Segundo atentado

Ahora atacaron al fiscal Cartasegna en su propio despacho de tribunales

El funcionario judicial de La Plata, que había sido golpeado y amenazado el sábado, fue encontrado maniatado en el piso de su oficina. Habían reforzado su custodia, pero estaba solo.

Cuatro días después de haber sido golpeado y amenazado de muerte -con recortes de diario referidos al fiscal fallecido Alberto Nisman-, Fernando Cartasegna apareció este miércoles en su despacho atado de manos y pies y amordazado con cables. Según confirmó el procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, los atacantes escribieron "Nisman" en el piso con azúcar.

 

“Con esta no vas a poder”, fue la amenaza contra el fiscal el pasado fin de semana, cuando fue brutalmente golpeado por un grupo de personas. Más concretamente el sábado, cuando Cartasegna -de turno- se dirigía a la UFI Nº4 de La Plata. Según su propio relato, frenó en un lugar y en un horario “donde no debía” para enviar un mensaje, cuando dos hombres y una mujer que lo venían siguiendo lo abordaron y le propinaron una fuerte golpiza.

 

“Ellos me lo dijeron antes de golpearme y durante: ‘Vos metiste presos a los barras, pudiste sacar los prostíbulos, pero con ésta no vas a poder’”, relató el fiscal en diálogo con A24. También recordó que le advertían: “Yo recaudo en un día lo que vos ganás en un mes”.

 

Cartasegna estaba solo. No contaba con la custodia habitual. La agresión tomó otro tenor cuando los atacantes empezaron a nombrar a los hijos del fiscal. Nombres, días, horarios. “Me pegaron y no se conformaron con eso: dejaron panfletos en mi casa y en la Fiscalía”, comentó.

 

Este miércoles fue encontrado en su despacho maniatado y también golpeado, como el fin de semana.

 

"Lo encontraron maniatado con unos cables, lo intentaron ahorcar", dijo, por su parte, su colega Marcelo Romero en diálogo con el canal A24.

 

"LO AMORDAZARON BOCA ABAJO". El procurador general de la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires -el jefe de los fiscales bonaerenses-, Julio Conte Grand, manifestó declaraciones en la puerta de la Fiscalía y brindó más detalles del caso: "Transmito la tranquilidad de que el fiscal se encuentra en muy buen estado de salud; solo se encuentra con alguna desestabilización emocional", comenzó.

 

"Nosotros tuvimos la información y vinimos de inmediato", indicó y continuó: "Fue agredido en su oficina, tomado por la espalda por una persona que no pudo identificar. Lo ataron y amordazaron boca abajo; además, le hicieron una manifestaciones intimidatorias". 

 

"No tenemos precisión de lo que ha dicho ni tampoco lo voy a transmitir porque tiene que ver con la investigación", siguió. "Pudo llamar y pedir auxilio", dijo Conte Grand y agregó que "esta investigación va a continuar, existe un circuito periférico de cámaras de seguridad. No había seguridad personal, había seguridad del edificio, que es la habitual, y la oficina estaba cerrada con llave por dentro, de acuerdo a lo que él ha manifestado".

 

"Vamos a reforzar la custodia", cerró.

 

Martín Menem. 
El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  

También te puede interesar