CAMBIEMOS BA

Gustavo Ferrari reflotó la idea de la “habilitación profesional de los abogados”

En la década del ‘90 se intentó avanzar con esta medida pero no encontró respaldo. Ahora, el ministro de Justicia planteó que será parte de las modificaciones previstas para el sistema judicial.

En la apertura de las XXVI Jornadas Nacionales de Derechos Civiles, el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, planteó la necesidad de “modernizar y actualizar” los procedimientos judiciales y apuntó a la formación de los abogados. Entre otros puntos, devolvió al escenario jurídico un polémico planteo debatido en los ‘90: la habilitación profesional de los abogados. “Que la República Argentina mantenga todavía que el título académico sea título habilitante nos pone en el fin del mundo”, lanzó el funcionario.

 

Un murmullo en la sala del teatro Coliseo Podestá anticipó que la propuesta expresada por el ministro Gustavo Ferrari será resistida. Quizá el ámbito no fue el acertado teniendo en cuenta que el funcionario que responde a María Eugenia Vidal desdibujó el rol académico en un evento con una importante presencia de estudiantes, docentes y decanos de facultades de derecho de todo el país.

 

La discusión de que no sean las universidades las instituciones que habiliten a los profesionales del derecho a ejercer su profesión, sino un grupo selecto conformado por miembros de la academia, de Colegios de profesionales y autoridades gubernamentales, si bien ya fue saldada en la década del ’90, cuando se debatía en torno a la polémica Ley de Educación Superior, el gobierno de Cambiemos volvió a ponerlo en la agenda de temas.

 

El primero en mencionarlo fue el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, durante el Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho de Universidades Nacionales, desarrollado en mayo del 2016 en San Miguel Tucumán.

 

 

En aquel momento, el cuerpo de rectores señaló que respecto al objetivo de “promover la habilitación profesional para el ejercicio de la abogacía” ese Consejo “reivindicando la autonomía universitaria, reafirma por unanimidad su posición histórica sobre la función indelegable de las Universidades para expedir títulos habilitantes  para el ejercicio profesional y expresa su rechazo a cualquier sistema que prime, limite o desconozca esta atribución”. En esa misma línea, en el acta manifiestan su “oposición a cualquier mecanismo de acreditación posterior de la aptitud profesional”.

 

CAMBIEMOS BA. El rechazo del cuerpo de decanos de facultades de Derecho de distintos distritos del país, no imposibilitó a su par bonaerense, Gustavo Ferrari, a insistir con la promoción de esos cambios, en el marco de las modificaciones previstas en el sistema judicial bonaerense.

 

 

 

“En la provincia de Buenos Aires estamos poniendo a consideración un cambio absoluto en el sistema de selección de los funcionarios y magistrados del ámbito judicial”, señaló Ferrari en su exposición sobre la actualización y modernización de derecho y los procedimientos judiciales. “Hay que acompañar la modernización con una mejor formación de nuestros jueces”, agregó.

 

“Esto tiene que estar acompañado en un cambio en el ejercicio de la abogacía”, señaló en principio y continuó: “Que la República Argentina mantenga todavía que el título académico sea título habilitante nos pone en el fin del mundo”. Ferrari consideró que hay “que ir analizando la posibilidad de que nosotros acompañemos lo que el mundo está gestando: ir generando un sistema de habilitación donde participe la universidad, los colegios de abogados, el Estado”.

 

En esa línea y más enérgico, destacó: “Llegó el momento de plantear ese debate, sino se prolongan indefinidamente los juicios, llegan a los tribunales casos que nunca hubieran llegado” y agregó que “los jueces padecen situaciones de abogados que están habilitados, pero que no están formados ni tienen técnicas y habilidades”.

 

 

 

Además, entre otros puntos, detalló que el pliego que se está “trabajando” y que será “presentando a fin de año” en la Legislatura bonaerense se incluirá el paso “obligatorio” por una “escuela judicial” en el que se enseñen a los abogados “técnicas y habilidades que permitan modernizar procedimientos”, teniendo en cuenta que no es parte del “rol de la universidad”; y resaltó que hay que “repensar el sistemas de ascensos”.

 

Sobre el final de su exposición, consideró que se ha producido "un avance extraordinario en la Argentina con la ciencia del derecho” y que “ahora es fundamental avanzar en el arte de abogar y de juzgar, de lo contrario, no podremos salir nunca de esta lamentable condena social que aún existe en la justicia y las fuerzas de seguridad".

 

La comitiva oficial en el vuelo que los regresó a la Argentina. 
Encuesta nacional: las provincias le piden a Javier Milei que salga de la burbuja y recorra el país

También te puede interesar