ELECCIONES 2017

El PJ porteño se desperoniza como CFK y pide “tarjeta amarilla” a Macri

Sin liturgia ni canto de la marcha, la lista de Filmus y Recalde reclamó a la militancia convocar a “ex novios y ex novias” para sumar votos a su “boleta de la esperanza”. El foco en la clase media.

El Partido Justicialista y el kirchnerismo porteño siguieron el modelo de campaña “soft” de Cristina Fernández de Kirchner para el cierre de campaña en la Ciudad: hablaron cuatro candidatos enumerando “historias de vida” de los “afectados” por las políticas de Mauricio Macri, no hubo liturgia peronista ni se cantó la marcha, pero se pidió “sacar tarjeta amarilla” al gobierno de Cambiemos.

 

La lista Unidad Ciudadana dentro del frente Unidad Porteña eligió la sede de la Universidad Metropolitana del Trabajo y la Educación (UMET) para culminar la campaña proselitista de cara a las PASO del 13 de agosto. La sede la ofreció el titular del PJ porteño, Víctor Santa María, que recorría las instalaciones de su universidad desde temprano. Lo mismo hizo Juan Manuel Olmos, principal jefe de campaña del kirchnerismo y el peronismo en el distrito.

 

En el escenario estuvieron los precandidatos a diputados nacionales Daniel Filmus y Gabriela Cerruti, junto a los aspirantes a legisladores porteños Mariano Recalde y María Rosa Muiños. Cada uno dejó en claro el vuelco en la estrategia comunicacional del kirchnerismo: en los discursos proliferaron el relato de historias de vidas, anécdotas y testimonios de vecinos de la Ciudad “afectados” por las políticas de Cambiemos con quienes dialogaron durante la campaña.

 

Ese giro discursivo tuvo como corolario el pedido del voto este domingo en la Capital, pero con un agregado que dejó en claro Filmus: “Le sacamos tarjeta amarilla al Gobierno”. En el lanzamiento de Unidad Ciudadana y en un acto en Plaza de Mayo el kirchnerismo capitalino ya ensayó esa jugada: candidatos y vecinos se juntaron para sacar la tarjeta como “advertencia” a Cambiemos. La idea, según pudo saber Letra P, surgió de la cabeza del catalán Antoni Gutiérrez Rubí, consultor y asesor en comunicación de Cristina Fernández de Kirchner.

 

Según Filmus, esta elección es “decisiva para el futuro de Argentina”. “Algunos nos quisieron llevar al debate del 2015 y otros al del 2019, pero está elección no tiene otro debate posible más que decir si estábamos mejor hoy o en diciembre de 2015”, describió el ex ministro de Educación con una velada crítica a Martín Lousteau y los candidatos de Cambiemos, que en la Ciudad se presenta bajo la alianza Vamos Juntos.

 

“Macri nos decía que la Argentina había arrancado y que crecía. Lo único que crece es la desocupación y la pobreza”, fustigó. Después, cruzó a la primera candidata a diputada nacional de Vamos Juntos, Elisa Carrió, que esta mañana pidió “perdón” por “errores no forzados” que cometió el Gobierno.

 

“No son errores, son políticas destinadas a privilegiar a unos pocos y dañar a la mayoría”, criticó el primer candidato del kirchnerismo y la cuestionó por citar a Eva Perón. En el acto de cierre de campaña del oficialismo, la líder de la Coalición Cívica sostuvo que “si Evita viviese, los mataría”.  

 

“No se atreva a citar a esa gran Argentina que dijo que se viviese mataría a alguien porque Evita es sinónimo de amor, dignidad y paz. Si estuviera acá estaría recorriendo la Ciudad y acompañando a todos los que son víctimas de una política de Gobierno destinada a dañar la mayoría”, lanzó.

 

 “La gente está Angustiada por el futuro y el presente”, sostuvo Muiños y enumeró datos de la gestión porteña de Horacio Rodríguez Larreta, otro de los blancos del kirchnerismo durante el cierre de campaña. Si bien la estrategia, al igual que en Provincia, es nacionalizar la discusión, la diputada peronista hizo hincapié en la Capital.

 

“Hay cinco mil personas en situación de calle”, marcó y sostuvo que “en la calle nos dicen que este no era el cambio que buscaban”. “Cambiamos para peor  nos repiten los vecinos porteños”, enfatizó. “Si después de 10 años gobernando a Ciudad estamos como estamos, imagínense gobernando la Nación”, cerró. En tanto, Gabriela Cerruti pidió por la aparición de Santiago Maldonado.

 

En tanto, Recalde reconoció que el PJ y La Cámpora encararon una campaña “distinta” en la Ciudad “tratando de ser la voz de aquellos que no tienen voz en los medios”.

 

“En los barrios vimos las consecuencias de un gobierno injusto e insensible e incapaz. Veníamos viendo el deterioro económico y social pero este mes se nota con mucha más crudeza con testimonios más conmovedores y dramáticos”, reveló.

 

Al tiempo que enumeraba historias de vida los “afectados” por la política económica marcó que “la clase media también está sufriendo el ajuste”.  Según el ex presidente de Aerolíneas Argentinas, las PASO “es un momento para expresare no sólo para decirle al Gobierno que así no vamos bien, sino que así no se puede seguir”.

 

“Si quieren darle un mensaje directo para frenar este gobierno no hay muchas opciones, hay una sola que es Unidad Ciudadana”, concluyó.

 

El show de Filmus. Tras los discursos de Muiños, Cerruti y Recalde, el ex ministro de Educación optó por una alocución más descontracturada y se permitió verter algunas bromas desde el escenario del salón de actos ubicado en el subsuelo de la UMET.

 

En ese sentido, marcó que como quedaban pocos días para las PASO los candidatos debían redoblar esfuerzos y recorrer más barrios pidiendo el voto por Unidad Ciudadana. “Es una buena excusa para llamar ex novios y novias”, soltó entre risas y pidió que “en todas las esquinas estén pidiendo el voto” para la nómina que compite en internas con Honestidad y Coraje (Guillermo Moreno y Gustavo Vera) y Ahora Buenos Aires (Itai Hagman y Jonathan Thea).

 

Mientras explicaba el concepto de “sacar amarilla”, Filmus pidió “cambiar la tarjeta” por la boleta de Unidad Ciudadana y votar a la lista que aglutina a La Cámpora, Nuevo Encuentro y el PJ en la Ciudad. Sin embargo, la boleta le jugó una mala pasada: cuando la quiso sacar del bolsillo trasero de su pantalón, el ticket electoral salió con la foto de Recalde únicamente.

 

Al comprobar que abrió la boleta por la mitad en la que se exhiben los aspirantes a legisladores, se lo tomó con humor y dijo: “No voten solo a Recalde, voten a Filmus también”.

 

Acto seguido, los presentes levantaron todos las boletas mientras sonaba “Pará la mano” de la banda Arbolito, aunque algunos esperan la Marcha Peronista.

 

“Ayer te volví a ver sonriente”, anuncia la canción que va de la mano con el discurso de Unidad Ciudadana y que quedó cristalizado en el lema de campaña que estamparon en las redes sociales en modo de hastagh: “Así no vamos bien”. En Provincia, los candidatos de CFK repiten el “Así no se puede seguir”. Pequeños matices de una campaña que es idéntica a ambos lados de la Avenida General Paz y el Riachuelo.

 

Miguel Pichetto (HCF) con Cristian Ritondo (PRO), durante el debate de la ley ómnibus 
Ricardo Gil Lavedra.

También te puede interesar