Lo había anticipado Letra P

Renunció el fiscal Cartasegna y quedó en manos de Vidal

El polémico funcionario desplazado presentó su dimisión "con fines jubilatorios" ante la Procuración General bonaerense. Vidal define si la acepta o no.

El fiscal platense Fernando Cartasegna, a quien se inició un jury por diversos incumplimientos, presentó su renuncia "con fines jubilatorios" ante la Procuración General de la Suprema Corte bonaerense, tal como anticipó este lunes Letra P.

 

 

La gran cantidad de pruebas en su contra (entre ellas, pericias psiquiátricas, psicológicas y tecnológicas) aportadas por expertos de Gendarmería Nacional pusieron contra las cuerdas a uno de los fiscales predilectos de la ex procuradora María del Carmen Falbo.

 

 

En su escrito, Cartasegna subrayó que se desempeñó "casi 30 años en la justicia" platense, "de los cuales los últimos diez" los pasó "como Agente Fiscal a cargo simultáneamente de las Fiscalías 4 y 9 y como Fiscal referente del Departamento Judicial de La Plata de Delitos Conexos a la Trata de Personas y Pedofilia y Pornografía Infantil en la Red".

 

Además, el funcionario, en su escrito, confirmó otro anticipo de este medio. La renuncia es para acceder al beneficio de su jubilación, para evitar el peligro de una destitución y sus consecuencias en la posible pérdida de beneficios de la seguridad social.

 

Ahora la dimisión deberá ser avalada por la gobernadora María Eugenia Vidal, según establece el camino administrativo habitual. En caso que la jefa de Estado bonaerense no se la acepte, se abre un panorama de incertidumbre para el futuro de Cartasegna.

 

Independientemente de este capítulo burocrático, las causas penales seguirán su vía normal. El funcionario está acusado de graves delitos y tiene investigaciones abiertas en las fiscalías 1 y 11 de La Plata, a cargo de Ana Medina y Álvaro Garganta, respectivamente.

 

En ambas unidades de investigación tiene pedidos pendientes de procesamiento y deberá presentarse a declarar como cualquier ciudadano.

 

LAS IMPUTACIONES. Según la denuncia del procurador Julio Conte Grand, Cartasegna cometió los delitos de “incumplimiento de los deberes de funcionario público, omisión de los deberes del cargo e incumplimiento de promover la persecución y represión”.

 

Cartasegna también fue imputado por la fiscal Medina, que investigaba el presunto ataque que sufrió en su despacho, donde supuestamente intentaron ahorcarlo y fue –según su propio relato- golpeado y maniatado. Allí apareció en el piso escrito con azúcar el apellido “Nisman”, en referencia al fallecido fiscal de la causa AMIA.

 

Medina comprobó en la causa que unos panfletos que habían aparecido en el baño de los tribunales con la foto de Cartasegna y la leyenda “Sos el próximo Nisman” fueron impresos “en un dispositivo instalado en el despacho del fiscal, conectado a su PC y que era de su uso exclusivo”.

 

Cuatro días antes del supuesto ataque a su despacho, Cartasegna había denunciado también que había sufrido el primer ataque cuando se dirigía a la fiscalía y, al menos dos hombres y una mujer vestidos con ropa de policía antigua, lo golpearon cuando bajaba del auto.

 

Además, una auditoría realizada luego en su fiscalía detectó graves anormalidades en el funcionamiento, lo que motivó una denuncia penal ante el fiscal Álvaro Garganta, quien citó a indagatoria a Cartasegna.

 

pilar suma 200 nuevos efectivos policiales al sistema integral de seguridad
El presidente Javier Milei y el gobernador Maximiliano Pullaro, el jueves, en el acto oficial del Día de la Bandera.

También te puede interesar