La Plata

Tensión en la Uocra: fuerzas federales buscan a Medina para detenerlo

Los miles de manifestantes de esa organización sindical que custodiaban al jefe sindical desconcentraron. "El Pata" se fue ante la confirmación de que pesa sobre él un pedido de detención.

En medio de una fuertísima tensión por la decisión judicial de enviar dotaciones de Gendarmería y Policía Federal a La Plata para detener al secretario general de la seccional local de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Juan Pablo Medina, el líder sindical abandonó, minutos antes de las 17.30 y rodeado de cientos de seguidores, la sede sindical ubicada en la avenida 44 entre 4 y 5, en el centro de la capital bonaerense.

 

Antes, Medina había negado haber estado "atrincherado" en su oficina y, en cambio, había señalado que "los trabajadores se autoconvocaron" ante el riesgo de que se produjera un intento de detención por parte de la policía en el marco de la investigación por supuesta "extorsión" que impulsa en su contra la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo.

 

En una larga entrevista en vivo con el canal TN, el líder sindical, que pasó la noche en la Uocra, aseguró que el magistrado no le da acceso al expediente. "No tengo derecho a la defensa", se quejó y aseguró no entender por qué la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, cortó el diálogo que, sostuvo, mantuvo con la mandataria durante el primer año de la gestión Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. "No tengo nada contra ella", señaló.

 

Fuentes del gobierno provincial confirmaron a Letra P que efectivos de fuerzas federales se dirigían a la capital provincial con el propósito de desalojar el piquete de los trabajadores de la construcción. "Ya deben estar llegando", dijeron las fuentes antes de las 17, minutos antes de que se conociera la orden de detención librada por el juez federal de Quilmes Luis Armella.

 


Medina hablando frente a sus seguidores (FOTO: AG La Plata)

 

Desde el lunes, Medina era custodiado por miles de manifestantes que cortaron la avenida 44 ante la posibilidad de que la justicia libre una orden de detención contra el dirigente. Según pudo verse por televisión, los manifestantes estaban armados con bombas molotov y munidos de escudos hechos con tambores metálicos cortados a la mitad. La tensión había aumentado al máximo en la tarde de este martes: allegados a Medina le advertían sobre supuestos movimientos de fuerzas de seguridad tendientes a desalojar la calle.

 

Es que el edificio de la UOCRA la noticia llegó de inmediato. El Pata Medina dejó de hablar con la prensa. Ese fue su último contacto con los medios. Inmediatamente después, su mujer lo sacó del despacho del primer piso decorado con fotos del líder sindical, camisetas de fútbol autografiadas, trofeos y adornos de Perón y Eva. Lo acompañó a la habitación de al lado. Preguntaron por los abogados y en la sala contigua se encerraron, Medina, los abogados defensores, su hijo Agustín “Puly” Medina y un puñado de acompañantes del líder de la UOCRA: todo a puerta cerrada. 
 

 


Una de las postales que se vio en estos días en la sede de la UOCRA (FOTO: AG La Plata)

 

Antes y después de la entrevista con TN, Medina habló a la multitud desde el balcón de la sede gremial. La primera vez lo hizo en tono desafiante. "Pretenden que este dirigente se quede con los brazos cruzados", agregó y avisó que sentía "la tranquilidad" de ser protegido por los trabajadores reunidos frente a la seccional local de la Uocra.

 

Pero en la segunda aparición de la tarde bajó el tono y les pidió a sus seguidores que no apelen a la violencia y que se manifiesten "en paz" porque no quiere "tres o cuatro Maldonados más", al tiempo que les avisó que sus abogados habían interpuesto un recurso de eximición de prisión.

 

La fiscal Cavallo denunció días atrás a Medina por "extorsión" y solicitó al juez Armella una serie de medidas de prueba sobre un tiroteo y supuestas presiones del gremialista que retrasaron las obras de la estación Parque Pereyra del ferrocarril Roca.

 


Medina al salir del edificio de la UOCRA y partir con rumbo desconocido (Foto: AG La Plata)

 

Juan Pablo Medina estuvo entre 15 y 20 minutos reunido de urgencia con sus abogados defensores. La sensación que había entre los más cercanos era que poco quedaba por hacer. Rápidamente Medina bajó la escalera. Escoltado por los seguidores y rodeado de un escudo humano se subió a un auto que lo esperaba en la esquina de 44 y 4 y antes de que lleguen las fuerzas de seguridad -que estaban en camino desde la ciudad de Buenos Aires- se dio a la fuga. Evitó así lo que podría haber sido una masacre. Los enrolados a la UOCRA, que desde el lunes a la tarde estaban en apostados a pocas cuadras del microcentro platense, no se iban a mover y hubiesen resistido la detención de Medina si la orden era esa. 

 

Pero cuando el secretario general del gremio de la construcción se subió al auto y partió con rumbo desconocido, su hijo -y virtual sucesor en la conducción del gremio- pidió "desconcentrar pacíficamente" desde el balcón en el que en un rato antes había hablado por última vez a sus seguidores el líder sindical.

 

Agustín Medina, convocó a todos nuevamente a la sede para este miércoles a partir de las 8 de la mañana. La avenida 44 desde la calle 4 a 6 es lo más parecido a un campo de batalla. Bajo la lluvia de este martes por la tarde quedaron escombros, en medio del asfalto, gomas quemadas en dos tramos distintos y alamabres cortando la calle. Las obras en toda la región de La Plata, están paralizadas y el conflicto continuará. 

 

 

Sandra Pettovello, ministra de Capital Humano. 
El intendente de Concordia, Francisco Azcué (UCR - Juntos por Entre Ríos), junto al exintendente y diputado provincial Enrique Cresto (PJ).

También te puede interesar