Santa Cruz en llamas

Alicia K. pasó más de 15 horas encerrada en Gobernación por una nueva protesta

La gobernadora recién pudo salir por la madrugada, debido a una manifestación de maestros, empleados públicos y jubilados que bloquearon los accesos del edificio.

En medio de una crisis que se agudiza por la parálisis de los servicios públicos básicos, Alicia Kirchner, quedó encerrada una vez más en la Gobernación de Santa Cruz, donde debió atrincherarse por más de 15 horas a raíz de una nueva protesta de maestros, empleados estatales y jubilados que bloqueaban los accesos del edificio.

 

Según informaron medios locales tras la jornada de tensión, la ex ministra de Desarrollo Social de la Nación salió de la Casa de Gobierno provincial alrededor de las 5.30 por la salida lateral del edificio gubernamental que da a la calle Comodoro Rivadavia, en Río Gallegos.

 

La protesta se había iniciado al mediodía cuando, luego de una reunión entre la mandataria y representantes de la oposición, cuatro mujeres integrantes de la agrupación “Padres Unidos” lograron ingresar a la Casa de Gobierno para exigir la inmediata resolución del conflicto docente.

 

Además, unas 200 personas se ubicaron en los accesos por las calles Alcorta y Comodoro Rivadavia y frente al ingreso a la Jefatura de Policía de Santa Cruz, en reclamo del pago de salarios y el inicio de clases en la provincia.

 

Los gremios de docentes ADOSAC y AMET iniciaron este lunes una nueva huelga de 120 horas, mientras los estatales de ATE hicieron lo mismo pero por 72 horas, y los profesionales de la salud nucleados en APROSA paraban por tiempo indeterminado.

 

En busca de apoyos para afrontar la crisis, Kirchner había recibido durante la mañana a  legisladores nacionales por Santa Cruz: Alfredo Martínez y Héctor Roquel por la UCR; y Virginia García, María Ester Labado y Mauricio Gómez Bull por la agrupación La Cámpora.

 

A principios del mes de abril, la gobernadora fue obligada a permanecer dentro de la Casa de Gobierno hasta la madrugada por una manifestación de estatales y poco después, cuando estaba acompañada por la ex presidenta Cristina Kirchner, fue atacada la residencia oficial.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.
El presidente Javier Milei y la gerenta del FMI Kristalina Georgieva. 

También te puede interesar