X
Con duros reclamos, el titular de Carbap pide que Vidal reciba al sector, pero aclara: “Juntarnos a tomar el té no nos sirve”. Advierte que Sarquis “no tiene peso” y pone plazo corto para protestas.
Por 23/01/2018 10:03

El fuerte aumento en el Impuesto Inmobiliario, el creciente deterioro de los caminos rurales, la persistente crisis de la lechería, las emergencias demoradas para productores que sufrieron las inundaciones y ahora la sequía, son problemáticas que el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, enumeró a Letra P como parte de un grueso paquete de reclamos sin respuesta por parte del gobierno de María Eugenia Vidal.  

Pero más allá de esos planteos, los resquemores aumentan al advertir la postura de la administración vidalista: “Ya estamos molestos cuando ni siquiera te dan una reunión con alguien de peso para poder contar esta situación”. Sucede que, a fines del año pasado, la Mesa Provincial del sector –que nuclea a todas las entidades- solicitó un encuentro con el jefe de Gabinete, Federico Salvai, para tratar, entre otros temas, el aumento del 50% en el Inmobiliario Rural. Pero no hubo respuesta.  

Con creciente fastidio, ahora Carbap sube la apuesta y pide que Vidal los atienda. Aunque, al retrucar el perfil dialoguista que promueve el Gobierno, “donde son todas sonrisas”, exigió un “diálogo efectivo” en el que “se planteen propuestas, los problemas y se hablen de las soluciones”. Por lo que arremetió: “Juntarnos a tomar el té no nos sirve”.

Sobre el rol del ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, de Velazco observó que “no es considerado” en el gabinete provincial y que, en casos como el manejo de las emergencias, “no tiene peso”. Con el nivel de tolerancia en la cuenta regresiva, ya puso un plazo para la concreción de medidas de protesta de persistir el actual escenario.
 

DE VACACIONES. Con la familia descansando en Claromecó, alterna “escapadas” a esa ciudad balnearia bonaerense con labores en su campo ubicado en la localidad de De la Garma –partido de Adolfo Gonzáles Chaves: “La semana pasada estuve unos días en Claromecó y ahora estoy trabajando, es una época fundamental para el campo, donde uno planea todo el año”, comenta. Por estos días, está leyendo “La Argentina Devorada”, de José Luis Espert.

 

-¿Cuáles son los principales planteos del campo bonaerense para 2018?

-Estamos en la búsqueda de diálogo con el Gobierno, no un diálogo social, sino un diálogo de trabajo, un diálogo efectivo, juntarnos a tomar el té no nos sirve, no estamos para eso. Queremos un diálogo donde se planteen propuestas, se planteen los problemas y se hablen de las soluciones, que la Gobernadora entienda y sepa lo que está pasando en el campo, y cuál es la realidad del sector. Queremos que la Gobernadora reciba de manera directa del productor cuál es la situación del campo.

-Cuando habla de diálogo efectivo ¿están viendo que quizás hay un llamado al diálogo más que nada desde lo discursivo y no en lo concreto?

-Por supuesto, cuando pregonan tanto el diálogo, es un diálogo social, de buenos modales, donde son todas sonrisas, pero el campo necesita soluciones a los problemas, que el Gobierno entienda realmente cuál es la realidad que está pasando el sector, entonces que no nos pongan el aumento del 50% del Inmobiliario.

-Solicitaron un encuentro con Salvai a finales del año pasado, ¿tuvieron alguna novedad?

-Pedimos una reunión con él y nunca nos contestaron. O sea, pedimos varias reuniones y nunca nos contestaron. Por eso, a nosotros ahora nos interesa hablar con la Gobernadora porque la Gobernadora es una persona que está muy abocada y su fuerte realmente es el área social, pero también queremos que no desatienda la producción y eso es lo que estamos notando.
 

De Velazco en la última reunión del sector con la Gobernadora, en junio de 2017.

-¿Cómo impacta en un productor el incremento del 50% del inmobiliario?

-El productor encara 2018 con poco capital de trabajo y encima en los bancos el capital de trabajo está cara. Entonces toda medida de incremento de impuesto lo que tiende a hacer es agravar la situación porque lo desfinancia más. Entonces, son todas medidas que van en contra de la producción que no sólo afecta al productor, afecta a los pueblos del interior y a las arcas nacionales y provinciales.

No sólo no nos escucharon sino que aumentaron un 50% y lo que también es incongruente, y realmente nos molesta, cuando hablábamos con gente del Gobierno y nos decían ‘quedense tranquilos que los impuestos van a ir acorde a la inflación’ y desembocamos en un 50% de aumento. Entonces, lo que estamos viendo es que el sector agropecuario no es considerado en la provincia. Pero ojo, lo mismo estamos viendo en los otros sectores productivos de la provincia. No está habiendo diálogo en la provincia y creemos que se están equivocando con lo que están haciendo y cómo lo están haciendo. Es primordial que haya diálogo, no podés manejar a control remoto y en base a lo que te dicen los subalternos.

"No sé realmente Sarquís cuánto lleva de la realidad del sector a la Gobernadora".

-¿Y esto también abarca a la cartera de Agroindustria bonaerense, al ministro Leonardo Sarquís?

- No es considerado el sector y por lo tanto el ministro Sarquis tampoco es considerado. Y yo no sé realmente Sarquís cuánto lleva de la realidad del sector a la Gobernadora, porque la verdad es que quien nos dijo que los impuestos para el agro iban a aumentar un porcentaje acorde a la inflación y terminamos en un 50% fue el ministro Sarquís

-¿Contemplan algún tipo de medida de no ser atendidos los reclamos?

-Sí, contemplamos. Y eso se va a dar naturalmente porque la verdad que está aflorando el descontento y la disconformidad dentro de los productores.

-¿Sería pensando en un futuro próximo?

-Sí, próximo. Te hablo de dos meses, tres.
 


Parte de la Mesa Directiva de Carbap.
 

- En cuanto a la lechería, desde Agroindustria bonaerense el año pasado se anunció la compra por parte del Estado de 2,5 millones de toneladas de leche en polvo para aplacar la crisis del sector, ¿se concretó? ¿Cómo está la producción lechera actualmente?

-El sector lechero sigue complicado, no se han resuelto los problemas. El otro día salió una línea de financiación, pero financiar una actividad que no es rentable en realidad es subirle el nudo en el cuello al productor. 

-Varios sectores de la provincia sufrieron inundaciones y ahora afrontan sequía, ¿cuál fue la respuesta del Gobierno ante estas problemáticas?

-Bueno, ahí hay otro problema de falta de diálogo. Cambiaron totalmente la aplicación de la ley de emergencia, todavía hay emergencias que no salieron para zonas que ahora están en seca, así que realmente están manejando muy mal las emergencias en lo que es Provincia. Todo eso lo está manejando (el Ministerio de) Economía, que pasa por encima del ministro de Agroindustria, el cual no tiene peso.
 


-¿Los aumentos también se registran en las tasas municipales al campo?

-Los municipios están aumentando las tasas y en muchos casos no brindan la contraprestación del servicio, entonces lo que es una tasa, pasa a ser un impuesto. No hay retribución. Hoy mismo, en el partido de Adolfo Gonzales Chaves, andaba por un camino por el cual la máquina no pasó en dos años, por lo menos. ¿Viste cuando tenés pajonal arriba del camino? Durante todos esos años el intendente cobró la tasa y no brindó una prestación. Este tema lo planteamos durante años a la Provincia, a distintos funcionarios, y no hicieron nada. Por eso, ya van dos años de Gobierno y desde Carbap ya estamos molestos cuando ni siquiera te dan una reunión con alguien de peso para poder contar esta situación.

-¿Este malestar va más allá de Carbap?

-Por supuesto, porque la reunión con Salvai fue pedida en noviembre en una nota firmada por las cuatro entidades y ni siquiera contestó la carta.