Inundaciones

Apuntan contra la Provincia por “medir con una vara despareja” la crisis hídrica

En Guaminí hay malestar tras la reunión del Comité de Cuenca regional. Arremeten contra el titular de Hidráulica bonaerense por no dar certezas y le exigen definiciones a Vidal. Creciente tensión.

En el marco de la creciente crisis que se registra en el oeste bonaerense por las inundaciones, los resultados de la reunión del Comité de Cuenca de Las Encadenadas con presencia provincial lejos estuvieron de contentar a todas las partes.  La decisión de no efectuar el trasvase de los excesos hídricos de la laguna Alsina al lago Epecuén generó conformidad en Carhué pero disparó un profundo malestar en Guaminí, donde cargaron las tintas contra el titular de Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa, por no dar certezas y “medir con una vara despareja” la situación crítica que se registra en los distritos de la región.

 

En este punto, el asesor hídrico de la Municipalidad de Guaminí, Marcelo Schwerdrt, exigió a María Eugenia Vidal: “La Gobernadora tendrá que definir si quiere que estemos con el agua en la rodilla en los pueblos o que se pierda la salinización de Lago Epecuén“, aludiendo con esto último a la postura de la comuna de Adolfo Alsina que señala que dicho lago ya no puede recibir más caudal de agua y que, de producirse, afectaría las características del espejo de agua que la hacen un punto de atracción turística.

 

En tanto, el funcionario del municipio comandado por el peronista Néstor Álvarez señaló que no hubo avances en los diferentes pedidos que habían realizado ante las autoridades bonaerenses, fundamentalmente en las gestiones solicitadas para realizar la apertura de las compuertas del Rolito y, por consiguiente, el trasvase de aguas rumbo a Epecuén.

 

Con esta decisión, hubo satisfacción en Adolfo Alsina (Carhué), donde su intendente, David Hirtz, sostuvo: “No encontramos consenso con el distrito de Guaminí (…) A falta de unanimidad, primó el criterio técnico y el manual de operaciones y la Subsecretaría de Recursos Hídricos bonaerense consideró prudente mantener cada laguna en la situación en que está (Ver Video)”.
 

 


La contracara estuvo en Guaminí, donde, en declaraciones a Radio del Parque, Schwedrt apuntó: “Silvosa no pudo definir cuál es punto crítico al cual tenemos que llegar en Guaminí. Él dijo que, teniendo en cuenta que la primavera recién arranca, hay que esperar un tiempo más para trasvasar agua a Epecuén. La Provincia está midiendo con una vara despareja el potencial perjuicio que le generaría a Carhué al desalinizar un lago, inundando unas ruinas que ya estuvieron inundadas y, por otro lado, la realidad de nuestro distrito que vive una realidad tremenda”

 

Y arremetió: “Se blinda muy bien a Adolfo Alsina y se lo deja en total desprotección a Guaminí con las medidas tomadas. La Cuenca del Vallimanca, además, no puede recibir más agua. Están igual o peor que nosotros. No se entiende el criterio de Hidráulica al seguir anegando zona que está totalmente en crisis, desde Guaminí al Salado y sobreprotege a un distrito que aún tiene un margen para recibir agua”.

 

En la misma línea, recordó: “Le pregunté a Silvosa varias veces que están esperando para abrir las compuertas pero no nos dio ninguna certeza de cuando es el, a su criterio, el momento crítico. El lunes nos vamos a reunir en Comité de Cuencas para analizar cuales son los pasos a seguir. Ya agotamos todas medidas posibles. La decisión ha dejado de ser por una cuestión técnica y ha pasado a ser política. La Gobernadora tendrá que definir si quiere que estemos con el agua en la rodilla en los pueblos o que se pierda la salinización de Lago Epecuén“.

 

“La reunión fue muy picante, con posturas muy distintas y con personas que declaran con mucha soberbia y le han hecho ya tanto daño al Distrito y hay tanto en juego”, puntualizó.

 

Patricia Bullrich quiere construir su salida del PRO al dejar del lado de la casta a Mauricio Macri y Cristian Ritondo.
Alberto Fernández y Jorge Ferraresi

También te puede interesar