intención de voto con el 34%, seguida por Macri con el 28% y Sergio Massa con el 9%, aunque la ex presidenta es considerada como la principal figura opositora por el 60% de los encuestados. La indagación también cuenta con una consulta sobre la imagen del Presidente, que aporta la evolución de su imagen negativa en el escenario preelectoral.

 

 

“¿Cómo cambió su opinión del gobierno de Macri desde que asumió hasta ahora?”, preguntó el estudio. El 43% se siente decepcionado y el 31% no cambió su opinión y sostiene que “sigue siendo igual de mala”: ambos grupos totalizan un 73% de imagen negativa del jefe del Estado. El 23% asegura que su opinión “sigue siendo igual de buena” y sólo el 4% contestó que “superó” sus expectativas. En esa foto de opiniones surge una geografía determinante en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde residen más de 10 millones de personas.

“Quienes comparten una imagen positiva de Macri son mayores de 50 años, residen en la Capital, evalúan positivamente su situación económica, son más críticos del gobierno de CFK y son muy optimistas respecto al futuro de la economía del país”, detalla el documento. A contrapelo, el universo que integra al 73% de imagen negativa del Presidente “se encuentra en una situación económica muy desfavorable, reside en el GBA, son más bien jóvenes y apoyan a CFK”.

El estudio también revela que “el 41% de quienes votaron a Macri en 2015 se sienten decepcionados con el gobierno”.

 

 

Ante el pedido para identificar a la principal figura opositora a Macri, el 60% señala a CFK, el 13% al líder camionero Hugo Moyano y el 10% a Massa. Detrás de ese podio, surgen algunas sorpresas: el 8% eligió a Lilita Carrió (socia menor de Cambiemos), el 6% al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey y el 4% al senador rionegrino y jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto.

CRISIS BONAERENSE. El sondeo fue realizado entre el 22 y el 26 de octubre sobre 1.000 casos de todo el país, pero con eje en la provincia de Buenos Aires. Buscó indagar sobre la percepción de la población ante la crisis económica, los principales problemas que enfrenta el país y los responsables de la situación actual.

Al respecto aporta tres categorías del humor social: el 69% de los trabajadores (personas económicamente activas entre 39 y 49 años) considera que la situación es muy grave. Dentro del universo que incluye a todas las edades, el 58% “califica la situación económica de su hogar como mala o muy mala”. En ese escenario el 54% “de los argentinos reconoce que no llega a fin de mes”, mientras que “en el Gran Buenos Aires esos datos se agravan, ya que el 63% de la población expresa que no alcanza a cubrir los gastos de su hogar luego de 30 días”.

 

 

El paper agrega que “la situación se torna más delicada ya que el 75% de los que no llegan a fin de mes tampoco cuenta con familiares y amigos para responder a una emergencia económica”.

En el plano de las expectativas para 2019 “casi siete de cada diez argentinos creen que la economía va a estar igual de mal o peor de acá a un año”, pero “el pesimismo llega al 80% entre los más jóvenes y quienes viven en el Gran Buenos Aires”.

LOS CULPABLES DEL PRESENTE. Los contornos de la “pesada herencia”, que utiliza el Gobierno para justificar su política económica, parecen desdibujarse en el sondeo de Reyes Filadoro.

“El 58% de los consultados considera que el gobierno de Macri es el principal responsable de la crisis económica que atraviesa el país”, mientras que “el 35% responsabiliza a CFK”. Sin embargo, el pico de señalamientos a Cambiemos está concentrado en los trabajadores que tienen entre 30 y 49 años, el núcleo de la población económicamente activa.

 

 

A nivel nacional, el 65% responsabiliza a Macri de la situación actual, pero en el Gran Buenos Aires esa cifra sube al 70% y entre los consultados que “están atravesando una muy mala situación económica” el índice trepa al 91%.

El cruce entre intención de voto y situación económica revela algunos contornos de la polarización existente y el cambio sobre el comportamiento de los núcleos duros que obsesionan al Gobierno. “Si las elecciones fuesen hoy, el 69% de las personas que tienen entre 30 y 49 años y el 80% de quienes votarían a CFK reportan una situación económica negativa”. Del otro lado de las preferencias, “el 84% de los votantes de Cambiemos afirma que su situación económica es favorable”, advierte el sondeo.

La misma hipótesis de trabajo se repite ante las consultas de capacidad de ahorro ante la crisis. “En el Gran Buenos Aires la proporción de personas que no llega a fin de mes alcanza al 63% de la población”, advierte el sondeo, en un escenario socioeconómico donde “el 81% de los votantes de CFK indica que no llega a fin de mes”.

La encuesta que prende alarmas en la Casa Rosada

La imagen presidencial está en su piso histórico y, según el trabajo que sacude al Gobierno, perdería un balotaje con CFK. Los indicadores de presente y de expectativas se agravan en la provincia.

A dos meses del arranque del año electoral, el Gobierno comenzó a analizar encuestas que incluyen sondeos sobre intención de voto dentro de sus mediciones sobre la situación económica actual y el impacto de la crisis. Uno de ellos despertó señales de alarma en la Casa Rosada por la foto del desempeño del presidente Mauricio Macri en un eventual balotaje. También respecto a la lectura de la población consultada sobre su presente y las expectativas para el futuro. El estudio pertenece a la consultora Reyes Filadoro, fue realizado hace una semana y descansa en los escritorios de distintos funcionarios de la administración de Cambiemos, que discrepan entre sí sobre su impacto. Mientras algunos lo desgranan con preocupación, otros lo minimizan pero sin poner en duda su calidad. "No enciende alarmas ni preocupa a nadie", contestó a Letra P un integrante del Ejecutivo que eligió bajarle el tono. El paper revela que “si las elecciones a presidente fuesen hoy” y los consultados “tuviesen que votar entre Macri y Cristina Fernandez de Kirchner”, el 46% elegiría a la ex presidenta, el 37% al líder del PRO, mientras que el 17% se muestra indeciso.

 

 

CFK lidera el ranking de intención de voto con el 34%, seguida por Macri con el 28% y Sergio Massa con el 9%, aunque la ex presidenta es considerada como la principal figura opositora por el 60% de los encuestados. La indagación también cuenta con una consulta sobre la imagen del Presidente, que aporta la evolución de su imagen negativa en el escenario preelectoral.

 

 

“¿Cómo cambió su opinión del gobierno de Macri desde que asumió hasta ahora?”, preguntó el estudio. El 43% se siente decepcionado y el 31% no cambió su opinión y sostiene que “sigue siendo igual de mala”: ambos grupos totalizan un 73% de imagen negativa del jefe del Estado. El 23% asegura que su opinión “sigue siendo igual de buena” y sólo el 4% contestó que “superó” sus expectativas. En esa foto de opiniones surge una geografía determinante en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde residen más de 10 millones de personas.

“Quienes comparten una imagen positiva de Macri son mayores de 50 años, residen en la Capital, evalúan positivamente su situación económica, son más críticos del gobierno de CFK y son muy optimistas respecto al futuro de la economía del país”, detalla el documento. A contrapelo, el universo que integra al 73% de imagen negativa del Presidente “se encuentra en una situación económica muy desfavorable, reside en el GBA, son más bien jóvenes y apoyan a CFK”.

El estudio también revela que “el 41% de quienes votaron a Macri en 2015 se sienten decepcionados con el gobierno”.

 

 

Ante el pedido para identificar a la principal figura opositora a Macri, el 60% señala a CFK, el 13% al líder camionero Hugo Moyano y el 10% a Massa. Detrás de ese podio, surgen algunas sorpresas: el 8% eligió a Lilita Carrió (socia menor de Cambiemos), el 6% al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey y el 4% al senador rionegrino y jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto.

CRISIS BONAERENSE. El sondeo fue realizado entre el 22 y el 26 de octubre sobre 1.000 casos de todo el país, pero con eje en la provincia de Buenos Aires. Buscó indagar sobre la percepción de la población ante la crisis económica, los principales problemas que enfrenta el país y los responsables de la situación actual.

Al respecto aporta tres categorías del humor social: el 69% de los trabajadores (personas económicamente activas entre 39 y 49 años) considera que la situación es muy grave. Dentro del universo que incluye a todas las edades, el 58% “califica la situación económica de su hogar como mala o muy mala”. En ese escenario el 54% “de los argentinos reconoce que no llega a fin de mes”, mientras que “en el Gran Buenos Aires esos datos se agravan, ya que el 63% de la población expresa que no alcanza a cubrir los gastos de su hogar luego de 30 días”.

 

 

El paper agrega que “la situación se torna más delicada ya que el 75% de los que no llegan a fin de mes tampoco cuenta con familiares y amigos para responder a una emergencia económica”.

En el plano de las expectativas para 2019 “casi siete de cada diez argentinos creen que la economía va a estar igual de mal o peor de acá a un año”, pero “el pesimismo llega al 80% entre los más jóvenes y quienes viven en el Gran Buenos Aires”.

LOS CULPABLES DEL PRESENTE. Los contornos de la “pesada herencia”, que utiliza el Gobierno para justificar su política económica, parecen desdibujarse en el sondeo de Reyes Filadoro.

“El 58% de los consultados considera que el gobierno de Macri es el principal responsable de la crisis económica que atraviesa el país”, mientras que “el 35% responsabiliza a CFK”. Sin embargo, el pico de señalamientos a Cambiemos está concentrado en los trabajadores que tienen entre 30 y 49 años, el núcleo de la población económicamente activa.

 

 

A nivel nacional, el 65% responsabiliza a Macri de la situación actual, pero en el Gran Buenos Aires esa cifra sube al 70% y entre los consultados que “están atravesando una muy mala situación económica” el índice trepa al 91%.

El cruce entre intención de voto y situación económica revela algunos contornos de la polarización existente y el cambio sobre el comportamiento de los núcleos duros que obsesionan al Gobierno. “Si las elecciones fuesen hoy, el 69% de las personas que tienen entre 30 y 49 años y el 80% de quienes votarían a CFK reportan una situación económica negativa”. Del otro lado de las preferencias, “el 84% de los votantes de Cambiemos afirma que su situación económica es favorable”, advierte el sondeo.

La misma hipótesis de trabajo se repite ante las consultas de capacidad de ahorro ante la crisis. “En el Gran Buenos Aires la proporción de personas que no llega a fin de mes alcanza al 63% de la población”, advierte el sondeo, en un escenario socioeconómico donde “el 81% de los votantes de CFK indica que no llega a fin de mes”.